lunes, 10 de abril de 2017

La biblioteca de los libros rechazados

DAVID FOENKINOS


         "Escribir para uno mismo sería como hacer el equipaje para no marcharse."

    Traductoras: María Teresa Gallego Urrutia, Amaya García Gallego
  • Tapa blanda: 296 páginas
  • Editor: Alfaguara; Edición: 001 (2 de febrero de 2017)
  • Colección: LITERATURAS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8420426377
  • ISBN-13: 978-8420426372
                                                       MI OPINIÓN
"La biblioteca de los libros rechazados" es una historia adorable, una fábula moderna con tintes misteriosos y enredos bien explicados con el peor epílogo de la historia universal de la literatura.

Así somos los lectores, nos dicen "libros" y "biblioteca", y ya salimos corriendo en dirección a la novela. Y a los que pretendemos escribir cuando ya nos traen escritores y rechazados y esas cosas, entonces, la locura. Así que fue ver este título que además viene de un autor que me gusta para apuntarlo directamente en los libros a leer de inmediato.

Todo empieza cuando un señor solitario decide crear una sección en la biblioteca municipal de un pueblecito bretón en la que colocará manuscritos rechazados, la única condición es que sea el propio autor el que entregue en persona la obra. La idea se la cogió prestada a un escritor Brautigan, que creó una igual en USA, y por lo visto eso es real. El caso es que ahí es donde se va a gestar un misterio, donde se van a concentrar todas las subtramas que irán surgiendo a lo largo de la novela de la mano de un escritor rechazado, una editora, un pizzero y su familia y un crítico literario.

Me gusta mucho cómo escribe Foenkinos, es a veces sutil y otras muy claro pero siempre con mucho respeto por las palabras. Es como un artesano que poco a poco va dando forma a su criatura literaria, pieza por pieza. Todas, elaboradas con el mismo cuidado se van ensamblando para formar una historia a veces triste, nostálgica, misteriosa y sobre todo tierna. Es el sentimiento que mejor define este libro, la ternura, provocada por muchos de los personajes y por supuesto antes del epílogo.
Aunque propone un juego misterioso que mantiene vivo el interés del lector acerca de la autoría de uno de esos manuscritos, el caso es que lo importante no es eso, lo importante son las vidas de las personas que transitan por él.

Está contada por un narrador omnisciente en tercera persona, sin trucos raros ni perspectivas novedosas, dividida en varias partes no muy extensas que a su vez  tienen capítulos por lo general cortos. Hay muchos diálogos pero también narración donde debe haberla, descripciones sencillas que dejan los detalles en manos del lector que se ubica fácilmente. No entiendo por qué muchos de los diálogos terminan con " -...", como si un personaje dijera la última palabra y el otro se quedara sin saber qué contestar. A veces está bien pero me pareció demasiado frecuente.
Es sin duda una novela de  personajes, casi sin describir su aspecto físico, se fija en su forma de ser, les llega a lo más profundo a todos y va contando sus historias que harán que decidamos si nos ponemos de su parte o deseamos que les caiga una maceta en la cabeza. Los personajes masculinos se dividen en dos equipos, los torpes encantadores y los cabrones, los personajes femeninos, salvo uno un poco más ambiguo, son todos bastante majos, es fácil empatizar con ellas, apenarse con sus infortunios y alegrarse de su buena suerte cuando les toca.

Es una novela que admite dos tipos de lectura, una ligera, más superficial que se quede con lo básico de la trama que es bastante original en su desarrollo y otra más profunda. Hay mucha crítica en el libro al mundo editorial y a ciertas facetas de la sociedad y sus valores actuales, incluso en algún momento el autor se pone un poco tontito en plan sobrado, pero se le perdona, es un solo un aire que le da y se le quita igual de rápido.

