lunes, 22 de mayo de 2017

El chal

CYNTHIA OZICK    


  • Traductora: Eugenia Vázquez Nacarino
  • Tapa blanda: 104 páginas
  • Editor: LUMEN; Edición: 001 (8 de septiembre de 2016)
  • Colección: LIBROS ILUSTRADOS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8426402054
  • ISBN-13: 978-8426402059

                                                              MI OPINIÓN
"El chal" es dolor.

Tengo que escribir esta reseña cuanto antes porque necesito consuelo y alivio para el dolor que provoca. Porque sé que en la cantina hay muchos que me van a entender y porque por alguna razón, contar las cosas las hace más pequeñas, menos graves. Quizás sea por eso que de algunas casi no se puede hablar.

Qué difícil es escribir una reseña cuando te has quedado sin palabras ¿verdad? después de una lectura que te las roba como te roba casi el aliento. Me ha recordado por qué no puedo leer estas historias, ha reavivado lo que siento cuando leo novelas buenas sobre el tema y por qué apenas me lo puedo permitir.
Yo no quería leerlo pero llegó inesperadamente, lo gané en un sorteo y además en un sitio muy especial, así que no me quedó otra opción. Tuve que juntar todo el valor del que dispongo además de imaginación para mantener la esperanza en un final feliz, para enfrentarme a la dura historia de una mujer y dos niñas en un campo de concentración y lo que pasó después. Qué significa ese después, qué valor tiene, qué sentido le da a lo que ya no saben si llamar vida es la razón de ser de la novela.

Este libro consta de dos relatos, "El chal", demoledor, triste, estira tanto del corazón que parece que se va a llevar un pedazo. "Rosa" no tendría sentido sin "El chal" y "El chal" sería insoportable si no viniera con "Rosa".
No hace concesiones al lector, la autora no quiere ahorrarle nada porque no le parecería justo con sus personajes hacerlo ni tampoco consigo misma, porque quizás también buscó compartir su dolor para hacerlo más llevadero.
Es un grito para darle voz a todos los que no la tuvieron y llamar la atención de los que miraron para otro lado pensando que "aquello no era asunto suyo. Un libro muy necesario en su época, para que lo que sucedió no cayera en el olvido. Sinceramente pienso que ya no hacen falta más libros sobre el Holocausto judío, ya no debe quedar nadie que no lo sepa, y los que aún no se han enterado nunca lo harán. Sé que a muchos os gusta el tema y las novelas sobre la Segunda Guerra Mundial, pero tenéis mogollocientas, en serio,es imposible que se os puedan acabar, así que creo que con las que hay, ya vamos cubiertos.
También habrá quien piense que quiero tomar la actitud de dar la espalda a la realidad y vivir en el mundo piruleta. No es eso, es que me sobran los detalles que forman imágenes que luego me acompañan demasiado tiempo. No necesito saber tanto para entender que en una guerra no se reparten caramelos por las mañanas ni llueven flores brillantes por las noches.

La historia está contada con frases cortas, como si al narrador le costara hablar, como si con las palabras se le escapara la vida. Es concisa, con un toque lírico que la hace más intensa, con pocas palabras dice tanto... No me cabe duda de que la autora tiene muchísimo talento y leería más obras suyas si fueran de otro tema. En el segundo relato, aparece un personaje maravilloso, que va a ser el protagonista de unos diálogos muy ingeniosos y los momentos más fáciles de llevar, incluso diría que ha traído la luz, tenue y parpadeante, pero está.

El libro me ha gustado, mucho, incluso me ha gustado que me haya hecho sentir tanto a través de las palabras, es este tipo de historias te recuerda cuánta humanidad te queda todavía detrás de la coraza que nos ponemos para lidiar con el día a día.

Tengo que decir que en la edición de Lumen, hay un epílogo que no me ha gustado nada, no porque esté mal sino porque viene a explicar lo que has leído y no lo veo necesario. Con casi todos los libros pasa, pero más aún con estos tan emotivos y de sensaciones con los que cada lector tiene una experiencia distinta y este epílogo la contamina.
Lo que sí me han gustado son las ilustraciones, en el mismo tono de la novela, pero igual de expresivas y bellas a su manera.

