lunes, 16 de enero de 2017

Mujeres excelentes

  • BARBARA PYM




  • Traductor: Jaime Zulaika
  • Tapa blanda: 320 páginas
  • Editor: Gatopardo; Edición: 1 (20 de junio de 2016)
  • Colección: Gatopardo
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8494510002
  • ISBN-13: 978-8494510007
 

                                                              MI OPINIÓN

"Mujeres excelentes" es una historia sencilla de agradable lectura que deja buen sabor de boca pero con cierto toque de tristeza que desaparece enseguida.

Mildred es una mujer soltera que vive en Londres en la época de la postguerra, preocupándose de la vida de los demás, principalmente de sus vecinos. No tiene marido, ni niños pero tiene amigos y cosas que hacer que a ella le hacen sentir que es una mujer excelente aunque la otra parte de la sociedad no esté de acuerdo. La llegada de unos nuevos vecinos, y unos cuantos líos ajenos vendrán a perturbar su tranquila existencia.

Con un tono tranquilo y sosegado, es la propia Mildred la que va contando la historia, una historia que es muy sencilla, a veces demasiado ya que al final de la novela me he quedado con la sensación de que falta algo, que no lo ha contado todo, que no se arriesga tanto como prometía. La forma de narrar es muy correcta, con todos los diálogos necesarios para dar voz al número nada despreciable de personajes que desfilan por ella. Unos diálogos que dejan ver su personalidad y creencias.
Me han sobrado algunas partes demasiado extensas para mi gusto de ciertas rutinas, una pausas en la narración que no me parecían necesarias ya que en ningún momento es una historia que alcance picos de exagerada tensión. Lo que hacían era entorpecer y casi aburrir.

Pero merece mucho la pena conocer a Mildred, porque es una mujer muy normal y por tanto, como ella piensa, excelente pero que pasa desapercibida en un mundo en el que vale más una mujer casada y si tiene hijos más aún que una soltera. Y da cierta pena porque pese a lo que muchos quieran decir, todavía es así, incluso a veces peor porque cierto sector intenta que las madres trabajadoras se sientan culpables. Nadie tiene en cuenta sus sentimientos ni sus problemas ni lo que a ella puede preocuparle, pero Mildred, aunque expone todo esto, no se queja, solo relata y lleva a cabo su pequeña lucha para mantener su estilo de vida. No intenta salvar al mundo solo a sí misma, no pretende cambiar nada, solo vivir a su manera.

"Los hombres no son ni mucho menos tan desvalidos y patéticos como a veces nos gusta imaginarlos, y en general gobiernan su vida mejor que nosotras la nuestra."

A ratos se me ha parecido un poco a Carson McCullers, por dejar sitio a esos personajes que no suelen tener papeles importantes más que como meros observadores, pero Barbara Pym le ha echado tres kilos de azúcar.

Mujeres excelentes es una novela ideal para pasar estas frías tardes de invierno descubriendo las historias de amor y amistad y los tejemanejes del vecindario londinense y también cierta dosis de rebeldía, que se ha quedado en un pequeño susurro en vez del grito que debió ser.

PUNTUACIÓN: 4/5



lunes, 9 de enero de 2017

La mujer de papel

RABIH ALAMEDDINE

                                                 "Escribir es saber que no estás en casa."
  • Traductora: Gemma Rovira
  • Tapa blanda: 320 páginas
  • Editor: Debolsillo; Edición: 001 (23 de mayo de 2013)
  • Colección: BEST SELLER
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8490322260
  • ISBN-13: 978-8490322260




                                                       MI OPINIÓN
"La mujer de papel" es la emocionante historia de un personaje tan extraño como atractivo que ama y vive a través de los libros.

Aaliya es una beirutí que a sus setenta años echa la vista atrás para contarnos su historia. Mujer que huye de la compañía, necesita hablar y nos escoge para que la escuchemos. Su vida está marcada por su pasión vital por los libros y cómo esta la liberó de las cadenas sociales y tradicionales en las difíciles circunstancias históricas que le tocaron vivir.

