lunes, 17 de abril de 2017

Como fuego en el hielo

LUZ GABÁS


  • Tapa dura: 576 páginas
  • Editor: Planeta; Edición: 1 (31 de enero de 2017)
  • Colección: Volumen independiente
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8408161563
  • ISBN-13: 978-8408161561
>

                                                            MI OPINIÓN
"Como fuego en el hielo" es una novela muy entretenida, que suena a conocida, con una falsa historia de amor y una ambientación fascinante.
Ahora lo explico todo pero primero tengo que decir que he leído las tres novelas de Luz, esta última me ha gustado muchísimo más que la anterior, Regreso a tu piel, y un poco más que Palmeras en la nieve. Visto así, se puede pensar que vamos mejorando y que la autora va a ser una habitual de la cantina, pues no, creo que hemos terminado. De todas formas creo que tiene una buena legión de fans que le serán fieles mientras siga así, es nuestra Kate Morton, aunque Luz describe mucho mejor. Y el año que vien ganará el premio Planeta.
Uno de los aciertos de la autora es prescindir del esquema de dos tramas temporales, se queda con una sola línea y es en el pasado lejano a mediados del XIX. En las dos novelas anteriores lo hizo y no me gustaba nada la parte que transcurría en el presente, así que desde aquí agradezco a la persona o personas que le aconsejaron que dejara ese sistema y en especial a ella por hacerles caso. Y esta es la razón por la que me ha gustado un poco más esta novela que Palmeras...

Vamos allá. Attua llega a Albort, pueblo perdido en las últimas montañas de Aragón en la frontera con Francia, allí se va a encontrar con la terrible noticia del asesinato de su padre, algo que va a trastocar los planes de vida que tenía con su amada Cristela, que no pasaban por quedarse a regentar la casa de baños familiar y responsabilizarse de su madre y hermana. Además, para que no falten calamidades, la situación política es complicada, acaba de pasar una guerra civil y la cosa no parece que se haya quedado tranquila. Empieza así una historia llena de venganzas, traiciones, amor y hermosos y sobrecogedores paisajes.