Es una novela para leer en un día aunque no del tirón porque deja triste, muy triste y al terminar tienes que hacer un duelo literario en soledad, recogerte, y a lo mejor llorar. Y seguir, porque no nos podemos quedar ahí atrapados ni cargar solos con todo el dolor del mundo.

Lo recomiendo a cualquier apasionado de la lectura y que tenga la suerte de conmoverse con los libros. Es decir, a todos los que pasáis por aquí. Eso sí, tened a mano una colección de pelis Disney para verlas todas juntas después.

PUNTUACIÓN: 4,5/5 Lo siento.

lunes, 15 de mayo de 2017

El bazar de los malos sueños

STEPHEN KING
     




"La parte de mí que crea historias existe solo en soledad. El que aparece en público para contar anécdotas y responder preguntas es un mal sucedáneo del creador de historias."


  • Traductor: Carlos Milla Soler
  • Tapa dura: 608 páginas
  • Editor: Plaza y Janés; Edición: 001 (9 de febrero de 2017)
  • Colección: EXITOS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8401017327
  • ISBN-13: 978-8401017322

                                                               MI OPINIÓN

"El bazar de los malos sueños" es una colección de relatos desiguales, bocetos que incluyen buenas ideas donde se encuentra la esencia del autor y a ratos se vislumbra su genialidad.

Tener muchas ganas de hacer la reseña del libro que acabas de leer porque te mueres por "quitártela del medio" es mala señal, bastante mala en realidad. He acabado harta de King, eso no es bueno porque cuando el libro te gusta te quedas con ganas de más, no de menos como es este caso. Y el problema se acentúa porque además los que menos me han gustado están al final y cada vez costaba más mantener la esperanza de encontrar otro que te gustara.


En estos relatos vamos encontrando todo lo que King siempre hace, los mismos lugares, el pueblo de siempre, a veces la ciudad, los personajes reconocibles como el alcohólico, el profesor de literatura, el negociante incauto, o el que lo junta todo. Las mujeres que parecen víctimas y acaban por convertirse en verdugos o heroínas, y los mismos temas, la muerte, el más allá, la fantasía, la otra realidad. Y eso es lo bueno, que no defrauda, que empezar a leer cada uno es como abrir un regalo inesperado que viene sin pistas. Enseguida te encuentras y casi puedes adivinar lo que va a ocurrir. 


No he leído todo lo que King ha escrito, no creo que nadie lo haya hecho, bueno, Tabitha sí pero es que ella vive de eso y además está casada con él, el amor es lo que tiene y el cargo lleva la carga, pero aún así no he encontrado nada arriesgado, original.  No es un problema tampoco, porque aun así se ha sacado cuatro ases que vaya tela. Son impresionantes y solo por ellos ya merece la pena trajinarse el libro entero por si aparece otro de esos. 


"Batman y Robin tienen un altercado", "La duna", "Niño malo" y "Más allá", son toda una lección de narrativa, un voy a enseñarte todo lo que soy capaz de hacer con mi máquina de escribir, calla, lee y aprende. Tienen unos personajes perfectamente dibujados, descritos con precisión y que enganchan el lector a una trama en la que todo encaja al final para dejarte fascinado. En los tres primeros hay cierta lección moral, se leen casi sin respirar por la tensión y el miedo a lo que va a suceder, lo estás viendo y no puedes hacer nada para evitarlo, como cuando ves que el vaso se va a caer de la mesa, se hará añicos pero sabes que no puedes llegar a tiempo para cogerlo. En "Más allá" se muestra este King de ahora que le ha dado por la ternura, la nostalgia y los buenos sentimientos, es el postre perfecto.


Un relato que podría haber entrado aquí si no fuera porque le sobran unas pocas páginas en las que se enreda y da unas cuantas vueltas innecesarias. Se trata de "Ur", que por otra parte contiene una de las mejores ideas y buenos personajes.


Aparte de estos cuatro relatos lo que más me ha gustado es que antes de cada relato cuenta cómo surgió la idea, por qué quiso escribirlos y qué pretendía transmitir al lector.


