lunes, 3 de agosto de 2015

Paranoia

FRANCK THILLIEZ



  • Tapa blanda: 496 páginas
  • Editor: Destino; Edición: 1 (17 de marzo de 2015)
  • Colección: Áncora & Delfín
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8423349225
  • ISBN-13: 978-8423349227
  • Traductor: Joan Riambau Möller



  •                                                          MI OPINIÓN
    "Paranoia" es un juego macabro de arranque espectacular, desarrollo interesante y sentido cochambroso.

    No hay cosa literaria que me moleste más, bueno, quizás una o dos, pero vamos, esta es una de ellas, que dar el sentido a la historia que le da el autor en esta novela. No lo puedo decir porque sería una marranada para los que quieran disfrutar de esta lectura y además sé que hay mucha gente a la que le gustan estas cosas y no estaría bien amargarles la fiesta.

    Lo mejor del libro sin duda es el título, exacto, no hay otra manera de llamar a esta novela. Paranoia  hace referencia a una especie de juego de rol en el que participan ocho personas encerradas en un psiquiátrico abandonado para ganar trescientos mil euros. Hasta ahí todo está bien. Con un ritmo endiablado, poniendo los cebos más apetecibles, un lenguaje directo y muy visual el autor consigue atrapar y enredar para pasar páginas sin parar incluso acordarse de la historia cuando no estás leyendo y preguntarte qué pasará, cómo lo va a resolver.
    También la creación de ambientes está muy lograda, sin metáforas ni detalles superfluos y sin detenerse a contemplar nada, solo es el escenario que va a meterte en la historia. No es que sea muy original y si habéis jugado a cierto videojuego, os lo va a recordar mucho así como alguna que otra serie bizarra que hay por ahí. Lo del videojuego la verdad que está en ocasiones casi calcado.
    La proporción entre diálogo y narración es casi al cincuenta por ciento, todo sucede muy deprisa y queda muy claro lo que el autor quiere contar.

    Los personajes apenas están esbozados, la verdad es que no llegamos a conocerlos por lo que no empatizamos con ellos ni sufrimos tampoco, eso es un punto a favor, mierda, porque solo iba a ponerle uno y ahora tengo que poner dos. Pero es como digo un punto a favor ya que de lo contrario el libro sería un sufrimiento constante y tampoco se trata de eso así que nada, a favor.

    Y ahora llega el tío Paco con las rebajas, o en este caso, la tía Norah con la cuchilla. Es pasada la mitad de libro cuando sospechas por dónde van a ir las cosas y es este asunto el que digo que no me gusta nada, la sensación de pérdida de tiempo junto con la de tomadura de pelo. Me lo tomo muy a mal, lo sé y soy una exagerada ¡y qué le voy a hacer! Empieza la cochambre en el instante en el que ves que la cosa ya no va a mejorar, no es un bache, es una franca caída. Aun así seguí leyendo porque quería ver cómo salía del jardín Thilliez y salió por la puerta de atrás y a hurtadillas con un final que encima de "dedicado para tontos" porque ya habíamos entendido lo que sucedía pero aun así lo explica de nuevo, no explica algo muy importante o quizás es que haya continuación, todavía peor.

    Recomendado a medias, porque la verdad que se lee del tirón y la trama engancha por lo que reconozco el mérito.

    PUNTUACIÓN: 2/5 quién iba a decir que tú y yo tendríamos algo en común, con lo mal que me caes.

    lunes, 27 de julio de 2015

    Vestido de Novia

    PIERRE LEMAITRE



  • Tapa blanda: 296 páginas
  • Editor: Alfaguara; Edición: Original (30 de enero de 2015)
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 6071135338
  • ISBN-13: 978-6071135339
  • Traductores: María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego

  •                                                              MI OPINIÓN
    "Vestido de novia" es una novela asfixiante que no da tregua al lector que mantiene el interés hasta llegar a un buen desenlace final.