Un narrador omnisciente en tercera persona nos va contando todo, absolutamente todo de la historia y de sus personajes. Alternando abundantes diálogos con narraciones llenas de acción, obtiene una lectura muy dinámica, un libro que se lee con mucha facilidad y que se puede disfrutar hasta que se mete en asuntos del corazón donde para mí, se estrella.Sin duda alguna el punto fuerte de la novela son las descripciones, a mí es que me fascinan, son tan precisas y dibujan con tanto detalle los lugares y las atmósferas que es imposible no sentirte dentro de la historia. Consigue una lectura muy sensitiva, el lector puede contemplar la belleza de los lugares a los que lo transporta la novela, sentir el viento en la cara, el frío y disfrutar del sonido de la lluvia. Tengo que decir que me gusta mucho cómo describe los fenómenos atmosféricos. Sé que muchos editores, críticos profesionales expertos y escritores dicen que se deberían obviar cuando no aportan algo muy importante o determinante para el devenir de la historia. No estoy de acuerdo, a ver, es verdad que no vas a poner páginas y páginas como si fuera un parte meteorológico, ni describir cada copo de nieve que cae, pero en las descripciones y en su justa medida creo que resultan útiles a la hora de meter al lector en la historia. La verdad es que la forma de crear de esta autora me fascina y la admiro muchísimo.
También hay algunos ratos de lección de historia, a mí particularmente me aburre, pero entiendo que fueron necesarios para situar cosas que van a suceder más tarde y tengan así un contexto sólido. Hay que aguantarse, no son pesadas y pasan deprisa.
Respecto a la trama, me ha faltado algo de originalidad, todo lo que pasa ya lo hemos visto en otra parte, en realidad, en muchas partes y eso la hace a veces demasiado previsible. Sin embargo, en algunos pasajes sí que hay mucha tensión y te lo lees casi sin respirar a ver qué pasa. Y sí, pasa lo que ya te habías imaginado.
Los personajes. Ay, los personajes, la de disgustos que me ha dado uno en concreto. Pero están bien construidos, la mayoría son bastante consecuentes con lo que dicen que piensan y en lo que creen.
Son todos muy echados para adelante, fuertes y peleones. O casi todos, según se mire. Porque aquí viene una de las grandes pegas, no es la madre de todas las pegas pero está ahí, en el más alto nivel.
Y es el protagonista, Attua. un verdadero insoportable. Es el típico bienqueda cobarde, que por no hacer lo que sabe que tiene que hacer, lo jode todo. Se levanta por las mañanas pensando a ver qué torpeza puede cometer y ahí va. Luego es el mártir del amor, ese de "no te merezco, quiero que estés con otro que te haga feliz y te quiera como te mereces", ¿perdona? ¿Hay alguien ahí? No quiero decir que sea yo una experta en temas del cuore pero vamos, yo no quiero que la persona a la que amo sea feliz con otra, pudiendo estar conmigo, vaya. Y encima es que está llamando idiota a su amada, ¿qué pasa, que no sabe ella elegir, no sabe ella lo que le conviene? Y la autoestima o la autoconfianza no tiene nada que ver, tendrá sus momentos de inseguridad como todo el mundo pero no hasta ese extremo. Y sí, ya sé que hay gente que lo hace en la vida real, y que esto pasa. Si es que a algunos les gusta mucho el drama y prefieren que les vaya mal para sentirse fatal y poder quejarse pero yo no lo soporto en lo literario tampoco. Lo que sí le reconozco, es que se da cuenta de que mete la pata y que se ha equivocado aunque la mayoría de las veces se fustigue pero no haga nada para solucionarlo o al menos intentar paliar las consecuencias. Basta.
Y aquí viene, relacionado muy estrechamente con la anterior y con mi nuevo amigo Attua la mega pega. Es la historia de amor. Es lo que tenía que haber hecho de esta una buena lectura, una historia que me hubiera llegado y conmovido y no ha sido así. Me ha decepcionado. Porque me he sentido estafada. Para mi gusto lector no puedes hablar de amor si no hay amor, y a los hechos me remito. Los protagonistas hablan de un amor que va más allá del fuego encendido que los consume y que hace que cuando están cerca uno del otro salten chispas, petardos y hasta una mascletá completa. Pero luego, él, no se comporta como si estuviera sintiendo ese amor. Admito que tome decisiones equivocadas como cualquier humano, incluso me puedo tragar que se empeñen en no estar juntos cuando podían estarlo porque no había nada que se lo impidiera. Y me diréis, bueno mujer, es que en aquellos tiempos..., pues en aquellos tiempos como en los de ahora, que los dos eran libres. Pero aun así, admitiendo eso y la actitud de él, es que luego no cuadra, las cosas que hacen no te dan a entender que tenga ese sentimiento, y la historia se cae. Es como si yo digo que quiero aprender a tocar el piano y para eso me apunto a natación.
Tampoco me cabe en la cabeza que alguien que dice sentir tanto amor luego se comporte de cierta manera, que no sienta ni padezca nada más. Y que no le tiemble el pulso a la hora de hacer daño (no me refiero a físico) a personas que se portan bien con ellos. Son mezquinos y aprovechados, ella también hace esto último. Es que clama al cielo. Si tienes corazón lo tienes para todo en mayor o menor medida. La conclusión es, como decían en la película de Garci: "llamamos amor a demasiadas cosas que no lo son." y es lo que ha hecho Luz en esta novela, le ha llamado amor pero no nos ha enseñado amor.
Y ya sé que a muchísima gente le va a enamorar esta aventura, encontrará romanticismo y lo disfrutará muchísimo. A mí no me gusta, no me emociona.
En conclusión, una novela muy entretenida, que se lee fácil, y consigue que el lector se evada. Pero...
PUNTUACIÓN: 3/5 sí, Meg, ya sé que tú lo sabías. Y ahora le dirás a la abu: te lo dije.

lunes, 10 de abril de 2017

La biblioteca de los libros rechazados

DAVID FOENKINOS


         "Escribir para uno mismo sería como hacer el equipaje para no marcharse."

    Traductoras: María Teresa Gallego Urrutia, Amaya García Gallego
  • Tapa blanda: 296 páginas
  • Editor: Alfaguara; Edición: 001 (2 de febrero de 2017)
  • Colección: LITERATURAS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8420426377
  • ISBN-13: 978-8420426372
                                                       MI OPINIÓN
"La biblioteca de los libros rechazados" es una historia adorable, una fábula moderna con tintes misteriosos y enredos bien explicados con el peor epílogo de la historia universal de la literatura.

Así somos los lectores, nos dicen "libros" y "biblioteca", y ya salimos corriendo en dirección a la novela. Y a los que pretendemos escribir cuando ya nos traen escritores y rechazados y esas cosas, entonces, la locura. Así que fue ver este título que además viene de un autor que me gusta para apuntarlo directamente en los libros a leer de inmediato.