Luego están los relatos que están bien, son correctos y tienen sus luces y sombras. En ese grupo entrarían la mayoría: "Área 81" donde vuelve a los coches hambrientos, "Premium Harmony" que es como una bofetada por la frialdad con la que aborda cierta cuestión pero aun así merece la pena, igual que "Necros",  "No anda fina"  y "Pimpollo", donde recupera el tema paranormal, "La moral" es interesante pero tiene un aire desagradable que no me ha gustado, demasiado salvaje sin necesidad como "Herman Wouk todavía vive". Excepto el último, que es bastante corto, a los demás les sobran páginas y a ratos pierden ritmo.


Hay otros que por su final confuso me han dejado fría como "Una muerte" y "Ese autobús es de otro mundo", este último es una castaña por mucho que quisiera arreglarlo, un ni sí ni no ni todo lo contrario.


"El diosecillo verde del sufrimiento" lo escribió para él, así que preguntadle a él.


Y luego están los que nunca debieron estar, vamos que el editor no se leyó el libro y pasaron, y Tabitha pues no sé, querría vengarse de él porque no puso la lavadora, yo qué sé. El caso es que pasaron la criba y ahí están, infumables, eternos que parece no van a tener fin, aburridos, sin chicha, y los premiados son: "La iglesia de huesos", "Tommy" (estos dos son poemas, no preguntéis porque en español quedan como frases cortas sin más), "Billy bloqueo" y "Trueno en verano" mortales de necesidad y "Fuegos artificiales en estado de ebriedad" el tiro de gracia por si aún te queda aliento.


Mi recomendación es que los leáis en orden inverso a como vienen en el libro, ojalá alguien me hubiera dicho esto a mí, o piense igual que yo. Porque así os pasáis lo peor y luego ya, viene la fiesta grande.


Lo recomiendo para los que nunca han leído nada de King y quieren saber de qué va la cosa y para los que echan de menos al King de antaño, que aquí hay algo de eso y merece la pena el esfuerzo. Además ya os he dicho los que molan, ¿qué más se puede pedir?



       "Cada vez que uno ve algo de un color vivo, alguien enciende la máquina de la lluvia, y eso de color vivo siempre destiñe."


PUNTUACIÓN: 3/5 Tabitha, no me bajes la guardia.





lunes, 8 de mayo de 2017

La insólita pasión del vendedor de lencería.

ASAKO HIRUTA
  •                                       


  • "A partir de ahora me gustaría vivir considerando que estoy siempre en mi mejor momento."

  • Traductora: Marta E. Gallego Urbiola
  • Tapa blanda: 224 páginas
  • Editor: Reservoir Books; Edición: 001 (26 de mayo de 2016)
  • Colección: RESERVOIR NARRATIVA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8416195870
  • ISBN-13: 978-8416195879

                                                       MI OPINIÓN
"La insólita pasión del vendedor de lencería" es un cuento de hadas para adultos con todo lo que eso significa (que nadie diga que no aviso), que deja cierto poso de melancolía acompañado de una sonrisa.

Satsuko es una mujer de 32 años que se encuentra en un momento confuso de su vida, está sola y no sabe muy bien qué siente al respecto, tiene dudas. Todo comienza cuando entra a comprarse un sujetador en una tienda donde le atiende un hombre experto en la materia. La tienda se convertirá así en el lugar donde ella se refugia y donde intentará encontrar la solución a sus conflictos. 

Reconozcámoslo, la mayoría de nosotras no entraría siquiera en la tienda de lencería de las de tú a tú si ve que el que atiende es un hombre, en este caso es joven pero creo que si fuera mayor la cosa aún sería más complicada. Y menos para explicarle cómo son tus tetas y cómo te gustaría que fueran. Es cuanto menos peculiar que la autora haya elegido este lugar como símbolo de todo lo que nos quiere transmitir con su historia, pero también es el mayor acierto. Hay miles de libros en los que los personajes entran en establecimientos donde pasa algo inesperado y mágico que les cambia la vida pero suelen ser otro tipo de tiendas, las más populares son las librerías, las jugueterías o  las tiendas de antigüedades así que en este caso ha sido una especie de vuelta de tuerca, de marcar diferencia que la autora ha sabido manejar. Es el tipo de riesgo que te lleva a hacer un libro chulo o a cagarla.

