En el horno

LA BABILONIA, 1580. SUSANA MARTÍN GIJÓN
 Año del Señor de 1580. Sevilla vive su momento de máximo esplendor como capital del comercio entre el Nuevo y el Viejo Mundo.
La Flota de Indias de Su Majestad está a punto de zarpar cuando la piel arrancada del rostro de una mujer y su cabellera pelirroja aparecen ajustadas como un disfraz macabro al mascarón de proa de la Soberbia, el buque de guerra que abre el convoy. Próxima al barrio portuario del Arenal, en una zona cercada por altos muros, se encuentra La Babilonia, el prostíbulo más cotizado de la Mancebía y donde ejerce Damiana. A pocos metros de allí está el convento de las carmelitas descalzas, donde vive en clausura sor Catalina. Ambas fueron amigas en la infancia y se verán unidas de nuevo a fin de averiguar quién cometió tan brutal asesinato y por qué. 

LA CIUDAD Y SUS MUROS INCIERTOS. HARUKI MURAKAMI
Poco se imagina el joven protagonista de esta novela que la chica de la que se ha enamorado está a punto de desaparecer de su vida. Se han conocido durante un concurso entre estudiantes de diferentes institutos, y no pueden verse muy a menudo. En sus encuentros, sentados bajo la glicinia de un parque o paseando a orillas de un río, la joven empieza a hablarle de una extraña ciudad amurallada, situada, al parecer, en otro mundo; poco a poco, ella acaba confesándole su inquietante sensación de que su verdadero yo se halla en esa misteriosa ciudad. De pronto, entrado el otoño, el protagonista recibe una carta de ella que quizá suponga una despedida, y eso lo sume en una profunda tristeza. Tendrán que pasar años antes de que pueda atisbar alguna posibilidad de reencontrarla.
  Y sin embargo, esa ciudad, tal y como ella la describió, existe. 

4 comentarios:

  1. A mí el de Stephen King me gustó. El de la abuela Lola está tiendo buena acogida. Ya me contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de La abuela Lola lo he dejado, leí unas doscientas páginas aproximadamente pero no va a ninguna parte. Es bonito y muy tierno pero muy muy pesado y no sucede nada.

      Con el de King voy por la mitad y si no lo estropea está siendo el mejor libro en muchísimo tiempo.

      Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Hola, Norah:
    No me resultaba muy tentador, y menos después de tu opinión, así que lo dejaré pasar sin remordimiento :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, remordimientos 0. Bastante tenemos con tener que escoger porque no podemos leer todo lo que nos gustaría.
      Besos

      Eliminar