Todo empieza cuando un señor solitario decide crear una sección en la biblioteca municipal de un pueblecito bretón en la que colocará manuscritos rechazados, la única condición es que sea el propio autor el que entregue en persona la obra. La idea se la cogió prestada a un escritor Brautigan, que creó una igual en USA, y por lo visto eso es real. El caso es que ahí es donde se va a gestar un misterio, donde se van a concentrar todas las subtramas que irán surgiendo a lo largo de la novela de la mano de un escritor rechazado, una editora, un pizzero y su familia y un crítico literario.

Me gusta mucho cómo escribe Foenkinos, es a veces sutil y otras muy claro pero siempre con mucho respeto por las palabras. Es como un artesano que poco a poco va dando forma a su criatura literaria, pieza por pieza. Todas, elaboradas con el mismo cuidado se van ensamblando para formar una historia a veces triste, nostálgica, misteriosa y sobre todo tierna. Es el sentimiento que mejor define este libro, la ternura, provocada por muchos de los personajes y por supuesto antes del epílogo.
Aunque propone un juego misterioso que mantiene vivo el interés del lector acerca de la autoría de uno de esos manuscritos, el caso es que lo importante no es eso, lo importante son las vidas de las personas que transitan por él.

Está contada por un narrador omnisciente en tercera persona, sin trucos raros ni perspectivas novedosas, dividida en varias partes no muy extensas que a su vez  tienen capítulos por lo general cortos. Hay muchos diálogos pero también narración donde debe haberla, descripciones sencillas que dejan los detalles en manos del lector que se ubica fácilmente. No entiendo por qué muchos de los diálogos terminan con " -...", como si un personaje dijera la última palabra y el otro se quedara sin saber qué contestar. A veces está bien pero me pareció demasiado frecuente.
Es sin duda una novela de  personajes, casi sin describir su aspecto físico, se fija en su forma de ser, les llega a lo más profundo a todos y va contando sus historias que harán que decidamos si nos ponemos de su parte o deseamos que les caiga una maceta en la cabeza. Los personajes masculinos se dividen en dos equipos, los torpes encantadores y los cabrones, los personajes femeninos, salvo uno un poco más ambiguo, son todos bastante majos, es fácil empatizar con ellas, apenarse con sus infortunios y alegrarse de su buena suerte cuando les toca.

Es una novela que admite dos tipos de lectura, una ligera, más superficial que se quede con lo básico de la trama que es bastante original en su desarrollo y otra más profunda. Hay mucha crítica en el libro al mundo editorial y a ciertas facetas de la sociedad y sus valores actuales, incluso en algún momento el autor se pone un poco tontito en plan sobrado, pero se le perdona, es un solo un aire que le da y se le quita igual de rápido.

No es un libro apto para muggles, si no crees en la magia mejor olvídate porque hay que aceptar ciertas cosas y no ponerse estricto con la verosimilitud, es simplemente una historia para dejarse llevar, para disfrutar y no pensar si eso pasa en la realidad o no, porque no, normalmente muchas de esas cosas no pasan. Porque en ciertas partes del libro llega una remesa de casualidades que es un poco complicado de admitir si no estás predispuesto. Avisados quedáis, que luego no quiero disgustos.

También hay un pasaje que me ha recordado mucho a otro de una novela que leí hace tiempo de un autor muy conocido pero no lo pongo porque sería una putada si no lo habéis leído aún.

Pero si decides creer en lo que pasa es una delicia de historia, es apasionante y te hace sentirte bien leyéndola, descubriendo lo que sucedió, viajando a ese pueblo encantador y además tiene un final precioso antes del epílogo maldito.

Y ahí vamos, al epílogo, a ver cómo lo explico, ¿tiene coherencia con el resto de la novela? Sí, ¿explica cosas que se habían quedado un poco en el aire y algunas que chirriaban un poco? También. ¿Era necesario? Por supuesto que NO, no rotundo, gigante, con letras brillantes. Había quedado una historia tan bonita, de esas que te reconcilian un poco con todo lo que sucede en el día a día, que de verdad, no sé qué necesidad tuvo de hacer eso.
El epílogo le da un significado diferente, es cierto que algunas cosas que eran un poco extrañas cobran sentido y que si piensas un poco te das cuenta de que había pistas por el camino. Y no, que nadie me venga diciendo que se lo había imaginado porque no me lo creo, como los que sacan oposiciones a director de la NASA sin estudiar, eso no.
Y reconozco que da muchísimo juego, ayuda a entender qué quería contar el escritor además de la historia, su mensaje, pero aun así...eso no se hace. Sí, estoy muy cabreada, lo reconozco, y seguro que se me pasa, pero bueno, es lo que hay ahora mismo. También es verdad que da para reflexionar mucho y para ir de tertulia.