    No repito con este autor, lo digo ya de mano. Casi me ahogo leyendo este libro. La culpa la tiene la falta de tramos en los que tomar un respiro, asentar las ideas y los hechos que va relatando y suavizar la tensión. Es por estos motivos que se lee incómodo como si estuvieras sentado en una silla de madera con el respaldo roto.

    La historia va de dos asesinos o de uno según se mire. Dividido en cuatro partes y contando con distintos narradores, un omnisciente y otro en primera persona, lo que propone Pierre Lamaitre es un juego un tanto macabro. Describe con un lenguaje muy directo, frases cortas y sin apenas adornos una trama que impacta al principio y que también pasa por tramos algo tediosos en los que se detiene a describir rutinas repetitivas que tenían que haber ido a parar a la basura virtual del ordenador del autor.

    A lo largo del libro se van mostrando cartas pero tardaremos bastante en saber de qué va el juego, esa intriga es la que mantiene pegado a la novela, la que obliga a pasar página tras página. En ocasiones se torna desagradable incluso llegando a ser innecesariamente bizarro.

    Los personajes están perfilados con gran precisión sobre todo en su aspecto psicológico, son dos joyas, tanto el uno como la otra y aunque el final pueda parecer sorprendente, si uno se detiene a pensar un poco entiende que no había otra forma de concluirlo y que poco a poco todo lo sucedido ha llevado hasta ahí de forma natural. Junto a esos dos personajes principales hay otros secundarios de gran valor aunque se presentan de forma más esquemática.

    No he querido contar gran cosa del argumento, apenas nada porque creo que la "gracia" de este libro consiste en eso, en saber qué va a ocurrir así que recomiendo cogerlo sin saber casi nada, solo que es un buena novela de suspense, a la que le falta un poco de equilibrio y le sobran algunas enumeraciones de tareas pero que gustará a los adeptos del género negro y a los que no lo somos tanto pero que de vez en cuando nos gusta adentrarnos. No tanto para los que se deleitan con las investigaciones criminales porque de eso casi no hay nada, ni investigadores ni héroes de última hora.

    PUNTUACIÓN: 4/5 fue bonito mientras duró

    lunes, 20 de julio de 2015

    Suite Francesa

    IRÈNE NÉMIROVSKY


    AutorIrène Némirovsky
    EditorSalamandra
    Fecha de lanzamientooctubre 2005
    ColecciónNarrativa
    ISBN9788478889822
    EAN978-8478889822
    Número de Páginas480


                                                                    MI OPINIÓN
    "Suite Francesa" es una novela inacabada, una promesa que deja al lector en parte indiferente y en parte lamentando no poder leer el final.

    No solo es el final lo que le falta a la novela, falta más de la mitad que según los apuntes de la autora, pensaba escribir. Y creo que es demasiado.

    Dividida en dos partes, Tempestad y Dolce, se queda en el esbozo desarrollado de una idea que podía haber dado lugar a una gran obra. No falta el estilo de la autora, directo en cuanto a hechos y muy evocador y casi bucólico en las descripciones.

    La primera parte es una mera crónica, aséptica y descrita desde la distancia de la ocupación alemana de París. Nos narra cómo todos los personajes perfilados a grandes trazos recogen los bártulos y se van sin saber a dónde algunos y otros aun sabiendo dónde desconocen cómo llegar. Anécdotas, vicisitudes, contratiempos desfilan por las páginas como el paisaje visto a través de la ventana del tren, así es como lo he percibido yo, como algo que simplemente ves, de forma más o menos fugaz pero separado, sin que te toque. De vez en cuando atisbas algo que te hace girar la cabeza hasta que lo pierdes de vista y así ocurre en la narración, aparecen detalles o pasajes que te deslumbran pero que desaparecen en unas pocas páginas.
    En la segunda parte se vuelve más íntima, se centra en los personajes de un pequeño pueblo ocupado, en cómo se comportan en la nueva situación incidiendo sobre todo en los personajes femeninos cuando decide darle más profundidad a la trama, momento en el que la lectura atrapa incluso llegando a producir esa sensación de la que hablamos muchas veces de que todo alrededor nuestro deja de existir y solo queda la historia que estamos leyendo. Pero Irène es rácana con los sentimientos y los momentos de mayor carga emotiva y es una pena que lo hiciera así porque es lo mejor.