Es un cuento y como tal sigue todas las normas, no solo en lo referente al esquema con planteamiento, nudo y desenlace sino que aparecen los obstáculos, las pruebas a superar y los enemigos a batir. A ratos parece literatura chick-lit pero no lo es, sí que roza lo superficial pero son breves pinceladas que no molestan sino que ayudan a aligerar otros momentos más complicados y no dejan que decaiga la sensación de estar leyendo algo que sienta bien. Yo diría que pertenece a ese género, al sientabien pero en versión oriental.
Relatado en tono desenfadado, dividido en capítulos que tienen versiones de títulos de películas, el narrador omnsiciente se centra en la protagonista, Satsuko, y toda la historia está contada a través de sus ojos y sus vivencias, todo lo que siente mientras intenta manejar una vida que a veces cree controlada y otras ve que se le escapa de las manos. Es un personaje que sin darte cuenta te va calando, es adorable y muy fácil de comprender. No te das cuenta, de hecho me ha pasado algo curioso, que durante la mayor parte de la lectura tenía la sensación de que estaba leyendo una historia bonita, que me provocaba sensaciones agradables sin más, pero de repente sucede una cosa y me doy cuenta de que me estaba gustando mucho más de lo que pensaba y que ella me había calado.

El resto de personajes, incluido el chico de la tienda, son también tolerables y alguno de ellos, se hubiera merecido más espacio, en concreto una señora que aparece en un par de escenas pero de las que te gustaría haber encontrado en más ocasiones porque se ve que tiene mucho que decir y que aportar.

La trama es muy parecida a la de las comedias clásicas, ese tipo de enredos superficiales, que caen simpáticos y entretienen pero tampoco van mucho más allá. De hecho a ratos tenía la sensación de que era una historia que me parecía entretenida y poco más. Ya sabes, como cuando te presentan a alguien y luego te preguntan si te gusta y tú dices eso de: bueno, es simpático. Pues así, estaba con la novela en esos pasajes: me caía bien pero faltaba algo.

Y ese algo llegó. No puedo decir que llegara tarde porque en ningún momento me he aburrido con el libro, ni he tenido la sensación de que se alargara sin sentido, pero ha durado poco. No sé por qué a la autora le entró la prisa y cuando llegamos ahí, pone el pie en el acelerador y luego hala, en pocas páginas finiquita la aventura. Lo explica todo sin perder el encanto, pero ese cambio de ritmo no era necesario y resta páginas que no hubieran estado de más y habrían redondeado la novela.

También hay que decir que retrata muy bien el sentir de parte de las mujeres de la sociedad actual y tiene razón en muchas cosas. Para mí la pega es que ese aspecto lo resuelve de un modo un poco superficial y facilón. Esto es una cuestión de gusto personal, y es que yo para esto estoy un poco en el lado oscuro, por eso me hubiera gustado otra cosa. Muchas quedarán encantadas con la idea. 

En cambio, el final me ha gustado, sobre todo por el sentido que da a toda la novela y el mensaje que deja, sea o no realista, eso no me importa. Para la realidad ya está la vida diaria, el telediario y los documentales, siempre lo digo. Para soñar y para todo lo demás, las novelas.

Recomendada para los que quieran una lectura agradable sin darle demasiadas vueltas, para dejarse llevar y pasar ratos divertidos y a la vez emotivos.

     "He pasado malas épocas y vivido experiencias que creo que no debería haber vivido, pero me guste o no son lo que me han convertido en la persona que soy y por fin creo que en este momento puedo estar en paz conmigo misma."

PUNTUACIÓN: 4/5 se te fue la mano con los polvos dorados.
Dedicada la reseña a Z por aquel mail.

lunes, 1 de mayo de 2017

Mujer bajando una escalera

BERNHARD SCHLINK

  • Tradutora: Txaro Santoro
  • Tapa blanda: 248 páginas
  • Editor: Anagrama; Edición: 1 (4 de mayo de 2016)
  • Colección: Panorama de Narrativas
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 843397954X
  • ISBN-13: 978-8433979544

"Mujer bajando una escalera" es un libro perfecto. Combina cosas tan complicadas como el thriller y las historias de amor verdadero y del poder de las palabras.