En conclusión, un libro necesario para todos los amantes de la lectura, para cualquiera que quiera dejar de lado un rato las dificultades del día a día. Casi para volver a ser pequeño y disfrutar de un cuento de hadas donde no faltan villanos, héroes, bonitos paisajes y todo lo que una buena historia necesita.

    "Y ambos sabían que eso que estaban viviendo no sucedía nunca. O sucedía a veces en la vida de los demás."

PUNTUACIÓN: 4,5/5 otro epílogo de estos y no te salvas...

lunes, 3 de abril de 2017

El murmullo de las abejas

 SOFÍA SEGOVIA



          "Encerraste esa realidad en una jaula, pero no tiraste la llave, y hoy llegó el día  de dejarla                            salir a la luz..."


  • Tapa dura: 528 páginas
  • Editor: Lumen; Edición: 001 (3 de septiembre de 2015)
  • Colección: LUMEN
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8426402429
  • ISBN-13: 978-8426402424


                                                        MI OPINIÓN
"El murmullo de las abejas", es una lectura sencilla y evocadora. Un cuento con un pellizco de realismo mágico que pasa por altibajos para llegar a un final de ternura inesperada.

El narrador es uno de los protagonistas, Francisco Morales, que mientras viaja en taxi le cuenta al chofer su vida y lo que ocurrió en su familia desde las primeras décadas del siglo XX hasta el momento actual en el que él vuelve a su lugar de origen. Es un relato que recuerda un poco a las novelas de Isabel Allende (las de antes, que tanto echamos de menos algunos) en el que se refleja la vida de una familia donde hay héroes silenciosos y algún personaje peculiar.

La narración es muy fluida, a base de largas frases bien elaboradas que dan riqueza a la trama pero sin que se pierda el sentido. La novela no pierde el ritmo pero sí que decae el interés al abordar detalles prácticos sobre cultivos, siembras, y negocios agrícolas. Gana muchos puntos cuando aborda las historias personales de los personajes, sus líos, sus sentimientos y expectativas. Aun así, es una novela que no se centra en sentimientos tanto como puede parecer al principio, un comienzo muy bueno, que engancha al lector y lo lleva a un mundo que se imagina lleno de luz y sensaciones.

Pero tras ese primer tercio más o menos, luego cambia, se vuelve demasiado práctica, se centra en los asuntos económicos y laborales del patriarca y deja de lado las emociones y sentimientos de personajes más atractivos. Una pena porque ese tramo me ha resultado pesado y aunque no puedo decir que aburra pero ha perdido el toque especial.

El realismo mágico está pero con medida y no abusa de él, así que los que no disfruten de este género tampoco deben preocuparse, es poco más que una pincelada que aparece sobre todo al principio y al final.

Los personajes son muy sencillos, básicamente normales, hay uno para echar de comer aparte pero le da un punto de intriga a la novela que la hace más atractiva. Están poco definidos, tienen unas características muy claras y se conocen por sus actos y decisiones pero solo ha conseguido llegarme Beatriz. Y la nana Reja también tiene su punto pero lo cierto es que lo importante de la novela es lo que sucede.

Hay que destacar la ambientación, dibuja los lugares con precisión pese a que las descripciones no son excesivamente elaboradas pero cuentan lo necesario para que el lector se traslade en tiempo y espacio. Otro factor a tener en cuenta es cómo se organizaba la vida en la época, en una hacienda azucarera, que más tarde se convertirá en otra cosa. Cómo eran las relaciones entre señores y trabajadores, aunque incide más en la clase acomodada por ser a la que pertenece el protagonista. También aunque en menor medida se refleja la vida social.

Me ha faltado información sensorial, en los libros de este género, el autor suele aportar muchos datos sobre olores, sabores y colores, pero aquí no ocurre.

Es la novela ideal para evadirse, para visitar tierras que uno imagina llenas de luz y colores intensos. Y pese a que hay tragedia y drama es una lectura que proporciona momentos de paz, de las que sientan bien. Y tiene un final precioso que la convierte en un buen recuerdo.

