lunes, 5 de agosto de 2019

El club de los mentirosos

MARY KARR

  • Traductora: Regina López Muñoz
  • Tapa blanda: 520 páginas
  • Editor: Periférica & Errata Naturae; Edición: En coedición con la editorial Errata naturae (28 de septiembre de 2018)
  • Colección: Periférica & Errata Naturae
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8416291535
  • ISBN-13: 978-8416291533

                                                                    MI OPINIÓN
"El club de los mentirosos" es una dura historia que deja una huella indeleble en el corazón del lector.

Autobiografía novelada de la autora que se centra en una infancia muy difícil y lejos de la mítica felicidad que se le presupone a ese periodo. Marcada por el alcoholismo de sus padres y sus terribles  consecuencias para ella y su hermana la historia se desarrolla en una pequeña localidad de Texas donde todos están dispuestos a murmurar y cotillear pero se cuidan mucho de hacer algo al respecto. A pesar de que junta una buena colección de putadas, Mary lo cuenta con esa capacidad de normalizar que tienen los niños y con unas dosis de humor que lo hacen tolerable.

Por supuesto tenemos narrador en primera persona que conecta con el lector ya desde el inicio. Tiene un estilo muy directo y un lenguaje descarado, a veces, soez y malsonante pero lo cierto es que no se le va la mano ni abusa, solo que hay que cosas que no tienen otro nombre y contarlas de otra manera es enmascararlas y hacer que pierdan credibilidad. Esa es una de las grandes virtudes de este libro, lo real que resulta todo, cómo al leerlo tienes la sensación de que te lo está contando a ti de verdad, en persona.
Aunque use ese lenguaje casi barriobajero e incluso que pueda parecer inculto, no lo es, porque está integrado en un texto muy bien elaborado, con unas metáforas y recursos que utiliza con habilidad haciendo subir la calidad. No es algo que pueda escribir cualquiera. Recrea un mundo también muy concreto y una sociedad dura. Lo hace describiendo su hogar y su entorno más próximo, fijándose en detalles de esos que se atan a los recuerdos.
Apenas hay diálogo pero tampoco se echa de menos. La trama fluye y aunque hay momentos tranquilos, no se detiene. Suceden muchas cosas, muchas anécdotas que van conformando la historia. Lo peculiar es el humor que tiene que me ha hecho reír en muchas ocasiones, es una mezcla peculiar de sarcasmo, ironía y mala leche que le viene perfecto.

Los personajes mueven la novela, llegan de su mano a un lector que no puede evitar implicarse y sentir unas ganas atroces de ir a sacudirlos para que despierten a algunos, abrazar a esas niñas perdidas y darle un sartenazo a más de uno sino fuera porque ya es demasiado tarde. Porque gracias a ellos o a pesar de ellos, según el caso, este libro lo que consigue sobre todo es provocar emociones. Tres son las que al menos han predominado en mi caso, rabia, ternura y tristeza. Si bien he confesado que antes me he reído mucho con algunas de las ocurrencias de Mary o su manera de contar las cosas, también me he hartado de llorar con un par de ellas. Es muy duro, de verdad os lo digo, cuesta mucho pasar por ellos pero dejarlo sería abandonar a Mary y no se lo merece.

En la última parte de una novela dividida en tres, hay un cambio en el tono, pierde esa frescura y ese sentido del humor pero tiene el final más bonito y perfecto que he leído en muco tiempo.

En conclusión, una novela genial, con un estilo muy personal y diferente, brutalmente honesta recomendada para todos incluso a los que no les guste leer.

PUNTUACIÓN: 4,75/5

28 comentarios:

  1. Lo tengo en versión digital. No todas las opiniones coinciden con la tuya; hay varios que dicen haber abandonado hacia la mitad. Yo, en cambio, le tengo fe.
    Debe ser que la imagen de portada es tan sugerente... tan invitadora... Sólo queda esperando su momento.
    Gracias por tus líneas, que refuerzan mi fe en ella.
    Besitos medievales (por la fe).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, por favor, tenés que leerlo. Hazlo por mí. Me gustaría mucho saber tu opinión. No sé las razones de esos abandonos. No es fácil leer una historia así sobre una infancia ni escuchar a un niño expresarse de tal forma que a su lado un estibador marsellés parece un erudito. Pero el libro merece la pena. De verdad, palabra de cantinera.
      Besitos ilusionados.

      Eliminar
  2. ¡ay! ¡Lo compré hace tiempo! pero tuve que hacer un regalo de emergencia y, como no podía ir a comprar nada, pues lo regalé. Y me olvidé de él... Ahora te leo y me da pena haberme olvidado de él. Lo buscaré, aunque no sé cuándo, porque últimamente llevo una temporada que no consigo leer mucho, la verdad. Me llama mucho la atención lo que comentas del lenguaje. Siendo mucha curiosidad.

    Besos, Norah Kohler

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, vaya, cómo ha podido ser... Lo del lenguaje es sorprendente porque la niña suelta unas cosas por la boca, que algunas creo que no las había oído antes. Pero lo hace a veces conscientemente y otras desde la inocencia. La verdad que está tan bien contextualizado que no se ve forzado ni exagerado sino que es natural.
      Tienes que conocer a Mary.
      Besote.