    La segunda parte no estoy segura de que esté completa, no recupera todos los personajes presentados en la primera y la trama se queda colgada. Pudo ocurrir cualquier cosa y se queda todo en el aire. Aquí es cuando me planteo si en realidad era necesario publicar esto ya que no puedo negar que pensé "¿para qué me das esto?". Quiero decir que no tiene mucho sentido publicar solo una idea o proyecto que sí, que los que nos gusta mucho la autora lo leeremos porque leeríamos cualquier cosa escrita por ella pero creo que en último lugar. No quiero pensar hasta qué punto se publicó para amortizar la situación.

    Al final hay varios apéndices, con anotaciones de la autora extraídas de sus cuadernos de apuntes y diario sobre la novela y varias cartas. Las anotaciones pueden dar pistas sobre lo que hubiera pasado pero tampoco es seguro porque imagino que hasta que no lo hubiera escrito no lo tendría claro. Las cartas ni se me ocurre leerlas, van por el tema judío y ya sabemos lo que pasó.

    En conclusión, que era un genio contando historias y que la barbarie nos ha privado de este final y de las demás obras que hubiera podido escribir. No lo recomiendo a los que quieran estrenarse con la autora, sí a los que ya han leído todo lo demás y solo les queda esto, es un pequeño consuelo. Muy pequeñito.

    lunes, 13 de julio de 2015

    El amante japonés

       ISABEL ALLENDE
     

  • Tapa blanda: 352 páginas
  • Editor: Plaza Y Janés; Edición: 001 (28 de mayo de 2015)
  • Colección: EXITOS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8401015723
  • ISBN-13: 978-8401015724                                      



  •                                                                      MI OPINIÓN
    "El amante japonés" pretende ser una historia de amor que se queda en relato de un apego con poco más apoyado en recuerdos y donde quedan restos del realismo mágico del que Allende parece empeñarse en renegar.

    No sé dónde se ha quedado la Isabel Allende de los "Cuentos de Eva Luna" y "Eva Luna" de la trilogía "Hija de la fortuna", las novelas que tanto me gustaban y que leí todas seguidas de un tirón, hasta pude con "La casa de los espíritus" y sus pasajes políticos que querría olvidar, incluso me conmovió con "Paula". Dice Allende que siempre empezaba sus novelas el seis de enero y yo siempre me acordaba ese día y me decía "Allende está empezando una novela ¿qué será?" Pero la magia de aquellas novelas se acabó, siguió  y sigue siendo una autora que crea atmósferas especiales como vuelve hacerlo en esta novela y es lo que más me ha gustado.

    Alma es una mujer que a lo largo de su vida confundió amor con muchas cosas, cometió errores (como todo el mundo) pero se empecinó en no aprender de ellos y cerró su corazón porque por mucho que ella se empeñe en demostrar que no, la verdad es que va por la vida con una armadura de hormigón, no siente ni padece más que por ese supuesto amor inmortal  al que hoy en día le daríamos otro nombre. Le cuenta su vida a Irina, una joven Moldava a la que contrata para hacer de secretaria y más o menos recadera. La joven tendrá otra historia que iremos conociendo poco a poco y que jamás podríais imaginar.

    A base de narraciones va desgranando las dos vidas de estas mujeres, más interesante la de Irina que la de Alma para mí, pero porque no me cayó bien de mano ni después, he podido entenderla pero no la tragué, no logré empatizar con ella. Como no me alegro del mal de nadie tampoco del suyo pero no me conmovió tanto como debía, va de víctima pero se lo lleva todo por delante. El amante, Ichi, es la otra pieza clave de esta novela que también tiene lo suyo aunque un pelín más comprensible lo suyo al principio, luego tampoco.
    Hay muy pocos diálogos en la novela y eso hace que los personajes se acartonen un poco ya que para mí los diálogos los hace más vivos y también ayudan a conocerlos. Allende no ha querido ponerlos y a mí me han faltado.