Hay dos tipos de libros que me exigen una reseña inmediata, apenas termino de cerrarlos necesito escribir sobre ellos, estos son los que no me han gustado nada y quiero olvidar rápidamente el tiempo que me han consumido y los que me han robado el corazón y necesito compartirlos para que nadie se quede sin la posibilidad de sentir algo parecido.
Había oído hablar de él pero se había perdido en la lista interminable, hasta que un día, en cierta tienda popular,  a alguien que tenía una edición de bolsillo en la mano casi se le caen los ojos al suelo cuando le dije que no lo había leído, fue como decirle a un niño que Papá Noel no existe. Inmediatamente puse solución a eso en cuanto las circunstancias me lo permitieron y entendí por qué debía leerlo.

"No hay pérdida que sintamos más profundamente que la pérdida de lo que podría haber sido. No hay nostalgia que duela tanto como la nostalgia de las cosas que nunca existieron".

Porque si amas la lectura, amarás esta historia. Reconozco que al principio me costó un poco entrar, porque la narradora, que es la protagonista, divaga y se pierde en detalles que no parecen importantes, que pueden sonar superficiales hasta que llega el momento en el que de repente empieza a hablarte de tú a tú, de lector a lector y se produce esa conexión que solo se da con los personajes especiales. Aaliya es todo un personaje, con todas las letras y en mayúsculas, no intenta caernos bien, ni ser correcta, solo se muestra como es y si te gusta bien y si no, pues cierras el libro y a otra cosa. Parece que no le importa.

"Mientras todas las chicas árabes esperaban en fila a que Dios les pusiera el gen de "loca por casarse", yo debería de estar en otro sitio, seguramente enfrascada en la lectura de un libro."

Por las páginas de la novela van a desfilar todas las personas que han tenido algún papel más o menos importante en su vida, sus familiares y sus vecinas, amigos, pero sobre todo Hannah, con quien tendrá una relación muy especial que es la que resquebrajará su coraza y mostrará la Aaliya más cálida y humana. La responsable de los momentos más emotivos y emocionalmente intensos de la novela.

"Cada vez que, con sumo cuidado, me quito del cuello la soga de mi madre, estoy a punto de estrangularme con mis propias manos."

También es muy importante el contexto social e histórico, Beirut no es una ciudad cualquiera y todo lo que sucede moldea el carácter de nuestra protagonista que tampoco se recrea en el drama ni en la autocompasión, es más de tirar hacia adelante y la verdad es que a veces parece como que no está pasando nada.

"Beirut es la Elizabeth Taylor de las ciudades: loca, hermosa, hotera, ruinosa, envejecida y siempre cargada de dramatismo".

Aaliya va a dejar sus opiniones sobre todo lo que le afecta, sobre lo que piensa y lo que cree y su forma de entender la vida y es aquí donde a los apasionados de la lectura se nos cae la baba leyendo. Porque pone palabras a todo eso que sentimos con los libros que nos gustan y además lo cuenta muy bien, con un estilo directo no exento de frases bonitas con mensaje y un toque de humor sarcástico. Tampoco faltan las referencias literarias, las citas ni sus grandes amores.

En conclusión, un libro que es de lectura necesaria para cualquier loco de los libros, recomendable para lectores más comedidos y los de un libro al año igual prefieren otra cosa. Un personaje inolvidable al que estarías escuchando horas y horas.

PUNTUACIÓN: 4,5/5 casi me la pegas con lo del final.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Lost in translation. Lecturas 2016

DESPEDIDA Y RESEÑA





Se acaba el año y toca hacer balance, pues bien, suerte a los que lo hagan y espero que les salga favorable. Por mi parte yo me quedo con lo bueno, y lo mejor, que está reflejado en la foto con este libro y esa personita (que no es mía). Y lo malo, pues que le den, que sí, que se aprenderá mucho pero es que lo bueno sienta tan bien como un día en waldeinsamkeit, contemplando el mangata. Esos momentos tan necesarios de boketto que nos calman y ayudan a coger fuerzas.

No hay propósitos para el próximo año, yo solo pretendo librar mis batallas y disfrutar de las victorias, manejar lo mejor que pueda las derrotas y seguir dedicando tiempo a mi verdadera meraki, como buena luftmensch que se refugia en los goya aunque luego toque sentir la saudade y a veces el hiraeth, pero ambas forman parte del encanto de la lectura. Sentimientos que este año han venido de la mano de "La noche del verano que nunca llegó" de William Ospina y cómo no de la maravillosa y apasionada novela de Iris Murdoch "El unicornio". 
Y para mundo imaginario y persona que te hace sentir el verdadero tiám, nos queda la pequeña "Anna" que llegó de la mano de Niccolò Ammaniti. Sin olvidar ese retrato del dolor tan humano que nos hizo Helen McDonald en "H de halcón", que a ratos llegó a parecer un cafuné, al que seguro regresaré. Y por último, no me puedo olvidar de la magistral "Rey de picas, una novela de suspense" de Joyce Carol Oates.