Recomendado para los que no tienen la cabeza ahora para libros complicados, ni para que vengan a revolverle la conciencia, y solo quieran disfrutar de una historia agradable que no añada más problemas.

"Porque sólo se ve a la perfección cuando echamos la vista atrás, y por eso la vida la llenamos de "hubieras".
"Diles que caminen por la sombra. Que escuchen con los ojos, que vean con la piel y que sientan con los oídos, porque la vida nos habla a todos y sólo debemos saber y querer escucharla, verla, sentirla."

PUNTUACIÓN: 3,5/5







lunes, 27 de marzo de 2017

Los últimos días de Adelaida García Morales

 ELVIRA NAVARRO



  •    "En el fondo le atrae todo lo que no puede entender."


  • Tapa blanda: 128 páginas
  • Editor: LITERATURA RANDOM HOUSE; Edición: 001 (22 de septiembre de 2016)
  • Colección: Literatura Random House
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8439732031
  • ISBN-13: 978-8439732037

                                                               MI OPINIÓN
"Los últimos días de Adelaida García Morales" es una historia conmovedora que provoca emociones muy intensas y deja al lector con cierta sensación de desamparo.

Partiendo de una anécdota real, que la escritora Adelaida García Morales acudió a la delegación de Igualdad a pedir cincuenta euros para ir a Madrid a ver a su hijo, la autora de esta novela reconstruye según su imaginación los últimos días de la vida de la escritora.

De la protagonista de esta novela, he leído su famoso relato El sur, La señorita Medina y he intentado leer dos o tres veces El secreto de Elisa, una novela que tiene una trama que me atrae como la luz a las polillas pero no sé por qué, no conseguí conectar con ella y entrar en la historia. De Elvira Navarro, la autora, es lo primero que leo y tengo que decir que me ha encandilado con su forma de escribir.

Con un estilo muy cuidado, elegante y tratando las palabras con mimo, nos va contando una historia donde no sobra nada. Todo está por algo e incluso los personajes más pequeños tienen su tiempo y están construidos con la misma minuciosidad. El núcleo de la novela es sin duda la vida de Adelaida, o más bien su final. Ahí es donde se concentra más intensidad emocional, es imposible leerlo sin conmoverse ni entristecerse pero sin llegar a sentir rabia. Elvira mete al lector en la trama, no le permite sentir indiferencia ni leer como mero observador, le obliga a participar y a reflexionar.

El vehículo para contar esto es la elaboración de un reportaje por parte de una mujer que se siente en deuda con Adelaida. A menudo, estas "excusas" para crear las novelas, están más descuidadas y son superficiales como cuando alguien sube a un desván a encontrar un diario o una foto. En este caso no es así, y eso le da un valor a la novela que se sale de lo habitual. El mundo "funcionaril" sale mal parado pero refleja una realidad. No es que todos los funcionarios vayan a "cumplir" y no se interesen por lo que hacen pero sí es cierto que hay mucha desidia y mucha actitud pasiva en plan saqué la oposición, ahora tengo trabajo fijo y a dormir. Tampoco es que la autora se extienda demasiado con el tema pero deja bien claro lo que piensa, se nota que le ha tocado ir de ventanilla en ventanilla más de una vez, como a todos.

Los personajes de esta pequeña gran novela traspasan las páginas y generan sentimientos dispares, no tanto empatía como comprensión. Todos están perfectamente definidos desde el punto de vista emocional y eso es lo que hace que el lector no pase por encima de la lectura. Merece la pena hasta los secundarios, aquí nadie viene a figurar. Tiene especial interés la autora del documental, su historia personal y qué le lleva a interesarse por la figura de Adelaida.

La novela cuenta también con un contexto social muy concreto, explicado con pocas palabras pero muy bien escogidas da una idea muy clara del lugar y de cómo funcionan las cosas allí. Es muy reconocible.

Al final de la novela, hay un epílogo donde la autora aclara qué datos son reales, también la transcripción de un podcast de un programa que se emitió tras la muerte de Adelaida, y un par de mails que han dado origen a este libro.

Recomendadísimo sin duda para los que quieren sentir mientras leen y para descubrir a una autora o dos, según los gustos de cada uno. En definitiva, una obra que trata temas delicados como la autodestrucción, la locura, la soledad con un tacto exquisito y acompañándolo de una trama oscura llena de magnetismo que sabe a poco.
Advertencia: si estás solo leyendo, cuando acabes tendrás la necesidad de llamar a alguien.