    Aun así es de ley reconocer que los personajes mueven la historia y es por ellos por los que sigues pasando páginas, se desangran en la historia y lo cuentan todo, son tan humanos que parecen a punto de saltar del papel.

    Aunque ya no hay realismo mágico que tan bien sabía manejar, sí que está su forma poética de escribir sin abusar de adornos, algo muy complicado de conseguir y que me sigue asombrando de ella. Las descripciones de lugares y personas son minuciosas, muy visuales y evocadoras. El contexto histórico del pasado de Alma está contado sin dramatismos excesivos ni detalles truculentos, los necesarios para entender lo que pasó sobre todo en una parte que es menos conocida y me ha resultado muy interesante, la otra es la de siempre.

    La sensualidad de los encuentros entre amantes también marca de la casa se agradecen hoy en día que hay tanta novela pretenciosa y que te llenan los párrafos de la palabra con la letra f y todo lo demás en plan tratado de anatomía humana. Por lo menos eso no lo hemos perdido.

    Pero lo malo son las repeticiones, la de veces que el narrador al retormar uno de los dos hilos argumentales, el de Alma y el de Irina, nos hace resumen de lo que llevamos son incontables, casi tanto como la descripción de Lark House, de hecho estuve a punto de contarlos. De verdad, son demasiados.
    Y con las repeticiones, en segundo lugar y muy de cerca es la cantidad de tópicos y estereotipos que hay, no los voy a poner porque me cargo la emoción de la lectura y mis cantineros no se lo merecen, pero de verdad, se le ha ido la mano. Y además me ha hecho enfadarme con la historia porque me han vendido amor pero me han dado otra cosa en realidad. Ha querido disculpar y defender lo indefendible con argumentos de tramposo por los que no paso.

    La novela me ha gustado, y creo que va a gustar a sus seguidores incluso aquellos que se desilusionaron con "El juego de Ripper", he vuelto a ver algo de la Allende por la que me quedé sin ir al cine por comprar sus novelas cuando era muy joven pero me ha sabido a despedida. De un tiempo a esta parte es como si hubiera renunciado a la escritora que era por su afán de reinventarse, a ver, que sí, que sigue siendo muy buena pero es que en lo suyo era un genio.

    PUNTUACIÓN: 3/5 La próxima vez te pones del lado de Delphine.

    lunes, 6 de julio de 2015

    El guardián de la luz

    ANITA NAIR



    Datos del libro

    • Nº de páginas: 432 págs.
    • Encuadernación: Tapa blanda
    • Editorial: DUOMO EDITORIAL
    • Lengua: CASTELLANO
    • ISBN: 9788492723607
    • Año Edición: 2015
                                                                    MI OPINIÓN
    "El guardián de la luz" es un cuento para mayores de trece años que a través de un viaje nos relata la historia de tres personas y el vínculo que las une.

    Esto va de un hombre somalí que se llama Idris que tras una noche mágica engendra un hijo al que va a buscar nueve años después porque Idris es de los que llega, se lo pasa bien pero luego coge las de Villadiego con la excusa chabacana de que su alma es inquieta y lo empuja a herrar por el mundo. O lo que es lo mismo, un caradura que se las da de místico, cualquier cosa menos honesto. El caso es que él se cree de verdad su excusa, de hecho tiene bellos sentimientos y una mentalidad adelantada a su tiempo ya que vive en el siglo XVII y es capaz de ver la barbarie de algunas costumbres de su época y tener mentalidad del XXI que para algunas cosas no es precisamente un piropo, pero en fin.
    El caso es que él vuelve a buscar a su hijo y se lo lleva de viaje durante un año en el que pretende enseñarle cosas de la vida.