Los que no conozcáis Lost in translation de Ella Frances Sanders, os preguntaréis qué viento me ha dado con esas palabras en cursiva. Esta entrada de despedida/resumen del año pretende ser también reseña de ese fantástico libro. Es una delicia para cualquiera que ame el poder de las palabras, se trata de palabras que ponen nombre a sentimientos, momentos y todo eso que no sabemos nombrar y solemos calificar de inexplicable o "sin palabras". Pues Ella nos las trae en una edición preciosa, acompañada de bonitas ilustraciones. A cada término le acompaña además de una ilustración, la definición concreta y una explicación bella y poética de la autora aunque en algunos casos es divertida. Es el regalo ideal, para repetir, para recordar y releer y disfrutar del poder evocador de las palabras.

¡¡FELIZ 2017 LLENO A REVENTAR DE GEZELLIG!!

A continuación os dejo las definiciones resumidas y en plan simple de las palabras empleadas en la entrada, si no queréis autoreventaros el libro, igual por el contexto también se entiende. No están todas las del libro.
Waldeinsamkeit : paseo por el bosque en conexión con la naturaleza
Meraki: pasión
Boketto: mirar al infinito sin pensar en nada
Tiám: destello en la mirada que nos produce una persona que nos hace sentir algo especial
Goya: lugar imaginario
Luftmensch: persona que está siempre en las nubes
Saudade y Hiraeth: nostalgía de cosas, lugares y personas que ya no van a volver o a los que no podemos volver
Cafuné: el acto de acariciar con ternura el cabello de una persona que amas
Gezellig: abarca todas esas cosas que generan una reconfortante calidez en tu interior: familia, buenas conversaciones o abrazos.
                                                                                                                                   N. B.


viernes, 23 de diciembre de 2016

Cuentos de Navidad





  • Traductor: Miguel Ángel Pérez Pérez
  • Tapa dura: 576 páginas
  • Editor: Alianza; Edición: edición (27 de octubre de 2016)
  • Colección: 13/20
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8491045112
  • ISBN-13: 978-8491045113


Quién no ha oído hablar de Canción de Navidad de Dickens, cualquier lector de cierta solera sabe la historia pero yo es la primera vez que la leo, en una edición muy bonita, no, no tiene dibujos ni es un papel especial, pero trae un lazo rojo y muy buenos recuerdos para mí. Contiene también los otros tres cuentos de Navidad de Dickens pero no los he leído pese a que era mi intención. Podría decir que no tuve tiempo pero es mentira, lo tuve solo que lo gasté en otras cosas. Más adelante si los leo os contaré, y sí, lo mismo me sopla el viento de lado y los leo en marzo, soy muy capaz.

La verdad es que merece la pena leerlo, aprender, pasear por las calles del Londres victoriano empapadas de espíritu navideño que el autor sabe transmitir con su narración. Es el cuento que todo el mundo debería leer alguna vez en la vida.

Sin embargo lo que vengo a contaros hoy no es cuento, eso se lo dejo a Dickens que es un maestro. Lo que vengo a contar es mi deseo para vosotros esta Navidad. Mi deseo es que tengáis paz, con vosotros mismos, en vuestro entorno. Es muy bonito, muy generoso y humano desear la paz en el mundo pero no está en nuestras manos, ni en las mías ni en las vuestras (mucho dudo que alguien tan poderoso pasara por la cantina), sin embargo hay otra Paz que sí nos corresponde. Es nuestra responsabilidad terminar las guerras que nos rodean, las peleas inútiles que solo sirven para desgastarnos y hacernos daño o hacérselo a las personas a las que queremos. esos conflictos que iniciamos porque a veces estamos cansados, no sabemos lo que queremos y la vida nos empuja. No nos deja respirar, tenemos demasiadas cadenas, somos esclavos de demasiadas cosas y el verbo "tener" nos asfixia. Cuántas veces a lo largo del día nos decimos eso de "ahora tengo que..." o "no pude hacer (pon aquí cualquier cosa que desearíais y te hace sentir bien) porque tenía que..." y se nos olvida lo más importante, tener que vivir.