      Eliminar
  3. ¡Hola! las biografías puras no me atraen demasiado (aunque alguna he leído que me ha apasionado) pero al ser novelada, la cosa cambia. No me asustan las novelas duras, todo lo contrario y que provoquen emociones, ¡me encanta! Además si está narrada desde el punto de vista de un niño que vive las cosas en primera persona, puede ser interesante.
    Esta vez no siento ansias de leerlo, pero lo tendré en cuenta por si cae en mis manos
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Esta vez no me voy a pasar con el entusiasmo pero si lo ves cerca, atrápalo y dale una oportunidad. Es muy interesante porque además cuenta muy bien cómo funciona la mente de un niño, cómo interpreta las cosas y se aferra a lo que sea. Estos son vecinos de los de Peyton.
      Besotes

      Eliminar
  4. Para mí, una obra de ficción capaz de hacernos llorar y reír es un buen libro. No es sencillo mover al lector a la emoción, al miedo, a la risa... No sé si me gustará lo del lenguaje soez, pero hace tiempo que tenía este título en el punto de mira por las buenas críticas. Y sobre todo me has dejado con la miel en los labios al decir eso del final más bonito que has leído en mucho tiempo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que con el final andaba desconfiada por el cambio de tono en la última parte que se pone más seria y pierde esa frescura y me daba hasta pena que terminara así pero pasa una cosa y hace unas reflexiones que te dejan esa sensación de haber leído un gran libro.
      Besos

      Eliminar
  5. hola Norah!! muy contenta con tu proposición ya que la desconocía y me encanta conocer mas títulos y autores! sigo paseando por tus letras, abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! No es una lectura fácil pero compensa muchísimo.
      Abrazos

      Eliminar
  6. En esta ocasión no estoy de acuerdo. Me resultó insufrible. No me emociono, no la terminé y no pude con ella.

    ResponderEliminar
  7. No pasa nada, además lo tienes clarísimo. Está bien también tener otras opiniones y puntos de vista.

    ResponderEliminar
  8. Veo opiniones contrarias de esta novela y me hace dudar un poco. En cualquier caso me alegro de que la hayas disfrutado tanto. Yo me lo sigo pensando. ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un poco de todo. La verdad es que yo he conectado, hemos tenido feeling. Se ve que es una novela que según te pille y hay opiniones para todos los gustos y eso también es chulo. Tú a deshojar la margarita. ;)
      Besos

      Eliminar
  9. ¡Hola! En principio no entra dentro de lo que solemos leer y se ve bastante dura la historia, pero por otro lado, que te haya dejado tanta huella nos atrae. Más adelante quizás.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues no, la verdad es que no lo veo mucho en la línea de lo que soléis leer. Tampoco es un libro que haya gustado a todo el mundo así que no pasa nada si no lo lleváis.
      Besos

      Eliminar
  10. Woooohhh!! Ni idea de este libro pero visto lo visto habrá que anotarlo. Eso sí, lo dejaría para otoño. He leído una novela dura y real también hace muy poco y prefiero no solapar sensaciones. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, después de una lectura así prefiero esperar antes de abordar otra que me pueda remover. No es plan de estar todo rato estrujándonos el corazón. Para otoño me parece bien.
      Besos

      Eliminar
  11. Una portada de lo más sencilla y sin embargo me parece maravillosa. Y en cuanto a tu reseña... ¿Rabia, ternura y tristeza? Son cosas que me encanta sentir con una lectura y al mismo tiempo, las que peor cuerpo me dejan. Seré masoquista, pero siento mucha curiosidad y más si dices que tiene semejante final, que después de ese huracán de emociones casi es lo que te pide el cuerpo, por lo menos cerrar el libro sabiendo que ha sido una lectura memorable. En la biblioteca van a estar contentos conmigo, si.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada la han clavado. Pues sí, te quedas un poco regular pero este libro luego te recompensa y la sensación final es muy dulce. Creo que te puede gustar mucho, anímate.
      En la biblioteca que no se quejen, que sin lectores no tendría sentido que existieran.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  12. Hola Norah!! Es un título que vi hace tiempo, pero no me decidía. Tomo buena nota de tu recomendación. ¡Genial reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana!! Me alegro de que te animes porque es una lectura complicada por el tema pero que compensa.
      Besos!!

      Eliminar
  13. Mira que me resulta difícil decirte que no, pero en esta ocasión no me llama. Creo que he leído y visto demasiado sobre infancias difíciles. Seguramente me estoy perdiendo algo grande, pero en estos momentos se me hace cuesta arriba. Aun así, aquí me tienes en esta cantina tuya que se adivina tan fresquita, esperando tu próxima sugerencia. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cantina tiene microclima y se está fresquito siempre y no hace frío tampoco.
      Es verdad que siempre el mismo tema cansa, y más cuando se vuelven "modas". Yo también he tenido bastante ya de infancias horribles pero éste ha merecido la pena aunque tardaré en volver. Es que duele. Ya habrá más de otros temas que seguro te llaman.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Ay este me lo han recomendado hace nada! Espero hacerme con él, que me picaron para leerlo y ahora con tu reseña, más aún =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mola mucho. Es diferente y de los que te tocan la fibra aunque a veces un poco crudo. Será una gran lectura.
      Besotes

      Eliminar