    Vamos a ver. En esta novela se mezcla la crónica de la sociedad de esa época con el relato íntimo de la vida de sus personajes principales. Resulta muy interesante, los ritos, tradiciones y la mentalidad que tenían, cómo se estructuraba todo en base a la familia y al sistema de castas. Tiene un ritmo pausado, para leer con calma pero no requiere pararse demasiado, lo único que hay palabras indias escritas en cursiva que hay que buscar en un glosario al final del libro, pero en sí el libro es de muy fácil lectura.
    Ayudan mucho las descripciones para situarse tanto en el lugar, la India, como en el tiempo y entrar en la historia. Son muy efectivas y muy visuales, algunas llegan a ser también evocadoras y pintan situaciones bucólicas y hermosos paisajes. No abusa de adjetivos ni comparaciones, tampoco sobran adornos, más bien se vale de la habilidad para escoger las palabras adecuadas por lo que no se hace pesado.

    Los personajes son la base de una novela que a ratos pretende ser relato iniciático del niño Kendavar, el hijo de Idris, y aparecen varias lecciones o enseñanzas como parábolas que parecen cuentos dentro de la misma novela. Son muy cortas pero dejan alguna que otra reflexión de regalo para el lector. Estos personajes están muy bien perfilados aunque al final la sensación no ha sido tan buena como prometía al principio y aquí es donde aparece mi gran pero a esta novela.

    Idris acaba resultando ser una mezcla extraña, por un lado va enarbolando su espiritualidad y su búsqueda de la esencia humana junto con los valores que pretende transmitir a su hijo y por otro, es el amante infalible, va de profundo pero lo único que quiere es una mujer hermosa o como se diría hoy en día, una tía que esté muy buena para revolcarse, porque aunque él dice que se enamora y que ve más allá. A fin de cuentas va a lo que va y pese a que la autora quiere convencernos de que es diferente con una mujer que con otra no es así, ella lo cuenta igual y pasa lo mismo, ahí creo que ha fallado, si quería transmitirnos algo distinto tendría que haber escrito algo distinto.
    Las escenas de sexo son como anuncios de colonia pero con detalles, sí, amantes perfectos con la luz perfecta, a ratos va a parecer que se quiere poner sensual pero no, no es eso. Ellas son perfectas y él es esa criatura mágica que mezcla el porte de macho alfa con un saber hacer increíble, que no más las mira y ya sabe lo que quieren las mujeres cuyo placer le importa más que el suyo propio y echa unos polvos épicos. Y claro, ahí caen rendidas ellas que ya no pueden vivir sin él después de semejante encuentro. Pero digo yo, ¿ no daría un poco de miedo que alguien que te ve un rato ya sepa todo lo que quieres en un tema tan íntimo?

    Los personajes femeninos quedan un poco diluidos, tenemos a la mamá del chico que refleja a la
    mujer tradicional de la época a la que le pasa algo también muy tradicional en las leyendas y cuentos
    de aquellos tiempos pero que están descritas aquí con habilidad danto un toque mágico a la lectura. También tenemos a una prostituta que pasaba por allí y a una mujer que va de independiente pero está deseando pillar maromo que la ate. No hay personaje ni persona que más me enerve que estos independientes de postureo, caray, donde haya una persona honesta...¿qué de malo hay en reconocer que quieres compañía? Nada, otra historia es lo que quieras sacrificar por ello.

    El niño está bien, es un niño y no molesta, se comporta como tal y así actúa. También los amigos que se echan por el camino.

    El final es un final de cuento y no esperaba menos así que por ese lado he salido contenta. Lástima del tramo que hay un poco antes de ese final en el que se me han hecho un poco pesados y repetitivos los pasajes llegando a sobrarme alguno de ellos. No, no me refiero a los encuentros amorosos sino a lo que hacen los que van de viaje.

    Sin duda alguna me quedo con la autora cuando escribe historias de hoy, como El vagón de las mujeres, Lección de olvido o Las nueve caras del corazón.

    En resumen, un libro que en cierto modo se ha quedado corto porque en un principio parecía que iba a ser más profundo pero va perdiendo densidad según avanza. Lo recomiendo como lectura entretenida y si te interesa la ambientación india y el estilo de cuento.