Por eso mi deseo es que esta Navidad acumuléis tantos instantes de felicidad como podáis y sobre todo que desaparezcan cuantos conflictos personales sea posible hacer desaparecer. Y si hay que "tener que..." que sea "tengo que ver a...o llamar a... o felicitar a..." pero felicitar de verdad y detenernos ni que sea dos minutos a escribir algo a esa persona especial a la que queremos desear lo mejor, y no felicitar a todo el mundo con el botón "enviar mensaje a todo cristo" como si fuéramos elcorteinglés.

Un abrazo enorme lleno de agradecimiento y cariño por seguir una Navidad más en esta cantina. Y no quiero olvidarme de los que tienen su punto negro del calendario en estas fechas, para ellos, solo desearles que pase lo más rápido posible y que algún día encuentren una nueva ilusión para volver a celebrar la Navidad aunque sea sin grandes banquetes ni reuniones, solo con un poquito de paz y menos dolor.

Un beso enorme de vuestra cantinera favorita.

                                                                                                                                    N.B.

lunes, 19 de diciembre de 2016

El silencio de la ciudad blanca

EVA GARCÍA SÁENZ DE URTURI



  • Tapa blanda: 480 páginas
  • Editor: Planeta (12 de abril de 2016)
  • Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8408154168
  • ISBN-13: 978-8408154167

"El silencio de la ciudad blanca" es una entretenida novela negra, que atrapa pero es algo tramposa.

Tenemos asesino en serie a punto de salir de la cárcel y justo unos días antes le sale un imitador que sigue la estela de los crímenes atroces cometidos por él. Para cazarlo hay pareja de avispados policías, que por una vez y sin que sirva de precedente en este tipo de novelas, están al quite y ven lo que tienen delante, son rápidos a la hora de pensar y actuar. Pareja que cómo no se sale de lo convencional para caer sin paracaídas en el topicazo de los investigadores que de vez en cuando se saltan alguna norma y arrastran traumas.

El narrador es el investigador Unai, quien en primera persona se encargará de contar este complicado caso en el que faltan certezas y sobran hipótesis y sospechosos. Como si se tratara de un juego, todas las piezas (o personajes) se mueven en un tablero que no es otro que la ciudad de Vitoria y sus lugares emblemáticos.
También hay una subtrama en el pasado, contada en tercera persona que viene a desvelar el origen de lo que está sucediendo. No hay razón para perderse, al inicio de cada corto capítulo nos dice dónde estamos y la fecha. 
 La novela no pierde fuelle en ningún momento, alterna unas detalladas descripciones, que forman un mapa en la imaginación del lector muy preciso, con la acción, también contada sin ambigüedades y sin dobles sentidos o sugerencias. La sutileza no se ha presentado a la cita. También abundan los diálogos que llevan el peso de la trama pero no definen a unos personajes que acaban por resultar un poco planos para mi gusto.

Y de personajes hablamos ahora. El mejor detallado es el que no conocemos porque se trata del asesino y nos costará todo el libro acabar de hacer su retrato psicológico y vital que incluya el cómo y por qué hizo lo que hizo y a dónde le ha llevado. El resto, incluidos los protagonistas, pues no me han despertado ninguna empatía ni tampoco me han caído mal, ni frío ni calor pero por tratarse de novela de acción policíaca no importa demasiado.

Para adornar la trama aparecen las leyendas y mitología de la zona, País Vasco, pues ya os podéis imaginar de lo que va la cosa. Aporta un punto misterioso a la novela que le sienta bastante bien aunque tampoco es relevante, más bien un adorno, vendría a ser algo así como el envoltorio de los productos de lujo, los hace más atractivos pero en sí, siguen siendo lo mismo que los baratos.

Lo que menos me ha gustado de la novela es que ciertas cosas están ahí metidas con calzador para distraer al lector y resultan forzadas. Faltan algunas explicaciones para darle una buena consistencia al caso, ya que si piensas un poco, el asunto se tambalea. Hay una buena documentación o conocimiento de la cultura, tradiciones y leyendas pero en cuanto a la actualidad hay cosas que chirrían un poco, o un mucho.
Y lo peor para mí han sido las relaciones sentimentales, poco creíbles y demasiado antinaturales y asépticas en cuanto a los encuentros sexuales a modo de tratado de anatomía humana. Me han sobrado, no aportan nada.