      "Es obvio que a la autora le faltan las fuerzas, y también -y esto sí es un pensamiento suyo, uno de esos que tendrían que haber sido evidentes y que por ello producen un resplandor a su llegada (alumbran una escena que estaba en verdad iluminada, pero que no se veía bien por un problema del observador, por unas cataratas que de repente se curan) - que los ataques de esa mujer siempre son contra sí misma. Que su autodestrucción jamás se resuelve hacia fuera."


PUNTUACIÓN: 4,5/5 a que vuelvo a intentar leer El secreto de Elisa...hum.


lunes, 20 de marzo de 2017

Falcó

   ARTURO PÉREZ-REVERTE


  • apa dura: 296 páginas
  • Editor: Alfaguara; Edición: 001 (19 de octubre de 2016)
  • Colección: HISPANICA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8420419680
  • ISBN-13: 978-8420419688

                                                         MI OPINIÓN
"Falcó" es un festival de imágenes que nos llega a través de una historia contada con maestría que culmina en un final perfecto.

Estamos en plena guerra civil española, y Falcó es un canalla sin escrúpulos ni ideales que hace trabajos  para el mejor postor. Encargado de llevar una importante operación a cabo llega a Murcia donde se encontrará con sus colaboradores, dos hermanos y una mujer falangistas. La novela se centra en la operación y en las relaciones que se establecen entre los cuatro, y en las consecuencias del resultado de esa operación.

Un narrador omnisciente va contando toda la historia desde la perspectiva de Falcó, un personaje que para mí es un capullo. A ver, que no me ha caído bien pero es que además representa un cliché que no compro, el del canalla irresistible, y el problema que encuentro con estos personajes es que sus características no me parecen nada atractivas, más bien al contrario, hacen que no quiera toparme con gente así ni en la imaginación. A saber: despiadado, cruel, soberbio, chulo, va de "a mí no me pilla nadie", que va a los bares a buscar mujeres como quien va a la feria del ganado a por reses, y por supuesto más machista que un disco de reggaeton y con todo esto quieren los señores autores y autoras también, que nos creamos que el tipo en cuestión es irresistible para todas las féminas. En fin, para quien le guste ahí está.
Pero en este caso me viene bien porque así si le pasa algo no me da pena, no empatizo con él así que me importa menos que tenga mejor o peor suerte.
También es un superviviente, es el típico listo que se las sabe todas y escapa de los peores enredos. Tiene un pasado poco agradable de recordar. Lo que me ha molestado en cierta manera es que en esta historia comete un error ridículo. Vamos a ver, el lector tiene más o menos la misma información que el personaje y lo ve venir, vamos que la piedra con la que tropieza este hombre es una roca gigante a la que solo le falta un luminoso que ponga "peligro", pero él, aunque algo intuye, no solo tropieza, además se la lleva. Esto ha hecho cojear al personaje  pero también reconozco que sin eso, la novela perdería todo su encanto y se quedaría en un guion de una peli de Steven Seagal. Así, tenemos algo más al estilo Casablanca.

Y hablo de cine porque leer esta novela es como ver una película. Me gusta mucho el estilo del autor, su forma de fijarse en detalles que hacen que las escenas cobren vida y metan al lector en la historia. Puedes oler, ver, oír, sentir todo lo que ocurre en el libro y al terminar tienes una sensación muy parecida a la que tienes al salir del cine. Esto es lo que más me gusta, la fotografía de la novela es espectacular, el sabor a cine clásico de espías, con esos personajes tan simples como eficaces. Porque Falcó no está solo. Le acompañan unos cuantos secundarios que hacen un papel excelente. Sabremos menos cosas de ellos pero están muy bien perfilados y encajan perfectamente en la historia. Hay un par que me han caído medio bien pero está claro que en tiempos de guerra y puestos a sobrevivir, no somos muy simpáticos, el egoísmo y todo lo que deriva de él es tan necesario como inevitable.

No falta tampoco el retrato de la sociedad del momento ni tampoco el político, explicado de forma clara y sencilla y bien integrado en la narración de manera que no hace perder ritmo a la trama. Es un libro que se lee sin esfuerzo. Los diálogos predominan, exponen a los personajes y hacen avanzar la trama. Algunos son muy ingeniosos.