    PUNTUACIÓN: 3/5 Anita, ¿te acuerdas cuando defendías a las mujeres? Pues eso, vuelve.

    lunes, 29 de junio de 2015

    La casa de las miniaturas

    JESSIE BURTON

    • Tapa blanda: 448 páginas
    • Editor: PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA S.A.; Edición: 1 (1 de mayo de 2015)
    • Colección: Narrativa
    • Idioma: Español
    • ISBN-10: 8498386748
    • ISBN-13: 978-8498386745



                                                               MI OPINIÓN
    "La casa de las miniaturas" es el fascinante retrato detallado de la sociedad holandesa del siglo XVII en la que viven unos personajes que se quedarán después de la lectura. Sin embargo...

    A Nella la mandan casarse con un rico comerciante holandés, muy obediente ella llega procedente de su aldea a su nuevo hogar en Ámsterdam donde va a empezar una nueva vida que ya se imagina feliz y en la que pone muchas expectativas. Nadie le dijo a Nella lo malas que son las altas expectativas para la salud mental así que según pone pie en la casa empieza a comprobar cómo nada es tal cual ella se lo había imaginado. Hasta aquí lo normal. Hasta que su marido que no parece tener nunca ganas de fiesta le hace un regalo, una casa de muñecas para que se entretenga. Así contacta Nella con un miniaturista que le va a mandar extraños paquetes. Completan el reparto un mayordomo negro, una criada que al principio está un poco tiesa pero enseguida se descubre lo salada que es y la cuñada,  Marin que está amargada o eso parece.

    El narrador en tercera persona y a través de los ojos de Nella nos cuenta esta historia dividida en cinco grandes partes y cada una de ellas en varios capítulos que cuentan con su propio título. En las primeras trescientas y pico páginas va dejando cebos que mantienen el interés del lector en una trama que promete mucho, con su toque de misterio incluso pero se centra sobre todo en el funcionamiento de la sociedad del momento, del comercio y en particular y haciendo especial hincapié en la situación de la mujer, en la libertad que tiene o querría tener. Utiliza a los personajes para representar varias opciones.
    A través de descripciones minuciosas crea una atmósfera opresiva pero muy visual y que transporta al lector tanto a la ciudad como a la casa, lo mete en la historia lo que le permite captar y entender los sentimientos y actitudes de cada uno de los personajes.

    En el último tramo del libro, abandona esa casi obsesión por contar los detalles una y otra vez de la vida cotidiana para centrarse en la trama. El libro cambia de ritmo y capta la atención por completo, impidiendo abandonar la lectura ya que aquí ya estás atrapado por los personajes. Se lee con urgencia por conocer el final aun sabiendo que eso quiere decir que se acaba el juego.

    Los personajes son magníficos, escarba en su mente para dar a conocer todo lo que piensan y lo que sienten, son complejos y esconden historias algunas cotidianas y otras excepcionales. Aunque el más detallado es el de Nella, niña convertida en mujer a golpe de infortunios y contratiempos nos gana desde el principio, los demás no se quedan atrás y ninguno de ellos nos dejará indiferente.

    Con estos mimbres la cesta tenía que haber sido espectacular y en parte lo es pero ha quedado sin rematar, en parte porque ocurre una cosa inverosímil por completo, caray, si tienes personajes humanos tienen que funcionar como tales, pero no solo eso sino que el miniaturista casi desaparece de la historia, como si la autora no lo hubiera recordado hasta el final lo abandona mucho tiempo y su resolución resulta forzada y encima desperdiciada. Digo yo, que en vez de haberse puesto tan cansina, porque en alguno momento lo fue con el tema costumbrista y comerciante se hubiera centrado en el miniaturista la cosa hubiera cogido consistencia. No es lo peor tampoco, otro de los flecos que quedan sin rematar que el propio narrador resuelve diciendo "nunca lo sabremos", lo peor es una cosa que pasa justo al final, cuatro hojas antes de acabar que apetece arrancar y hacer confeti con ella, de hecho manipula a los personajes y los fuerza, los ata literariamente para que no suceda lo contrario. Este hecho que no debería haber sido así es como una hostia con la mano vuelta en la cara del lector que no se la merece y que es algo que suele pasar a menudo en primeras novelas, supongo que por impresionar.