Va dejando pistas a lo largo de toda la lectura de lo que va a suceder, es fácil detectarlo, yo que no juego a eso de adivinar quién es el asesino, me he dado cuenta. En un capítulo de la mitad más o menos, sabemos lo que va a pasar al final.
Me ha gustado la resolución del caso y la explicación que le da, aunque se alarga un poco innecesariamente con el qué pasó después.

En conclusión, una lectura muy entretenida, que recuerda mucho a una serie americana y alguna que otra novela, que merece la pena si te apetece leer algo para pasar el rato y evadirte.

PUNTUACIÓN: 3/5 recuerda que google es tu amigo.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Nadando a casa.

DEBORAH LEVY

  • Traductora: Susana de la Higuera Glynne-Jones
  • Tapa blanda: 164 páginas
  • Editor: Siruela; Edición: 1 (13 de mayo de 2015)
  • Colección: Nuevos Tiempos
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8416396094
  • ISBN-13: 978-8416396092

                                                                   MI OPINIÓN
"Nadando a casa" es una lectura diferente, intensa y perturbadora.

Mitchel y Laura pasan las vacaciones en compañía de sus amigos Isabel y Joe junto con la hija adolescente de estos, Nina. en una casa de la Riviera. En la piscina aparece una mujer desnuda llamada Kitty a la que Isabel invita a quedarse en la casa como parte de un pérfido plan.

La imagen bucólica que podríamos tener si imaginamos unas vacaciones así se torna aquí en atmósfera asfixiante, en desasosiego porque hay demasiado tiempo para pensar y compartir y todo eso que suele estar enmascarado por las exigencias de la vida diaria queda al descubierto. No hay manera de ocultarlo, está ahí, a cada instante pidiendo atención. No son vacaciones de Instagram.

Es una historia breve pero muy profunda, muy intensa a la que no le falta ni le sobra nada. Los personajes, complejos y en ocasiones retorcidos son como un imán para el lector. No es que se simpatice mucho con ninguno de ellos, en realidad, son personas que si las conociéramos puede que no nos cayeran bien pero atraen, interesan y sobre todo intrigan. Porque aunque la autora va dejando pistas a lo largo de toda la novela, los acontecimientos y los personajes toman caminos inesperados para el lector que comprenderá todo al final. Todo encaja perfectamente con la personalidad de los habitantes de este relato, nada chirría y la verdad es que cuando lo cierras por última vez piensas: no había otra salida.

Salvo el capítulo final que es una especie de epílogo necesario que da voz a uno de los personajes, el resto de la historia está contado por un narrador observador que conoce absolutamente todos los detalles y los va desgranando a su debido tiempo, llegando incluso a crear cierta tensión hacia el final de la novela. Una tensión que impide dejar de leer.

El ambiente creado aunque no sea el de las postales, tiene la belleza de lo verdadero, de lo auténtico. Descripciones certeras, elaboradas y con detalles muy precisos construyen el escenario ideal para el tipo de historia que es. También me ha gustado especialmente la época, a mediados de los noventa, sin móviles ni internet, todo tenía ese misterio, ese tiempo que se tomaban las cosas para suceder, la convivencia con la incertidumbre.

A pesar de ser una historia compleja su estructura es sencilla, fácil de leer, sin prisas. El lenguaje cuidado le aporta calidad y es muy agradable de leer. Su brevedad es necesaria, son poco más de cien páginas pero muy bien aprovechadas, no falta nada ni se precipita en ningún momento. No tienes la sensación de haber leído una historia corta.

En conclusión, una novela muy apropiada para salir de la rutina lectora, y bucear en la mente, los sentimientos, la fina línea entre locura y pasión creativa.

PUNTUACIÓN: 4/5

lunes, 5 de diciembre de 2016

Hombres buenos.

ARTURO PÉREZ REVERTE





"-Una biblioteca no es algo por leer, sino una compañía -dijo, tras dar unos pasos más-.      Un remedio y un consuelo".

  • Tapa dura: 592 páginas
  • Editor: Alfaguara; Edición: 001 (12 de marzo de 2015)
  • Colección: HISPANICA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8420403245
  • ISBN-13: 978-8420403243
                                                         MI OPINIÓN
    "Hombres buenos" es una novela de aventuras al estilo clásico, muy entretenida a la vez que didáctica y reflexiva que pega un pequeño traspiés al final.