No hay absolutamente nada en este libro que quisiera cambiar, nada que me hubiera gustado que sucediera de otra forma, no imagino un final más adecuado y mejor contado que el que tiene. Con personajes distintos o mostrados de otra manera, no sería mejor y a la trama no le falta ni le sobra nada. Tengo tanto bueno que contar que no sé si la reseña estará a la altura.

La historia trata sobre un cuadro, la mujer que sale en ese cuadro y tres hombres relacionados con ella, el pintor, el marido y un abogado que pasaba por allí y acabó metido hasta el cuello. Este hombre es nuestro protagonista y nuestro narrador.

Contado en primera persona, desde lo más profundo, con una sinceridad arrolladora y una honestidad brutal, este relato se divide en tres partes. El narrador (tiene un nombre alemán raro, lo siento), nos va contando cómo conoció a los otros personajes, cómo esa historia tan importante del pasado modificó su vida después y cómo ahora, en el presente, ha vuelto para resolverse de una forma inesperada.

Lo que más me ha tocado es el personaje, es enorme, es una obra de arte en sí mismo, además quiero decir que me gustaría encontrar más personajes masculinos así. Es decir: que sean buenas personas, que no sean perfectos pero tampoco unos idiotas integrales, muy humanos, fuertes pero que no van a salvar el mundo y que sepan sacrificarse y no caigan en toda esa recua de tópicos que les suelen caer encima (matrimonio aburrido, amante joven, vicios, fracaso/éxito laboral...). Y además escrito por un hombre.
Solo por esto, el libro ya se había ganado un lugar importante para mí. Porque sí que hay muchos personajes femeninos así, sobre todo ahora que hay que reivindicar tanto y la pelea por la igualdad, pero no vamos a entrar en eso que nos mareamos. Aquí hablamos de novelas. Y en novelas, en ese sentido la cosa está desequilibrada, entiendo yo.
Y no es el único personaje que está bien, Irene es maravillosa pero tengo que decir que cuesta, o a mí me ha costado empatizar con ella, puede que a ratos dé pena pero no es fácil comprender algunas cosas que hace y sobre todo, la crueldad que tiene en determinado momento, es que hasta duele leer la frase, casi saltan las lágrimas y todo. Está al final de la página 189 pero no tiene sentido leerla sin saber la historia, pero para los que se animen...a ver si coincidimos.

El resto, aunque menos elaborados funcionan muy bien y la trama es genial, mantiene cierta tensión que ayuda al lector a evadirse y meterse en la novela y descansar un poco de las emociones. El estilo es muy sencillo, los párrafos son cortos y está muy cuidado, suena perfecto. Las descripciones son evocadoras, tiene un punto tal vez un poco surrealista pero con mucho sentido. A veces da la sensación de obra atemporal, como si no estuviera encajada en una época concreta aunque da detalles suficientes para saber dónde estamos. Tiene un aire a película de cine clásico, los personajes también y sería genial que alguien se animara a llevarla a la gran pantalla.

Es un libro para echar de menos, de esos que vuelves a abrir a ver si te encuentras algo nuevo, da pena terminarlo pero también produce mucha paz, una sensación de historia completa que no pudo ser de otra manera que solo te dejan las buenas novelas.

La historia de amor que contiene es una delicia, está llena de ternura aunque también haya desasosiego y a veces tristeza. El poder sanador y reconfortante de las palabras es el corazón del libro.

En definitiva, un libro de los que dejan huella, de los que emocionan y te hacen preguntarte cómo puede haber gente que aun pudiendo, vive sin disfrutar del placer de la lectura.

         "Y al anochecer, cuando se iluminan las ventanas...Cada ventana es una promesa de libertad y cobijo al mismo tiempo: libertad respecto a la vida anterior y cobijo en una nueva vida. En aquel momento, la simple lectura me despertó la nostalgia por otra vida en otro mundo."

PUNTUACIÓN: 5/5 de mayor quiero escribir así.