    En conclusión, una lectura entretenida, interesante que aporta mucho más que el mero entretenimiento que podía haber sido perfecta pero también digo que mucha gente estará de acuerdo con el final y no le molestará tanto como a mí, así que leed y luego discutimos.

    PUNTUACIÓN: 3,5/5 no seré yo quien ponga la otra mejilla.

    lunes, 22 de junio de 2015

    Un hijo.

    ALEJANDRO PALOMAS









  • Tapa blanda: 288 páginas
  • Editor: La Galera; Edición: 1 (18 de marzo de 2015)
  • Colección: Bridge
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8494185756
  • ISBN-13: 978-8494185755

  •                                                       MI OPINIÓN
    "Un hijo" es un relato conmovedor que busca emocionar y enternecer al lector.

    Guille es un niño con unos gustos raros, dice que quiere parecerse a Mary Poppins lo que hace que su profesora se preocupe y llame a su padre al despacho. Después aparece la psicóloga, María para terminar de armar el lío. Entre todos nos contarán la historia de Guille y su padre, su madre ausente y los gustos e intereses poco habituales del niño.

    Dividido en varias partes cada una con su título, los personajes van tomando la palabra en cada uno de los capítulos que lleva su nombre. El cambio de tono, de vocabulario y de forma de expresarse es muy claro y es lo que va a definir también cada uno de ellos. Los capítulos de María han sido para mí los más interesantes, reflexivos y profundos, los que han dado un poco más de espesura al libro que por lo demás se queda demasiado sencillo. La trama en sí parece novedosa al principio pero una vez que vemos por dónde va, podemos recordar muchos libros y películas que ya han recorrido este camino. Lo nuevo en este caso, es incorporar varias voces para contar la historia mezclando lo infantil con lo adulto. Esto le da dinamismo, la hace más entretenida y ayuda a empatizar con los narradores-personajes ya que son honestos y hablan de sus sentimientos.

    El núcleo de la historia sin duda alguna es Guille, se desenvuelve muy bien y a veces incluso demasiado maduro para su edad. Es el típico personaje bombón al que es casi imposible resistirse (hay gente con el corazón muy duro) pero que a base de relatar su historia como si nos estuviera
    mirando a los ojos es difícil de abandonar. El padre bastante tiene con lo suyo y es un hombre muy
    normal. La psicóloga es el otro personaje entrañable del libro que a veces está a un paso de caer en el pozo de almíbar.

    Definitivamente yo diría que es un libro infantil o casi juvenil con un final adulto.

    Lo que más me ha gustado del estilo de Alejandro Palomas es un sensibilidad, la ternura y el simbolismo que está presente a lo largo de toda la lectura. El claro homenaje a Mary Poppins si te gusta y el final, cómo da sentido a todo en poco más de una frase.
    Lo que menos es casi lo mismo, que esas virtudes a veces se han excedido y le han restado viveza. Descubre las cartas demasiado pronto y el lector se entera enseguida de lo que está pasando mientras los personajes, en concreto la profe y la psicóloga están con la torrija. Me ha sobrado un resumen que hace al final a modo de por si no te has enterado voy a explicártelo todo (otra vez). Y parte de la escena final que ha sido un poco incongruente con lo pregonado todo el tiempo.

    Y la edición, un despilfarro de papel, el libro tiene casi cuatrocientas páginas que bien podían haber sido doscientas, tiene unos márgenes en los que cabría otra novela, una letra para miopes (gracias) y muchos dibujos que ayudan pero vaya...señores de La Galera, un poquito de por favor.

    En conclusión, una lectura recomendable para sentirse bien y terminar con una sonrisa, porque a ver a quién no le gusta recordarse lo bueno que es.

    PUNTUACIÓN: 3,5/5  supercalifragilisticoespialidoso

    Esta reseña forma parte de la lectura conjunta organizada por Marga Ramón y Marisa G., además gracias a ellas y a la editorial conseguí el libro en un sorteo.
    http://librosyexcursiones.blogspot.com.es/
    http://booksandcompanies.blogspot.com.es/