No es un libro apto para muggles, si no crees en la magia mejor olvídate porque hay que aceptar ciertas cosas y no ponerse estricto con la verosimilitud, es simplemente una historia para dejarse llevar, para disfrutar y no pensar si eso pasa en la realidad o no, porque no, normalmente muchas de esas cosas no pasan. Porque en ciertas partes del libro llega una remesa de casualidades que es un poco complicado de admitir si no estás predispuesto. Avisados quedáis, que luego no quiero disgustos.

También hay un pasaje que me ha recordado mucho a otro de una novela que leí hace tiempo de un autor muy conocido pero no lo pongo porque sería una putada si no lo habéis leído aún.

Pero si decides creer en lo que pasa es una delicia de historia, es apasionante y te hace sentirte bien leyéndola, descubriendo lo que sucedió, viajando a ese pueblo encantador y además tiene un final precioso antes del epílogo maldito.

Y ahí vamos, al epílogo, a ver cómo lo explico, ¿tiene coherencia con el resto de la novela? Sí, ¿explica cosas que se habían quedado un poco en el aire y algunas que chirriaban un poco? También. ¿Era necesario? Por supuesto que NO, no rotundo, gigante, con letras brillantes. Había quedado una historia tan bonita, de esas que te reconcilian un poco con todo lo que sucede en el día a día, que de verdad, no sé qué necesidad tuvo de hacer eso.
El epílogo le da un significado diferente, es cierto que algunas cosas que eran un poco extrañas cobran sentido y que si piensas un poco te das cuenta de que había pistas por el camino. Y no, que nadie me venga diciendo que se lo había imaginado porque no me lo creo, como los que sacan oposiciones a director de la NASA sin estudiar, eso no.
Y reconozco que da muchísimo juego, ayuda a entender qué quería contar el escritor además de la historia, su mensaje, pero aun así...eso no se hace. Sí, estoy muy cabreada, lo reconozco, y seguro que se me pasa, pero bueno, es lo que hay ahora mismo. También es verdad que da para reflexionar mucho y para ir de tertulia.

En conclusión, un libro necesario para todos los amantes de la lectura, para cualquiera que quiera dejar de lado un rato las dificultades del día a día. Casi para volver a ser pequeño y disfrutar de un cuento de hadas donde no faltan villanos, héroes, bonitos paisajes y todo lo que una buena historia necesita.

    "Y ambos sabían que eso que estaban viviendo no sucedía nunca. O sucedía a veces en la vida de los demás."

PUNTUACIÓN: 4,5/5 otro epílogo de estos y no te salvas...

40 comentarios:

  1. Ha habido un anuncio de este libro como novedad para 2017 por aquí; de eso me sonaba su título. Lo cierto es que aún no ha comenzado la Feria del Libro local...
    Sabía lo de Brautigan, porque he leído alguno de sus títulos e investigué sobré el. Pareciera que Foenkinos ha tomado esa idea para construir su novela.
    No digo que no, pero estoy un poco cansado de los libros que hablan de libros y bibliotecas. Además, tengo 'Charlotte', del mismo autor, esperando aún. Sólo lo apunto para cuando llegue.
    Besitos -muy- lluviosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, le ha tomado prestada la idea y la ha transformado en un bonito cuento. Mientras llega y no, disfruta de Charlotte, que a mí me la han recomendado para disfrutar con calma.
      Besitos cofrades

      Eliminar
  2. Solo he leído un libro suyo que me gustó mucho y me has dejado con ganas de repetir con este, y eso que no me había fijado demasiado en él
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te va a encantar, seguro. No lo dejes pasar.
      Besos

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Qué lástima, pero no pasa nada, ya vendrán otros.
      Un beso :)

      Eliminar
  4. No he leído nada del autor y cada vez estoy más convencida que este puede gustarme mucho. Buena reseña ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, es una novela con mucho encanto, fácil y agradable.
      Muchas gracias,
      Un beso