Tengo que decir que hay un par de pasajes que he leído con los ojos cerrados, vamos que miraba las palabras hasta que me encontraba con una que me hacía pensar que la cosa había terminado y ambos corresponden a torturas en los interrogatorios. Todos sabemos que en esos cuartos en los que hay una silla, una bombilla y un juego de bricolaje, no pasa nada bueno.
Tampoco faltan detalles en cuanto a la mente retorcida de Falcó a la hora de cumplir con los recados que le mandan, creo que aquí saca Arturo la artillería pesada y todo lo que sabe de sus vivencias como corresponsal de guerra, un trabajo que no sé cómo puede dejarte bien la cabeza. Porque si vivir una guerra es lo más estresante y traumático que le puede pasar a un ser humano (dicho por los científicos), vivir unas cuantas ya tiene que dejarte tocado, aunque no sea tu país y solo estés de paso, todo lo que ves y lo que vives...mejor ni pensarlo.

Y tengo que decirlo, los encuentros sexuales del señor Falcó, narrados con detalle son bastante cutres, sórdidos. Me ha sorprendido en cierto modo, porque en otras ocasiones Arturo hacía gala de un toque sensual a la hora de enfrentarse a estos pasajes que me gustaba. También es verdad que el personaje no se merecía otra cosa, jeje.

Con todo esto, y a pesar del error de bulto, tonto, del prota, he disfrutado mucho leyendo esta novela. Una historia apasionante, muy entretenida que cuenta con varios giros muy bien colocados que hacen que se lea con avidez y a veces aguantando la respiración. Altamente recomendable para los que gusten de este tipo de historias.

PUNTUACIÓN: 4/5 le has copiado una cosa a Greene.




lunes, 13 de marzo de 2017

El juego de los niños

  JUAN JOSÉ PLANS

  • Tapa blanda: 179 páginas
  • Editor: La Página Ediciones, SL; Edición: 1 (1 de mayo de 2011)
  • Colección: Sýnoros
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8493852147
  • ISBN-13: 978-8493852146

                                                            MI OPINIÓN
"El juego de los niños" es una historia terrible, sobrecogedora y breve que suelta al lector con la misma facilidad que lo atrapa al principio.

La novela comienza con la narración escueta pero potente de varios hechos en los que se atisba un punto en común. Más tarde, se centra en las desventuras de un matrimonio que llega una isla para pasar las vacaciones. Pero en la isla está sucediendo algo extraño.

Esta novela sale a pasear muy a menudo por la blogosfera cuando se acerca Halloween. El libro es raro de solemnidad. Al principio todo resulta muy confuso, la narración es precisa, casi telegráfica, las frases cortas a veces se amontonan y hacen al lector tropezar. Pero genera interés por saber qué pasa, cómo se van a resolver las incógnitas y cómo los personajes metidos en un buen apuro intentarán salvarse.

Está dividida en varias partes de capítulos muy cortos en los que los diálogos llevan todo el peso de la trama, hay muy pocas descripciones de lugares, las que hay son muy precisas y demasiado breves. Tampoco los diálogos muestran demasiado el interior de los personajes, lo que hacen es contar la trama.
Pese a su brevedad, que visto lo que sucede, es de agradecer, no es un libro para leer en una tarde. En verdad, es un libro que no cuesta dejar de leer, que a veces exige esa pausa por las cosas tan terribles que pasan y porque llega un momento en el que todo es demasiado confuso. Pero también hay que decir que te ronda la cabeza y que quieres saber cómo se resuelve.

El carácter de los personajes pasa desapercibido, no es importante para la historia ni para el mensaje que quiere transmitir, así que no tenemos que empatizar ni tampoco sufrir más de la cuenta por su destino.

Aunque ha sido catalogada como novela de terror, a mí no me lo ha parecido, es más suspense y sí, es terrible por lo que cuenta. Pero miedo, no, bueno, si te da miedo una mosca revoloteando en la cortina pues estos niños igual sí, pero vamos, que es apta para todos los públicos sensibles pero aviso que hay alguna que otra escena un poco, no, un mucho de casquería.

Al final hay un epílogo del autor que ya no es narrativa donde explica el mensaje de la novela, y que habrá tres con distintas historias pero la verdad sea dicha, no seré yo quién las lea, ni siquiera sé si las hay.

En conclusión, una historia que pasará por mi colección de lecturas sin pena ni gloria, ni para arrepentirse de haberla leído ni para pensar que nos perdemos algo genial si no la lees. A gusto de cada uno.