    Dos académicos de la Lengua viajan a París a finales del XVIII para hacerse con la prohibida Enciclopedia y traerla a España, una odisea en aquellos tiempos donde no van a faltar los peligros, las dificultades, traiciones y todo tipo de aventuras. 

    Que en la próxima vida Pérez Reverte se pide ser Dumas está muy claro. Así suenan estas novelas suyas, a historias de antaño, a tardes de cine en la televisión cuando solo había películas a las tres y media los sábado y domingos y eran otras películas, aquellas que despertaban la imaginación a la hora de jugar después a lomos de caballos invisibles blandiendo pequeños palos de madera cual espadas afiladas.

    Lo mejor sin duda de esta novela es la ambientación tan especial que consigue, porque te lleva de la mano a vivir las aventuras de sus dos personajes protagonistas, el almirante Don Pedro y el bibliotecario Don Hermógenes, desde el ajetreado viaje por caminos peligrosos hasta los escenarios de un París donde empiezan a revolverse las cosas. No le faltan detalle a las descripciones, detalladas y tan perfectas que forman una imagen muy precisa en la mente del lector proporcionando el contexto perfecto para lo que ocurre.

    Dividida en varias partes o capítulos cada uno con su título está contada por un narrador omnisciente en tercera persona que no es otro que el propio escritor. Tiene la peculiaridad de presentar al mismo tiempo, como trama paralela, toda la labor de investigación que realizó el autor para elaborar la novela, de dónde sacó los datos, cómo recorrió algunos lugares emblemáticos de París para conseguir ciertos documentos, entrevistas con algunos libreros y también un poco de vida en la Academia. Esto tiene un riesgo, y es que puede que a una parte de los lectores no le interese en absoluto saber cómo se las apaña el autor para crear su obra, y entonces le sobre. Debo decir que a mí me ha gustado conocer la historia pero sí que es cierto también que me parece prescindible, que te saca de la emocionante trama que es la que en realidad te importa.

     Es como ver una película con los comentarios del director, pero nadie ve las pelis con comentarios la primera vez, lo que haces es ponerlos si te ha gustado y te interesa. Depende de gustos y de intereses. Sinceramente, creo que debería de haberlo dejado fuera, igual no quería hacer entrevistas y por eso lo puso en el libro, para que no le preguntaran, no sé.

    Los personajes encarnan también ciertos tópicos del género que no molestan y son necesarios. Están bien perfilados y sus conductas son consecuentes con el carácter que se les asigna. Hay cómo no, también villanos que vienen con el equipo completo, pasado difícil, manera peculiar de entender las cosas, más listos que inteligentes, buscavidas y pillos. Unas cuantas damas que vienen a adornar y poner el punto bello aunque también a alguna de ellas se les imprime carácter.

    Me quedo con los diálogos, que aun empleando expresiones y palabras de antaño se entienden perfectamente. Le dan mucha vitalidad a los personajes, los mueve igual que mueven la trama. Y además es donde viene la parte reflexiva, exponiendo todo tipo de ideales sin decantarse por ninguno, lo que hace el autor es reflejar una sociedad y las ideas de la época.

    Si antes hablaba de las descripciones de lugares, no menos importante es el retrato social y político de la época, muy necesario para entender la novela en toda su dimensión. Un libro que sirve para pasar muy buenos ratos de lectura y de paso aprender algo, que a los que estamos un poco (vale, un mucho) pegados de Historia nos viene fenomenal.

    Y luego viene a hacer algo que Arturo a veces siente la necesidad de hacer por algún motivo extraño de la vida y es estropear sus novelas al final. Aquí la cosa no es muy grave pero sirve para meter el miedo en el cuerpo temiendo otro de sus finales atroces al más puro estilo "La tabla de Flandes". En este caso se trata solo de un pequeño detalle, algo que se merecía un poco más de desarrollo o más contundencia.

    En definitiva, una novela recomendadísima para amantes de aventuras, de diversión con un poco de cultura que nunca viene mal de mano de un buen contador de historias. 

    Por cierto, para los que vengáis diciendo que entonces me ponga con Alatriste, la respuesta es no, aviso ya de mano, más que nada porque son quinientos mil.

    PUNTUACIÓN: 4/5 cuando te vea te lo digo.