      Eliminar
  5. Leí "Estoy mucho mejor" de este autor y me gustó, y este también me apetece, descontando lo del epílogo que nos cuentas. ¿se puede leer el libro y pasar del epílogo? entonces sería mejor ¿no?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que puedes pasar del epílogo, convierte la novela en un libro diferente. Espero que se le quite la manía de los epílogos. Solo leí La delicadeza y tengo apuntado Charlotte, pero claro, trayendo biblioteca, se ha colado.
      Besos

      Eliminar
  6. Tiene muy buena pinta y es diferente a lo que normalmente vemos por todas partes, solo por eso ya despierta mi curiosidad.
    Lo anoto.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura estupenda y sí, es un soplo de aire fresco. Apunta y nos cuentas.
      Besos

      Eliminar
  7. PUes todavía no me he estrenado con el autor. Y por lo que cuentas, ya estoy tardando mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es un autor que merece la pena si te gustan los libros con sentimientos y ternura aunque siempre hay un toque triste.
      Besos

      Eliminar
  8. No te leo, no te leo, que lo tengo en casa y quiero leerlo pronto. Pero te prometo que cuando lo termine, me paso por la cantina y comentamos. ¡Me encanta Foenkinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota de la promesa. Luego comparamos. Te va a gustar mucho.

      Eliminar
    2. Lo terminé de leer anoche y quiero escribir la reseña hoy, pero te adelanto: me cabreó mucho el final, pero mucho-mucho. ¡Foenkinos, eres un tramposo!
      Creo que esta vez hemos coincidido en la opinión sobre esta lectura. A las dos nos encanta cómo escribe David y este libro tenía frases para enmarcar a mansalva (¡sobre todo sobre escritores!). Me encanta su sentido del humor, y sus personajes, como tú señalas, el ingenio que derrocha y esa manera tan original y fresca de contarnos historias y gestos cotidianos de manera que hasta parecen nuevos.
      Pero, ¿el final? Cierto, le da una interpretación totalmente distinta a la historia pero se la carga sin remedio. ¡No hacía falta! Ya ves lo cabreada que empiezo la semana.
      Besotes.

      Eliminar
    3. Es un envidioso. Creo que tuvo envidia de sus personajes y quiso además ir de guay dándole ese giro al final para trastocarlo todo. Como que le había parecido que la historia había quedado muy convencional y dijo, pues ahora verás.
      Entiendo tu cabreo y espero que escribas la reseña antes de que se te pase.
      Besos

      Eliminar
  9. No he leído a Foenkinos, pero tu cabreo epilogal me ha dejado con curiosidad oye. Además, soy de esos que en cuanto huele un poco de metaliteratura, voy casi corriendo.

    Te contaré si me animo ;)

    Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huele a libros para chiflados de las historias como nosotros. Mira, yo creo que a ti el epílogo te puede gustar, le verás más la gracia que yo.
      Ya me dirás se sube al desván o no. ;)
      Un besín!

      Eliminar
  10. Mi relación con Foenkinos es de amor-odio. 'La delicadeza' no me convenció mucho, la verdad. Me pareció muy bien escrito, pero el personaje protagonista no lo soporté. Pero luego vino 'Charlotte', que me dejó absolutamente noqueada y me fascinó. El otro día tuve este libro entre las manos, le di mil vueltas, y al final me llevé a otro. Me ganas para la causa con lo de los muggles, pero eso del final...

    Besos, Norah Granger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el personaje ambiguo al que me refiero con éste es parecido al de la delicadeza pero todos los demás merecen tanto la pena, que por un garbanzo malo no vamos a tirar el saco, en este caso.
      Tengo pendiente Charlotte por tu recomendación, que yo no pensaba leerlo pero me gustó lo que me contaste así que ahí anda, pero la librería se ha colado.
      Lo del final va a ser cosa muy subjetiva, habrá gente que lo prefiera.
      Besos, Dorothy Wesley. ( es que el de la cicatriz es un poco repelente).