PUNTUACIÓN: 2/5 si lo tienes que explicar es que no lo has contado bien.


lunes, 6 de marzo de 2017

Guillotina de cuaresma. El camino de los dioses.

ANTONIO CABANAS




  • Tapa dura: 744 páginas
  • Editor: B; Edición: 00001 (25 de noviembre de 2015)
  • Colección: NB HISTORICA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8466658009
  • ISBN-13: 978-8466658003
                                                  MI OPINIÓN   
"El camino de los dioses" es el camino al aburrimiento. Un páramo narrativo plagado de datos contados con desidia, al menos en sus primeras 84 páginas.

Vale, el género de novela histórica no figura entre mis favoritos, por eso me lo pienso mucho y cuando escojo una lectura de este tipo creo que voy a acertar. Está claro que el método no ha funcionado. A veces se quiere y no se puede, es ley de vida, y da igual el esfuerzo que hagas. 

Escogí esta novela porque tenía muchos alicientes. Para empezar, ya había leído otra del mismo autor, El secreto del Nilo y había disfrutado mucho de esa lectura. Por ahí pensé que tenía algo ganado. Fallo number one. Por otra parte, me prometía llevarme al Antiguo Egipcio, que de la pereza general que me da la antigüedad, esta parte es la que más me llama y encima iba a haber un conflicto, el momento crucial en el que chocan las civilizaciones y lo de Egipto se va a pique y entra el poder de los griegos y romanos. Y ahí era donde yo me las prometía muy felices. De aventura en aventura. Pero no ha sido así.

No puedo decir que todo eso no esté en la novela, estará, quién sabe, igual había que aguantar más pero no ha sido posible. De verdad, lo he intentado, me decía, va, tira, que enseguida empieza lo bueno. Esa sensación de irremediable pérdida de tiempo que tienes cuando te enfrentas a una lectura que te aburre me impidió descubrir si a lo mejor a partir de la página 500 la cosa se ponía interesante y era un no parar de emociones y sobresaltos. No lo sé, y nunca lo sabré.

Como ya he dicho, conocía al autor y sabía que era minucioso. Entiendo que es absolutamente necesaria  esa cantidad ingente de datos para comprender una época que en tiempo humano nos queda muy atrás y de la que tenemos muchas ideas preconcebidas que pueden no ser muy precisas. No quiero desmerecer el esfuerzo titánico que tuvo que hacer para documentarse y explicarlo pero ¿de verdad era necesario hacerlo tan aburrido?

Me ha hecho recordar por qué no me gustó nunca la Historia, por qué esos profesores desganados que dan clases tediosas hicieron de mí una ignorante en la materia. Así es cómo lo cuenta en el inicio, simplemente va describiendo sin pasión, sin darle vida a la historia y aburre mucho. Es como leer los datos de la Bolsa que aparecen en la parte inferior de la pantalla en una tira durante algunos telediarios. Todo muy interesante.

Mirar la novela cuando tienes tiempo para leer y soltar un bufido porque no te apetece nada es muy mala señal y ahí fue cuando decidí dejarla. Cuando me cansé de leer nombres de faraones que hicieron cosas muy malas y nombres de personajes que pasaban por las páginas sin pena ni gloria, que no eran más que letras.

Se suponía que había un personaje que me tenía que interesar mucho, que iban a aparecer otros muy interesantes que enriquecerían la trama. Pero para cuando yo lo dejé, todavía no habían venido y tenía la sensación esa de que ni están ni se les espera.

Tampoco la descripción era evocadora, no lograba meterte en ningún momento, aunque bien pensado no había un lugar donde meterse porque no había trama apasionante. Párrafos y párrafos sin apenas diálogos, qué van a decir los pobres, si los personajes que aparecieron formaban parte del paisaje.

En resumen, no sé dónde está el autor que me gustó tanto en su anterior historia, no recuerdo que se me hiciera tan pesada en ningún momento y mucho menos durante tanto tiempo. He sacudido el libro a ver pero no cae nada. Personalmente no la recomendaría a los que como yo tenemos que hacer un esfuerzo extra para este género. Para los seguidores incondicionales pues igual sí les gusta, se supone que más adelante aparecen cosas de mitología, gente muy guay y sucesos extraordinarios. 

Y como me imagino que en aquella época no había guillotinas, pondré la novela en la barca rumbo al más allá, que la fuerza te acompañe.