      Eliminar
  11. La delicadeza no me convenció del todo y ahora me dejas con la duda. Quizá este sí me gusta, habrá que tenerlo en cuenta.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este igual al haber tema bibliotecario...pero el estilo es el mismo, no sé yo si te convencería.
      Un besito

      Eliminar
  12. Jo jo jo, has dado en el clavo. escuchar libros y bibliotecas o librerías y salimos de estampida hacia donde suenan esas voces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son como cantos de sirena y no hay quien nos ate al mástil.

      Eliminar
  13. La delicadeza me gustó mucho y tengo pendiente Charlotte de la cual he leído maravillas. Esta me llama mucho lógicamente pero creo que me haré con ella en cuanto lea Charlotte
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué fuerza de voluntad la tuya. Yo también quiero leer Charlotte y espero hacerlo pronto.
      Un beso!

      Eliminar
  14. Bueno, ya sabes que esperaba la reseña, sabes que con lo que dices me convences y sabes que correré a leer el libro... hasta hago como que no me entero de ese epílogo horroroso, que son cosas que hacen que me chirríen los dientes en las lecturas, y me tiro sin red. Lo he tenido un par de veces en las manos y al final lo he dejado, pero de la tercera no pasa.

    Voy a mirar de qué va esa Charlotte de la que tanto habláis.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes saltar tranquila, caerás en un lugar cómodo, ya vas a ver. Charlotte fue una mujer admirable con una dura historia detrás. A ver qué tal te sienta a ti el epílogo.
      Besote!

      Eliminar
  15. Anda! No conocía ni al libro ni al autor, así que me lo apunto. Además me quedo por este rinconcito para seguir apuntando libros en mi laaaarga lista de pendientes por leer.
    Saludos.
    Violeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida! Es una buena opción para conocer al autor, es una novela cómoda de leer que va a gustar en general.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Bah, cómo eres, que te gusta dejarlo ahí, con la miel en los labios. ¿Y qué les pasa a estos pobres infelices? A pesar de ese epílogo innecesario del que hablas, me dio curiosidad, no me importaría leerlo.
    "Está contada por un narrador omnisciente en tercera persona, sin trucos raros ni perspectivas novedosas...", me hizo gracia esto. Comentario de lectora veterana, que no le gusta que le hagan perder el tiempo, jajaja.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, no te lo voy a contar todo, que le quito la gracia. Y para eso ya están las sinopsis de las editoriales. Pues fíjate que yo creo que a ti te va a gustar el volantazo que da con el epílogo. Si te animas, me cuentas.
      Es que una ya tiene una edad y el tiempo apremia.
      Un beso ;)

      Eliminar
  17. Lo tenía descartado, Norah. Ya te vale, bonita. Lo de las oposiciones a la Nasa está clarísimo. Hombre ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, que tú también me lías a mí, no te quejes. Además está chulo para ir luego al despachito a debatir.
      Mira, no puedo con esa gente de "uy, yo vine por probar, que no me preparé nada, casi no vengo siquiera". Es que me dan ganas de...

      Eliminar
  18. A mi también me gusta mucho como escribe este autor y lo que cuentas, unido a lo que dices: las palabras libros, bibloiteca y rechazados ya hace que me atraiga más todavía
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este es de los nuestros, ¡a disfrutar! Es que son como imanes gigantes.
      Besos

      Eliminar
  19. No he leído nada de Foenkinos, no sé porqué, pero tengo dudas y a la vez curiosidad. Está claro que este libro me llamó la atención, y creo que caerá. Pero tengo una curiosidad ¿el epílogo es del propio Foenkinos?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que te gustaría pero no en favoritos sino como lectura para relajar, como otros leemos thrillers o algo romántico. Y sí, el epílogo es suyo, de puño y letra, es que tiene una manía de hacer ciertas cosas...
      Un abrazo

      Eliminar