lunes, 2 de mayo de 2016

La ley del menor

IAN McEWAN




  • Traductor: Jaime Zulaika
  • Tapa blanda: 216 páginas
  • Editor: Anagrama; Edición: 4 (7 de octubre de 2015)
  • Colección: Panorama de Narrativas
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8433979353
  • ISBN-13: 978-8433979353

                                                     MI OPINIÓN
"La ley del menor" es una novela incómoda, perturbadora, casi perfecta desde el punto de vista narrativo que manipula al lector.

A Fiona le toca el gordo de la lotería de las grandes decisiones, cerca de los sesenta años, con marido, sin hijos, una vida ordenada y una carrera de juez casi impecable, de repente todo se le complica cuando el buen hombre que también anda por la misma edad llega un día y le dice que para dos que nos quedan por vivir vamos a disfrutar por lo menos uno, que quiere una pasión arrebatadora de esas de cuando eran jóvenes, y que si ella no quiere hay otra que sí, esa otra que por supuesto es mucho más joven. Pero él como es buen hombre primero se lo ofrece a su esposa por aquello de respetar los galones. Fiona no se puede creer que ese hombre al que ha amado le venga ahora con que si arriba hay canas abajo hay ganas, justo ahora que le toca uno de los casos más difíciles de su vida, Adam, un joven a punto de cumplir los dieciocho necesita una transfusión a la que sus padres se niegan por causas religiosas y el hospital pone el caso en manos de la justicia. Hala, todo así de fácil. Y la mujer, que es de las que le gusta más un drama que a un tonto un carrito no se puede creer que justo en ese momento venga el marido a ponerse turronero. Que digo yo, qué le costaba pasar un buen rato y disfrutar ella también, que con la edad que tiene tampoco iba a ser todo el día pim pam, y seguro que más relajada tomaba luego mejores decisiones. Pero en fin, que el libro hubiera sido otra cosa, mucho más breve. Y sí, yo tampoco soy juez, qué sabré yo de eso.

Acostumbro a no leer las sinopsis enteras, solo lo hago cuando acabo el libro por lo que a la hora de elegir lectura me fío de vuestras reseñas y de las primeras líneas de la sinopsis para ver el tema. Punto para mí porque si leéis la sinopsis de esta novela os enteraréis de demasiadas cosas, algunas muy
importantes como para destriparlas. Además, y aunque en este caso no es lo importante, el desenlace de las subtramas y los giros argumentales añaden algunos momentos de tensión que le han venido muy bien al libro.

Ian McEwan consigue una atmósfera tensa gracias a la profundidad psicológica que alcanza el retrato de los personajes principales, marido, Fiona y Adam. No es fácil empatizar con ellos, mucho menos tomar partido por ellos ya que lejos del maniqueísmo, son unos personajes muy complejos, con muchas aristas, luces y sombras. Ayuda también la magnífica ambientación, no la física, poco importa qué calles de Londres recorre Fiona de camino a los tribunales o la bonita mansión en la que ocurre algo muy importante donde se reúne con otros jueces por no hablar del pisazo que tiene el matrimonio, sino la atmósfera y el contexto social en el que se mueven los personajes. Él es profe de Universidad, una raza un poco denostada a veces por la literatura ¿verdad? En fin, que es un libro en el que no podemos dividir entre buenos y malos, todos tienen un poco de todo. Menos Adam que como está enfermo da más penita, además es joven y buena gente.

El tono puede parecer objetivo, que el narrador omnisciente que cuenta la historia en tercera persona pero desde el punto de vista de Fiona permanece al margen pero no es así. He tenido la sensación de que el autor juzga a sus propios personajes, que en cierto modo va trampeando con inteligencia para ponernos en el lado donde nos quiere tener para que la narración sea más efectiva. No me gusta mucho que me aten tan corto y no me dejen apenas opciones a la hora de tomar partido pero bueno, siempre puedes hacer las reflexiones posteriores que te dé la gana. Por cómo se desarrolla la historia y lo que hacen los personajes está muy claro qué opina el autor de los temas que expone y no me parece mal, para eso es su novela y está en todo su derecho de expresarse.

Prima la narración sobre los diálogos que no están acotados, aquí no hay "dijo" ni "contestó" ni "replicó" aunque sí guiones, y la verdad es que funcionan muy bien, en todo momento sabemos quién está hablando por el contexto, porque se nos ha presentado la situación de forma muy clara. Para eso emplea un lenguaje directo, claro, pero con algunos simbolismos y metáforas que lo enriquecen y le aportan cuerpo a la lectura alejándola de la simpleza.
Tiene pasajes muy sensuales, otros de gran intensidad emocional sin caer en ningún momento en el psicodrama de palomitas.
Cuenta también con algunas referencias musicales.

Tengo que ponerle un par de pegas, me vais a permitir que una de ellas no la pueda explicar muy bien pero hay algo que hace uno de los personajes que no concuerda con la edad que tiene y resulta un poco forzado. Y por otra parte también me ha sobrado la explicación demasiado extensa para mi gusto de otros casos judiciales, no me interesaron nada y estaba deseando que se acabaran, no es que sea una barbaridad pero bueno, si los hubiera borrado, mejor.

El libro da para reflexionar mucho, la resolución no deja lugar a dudas de lo que ocurrió después ni se presta a interpretaciones varias pero sin embargo se te queda dando vueltas en la cabeza, por qué hizo eso y no lo otro, y el maldito y perturbador "¿y si...?" Es una novela que se disfruta en el sentido de que no puedes parar de leerla porque te implica, no te deja permanecer fuera, de hecho la leí del tirón, pensé que me duraría un par de días pero no pasó de una tarde y un rato nocturno. Es imposible dejarlo cerrado encima de la mesa sabiendo que está a punto de pasar algo muy gordo y no puedes no saberlo.
Me parece una novela excelente sobre todo por la construcción de personajes, sin espacio para la fantasía ni la evasión pero muy bien tramada, y sería una buena idea para un club de lectura.

PUNTUACIÓN: 4,5/5


martes, 26 de abril de 2016

El mundo que vendrá

 DARA HORN  

  • Traductor: Carles Andreu Saburit
  • Tapa blanda: 329 páginas
  • Editor: Destino (14 de octubre de 2008)
  • Colección: Áncora & Delfin
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8423340848


                                                      MI OPINIÓN
" El mundo que vendrá" es una novela magnífica y sorprendente que alcanza la genialidad en ocasiones, que a pesar de la tragedia respira esperanza y da ideas sobre eso que a veces se nos antoja tan extraño e indescifrable, el sentido de la vida.

Aparentemente esta es la historia de la familia Ziskind que en principio parece que se dedica a conscursar a ver a quién le toca la desgracia más grande. Empieza con una anécdota simpática de algo que le ocurre a Ben que en la actualidad es un adulto todavía joven pero desengañado y desnortado. A partir de un robo de un cuadro de Chagall se va desgranando la historia de toda la familia, desde la Rusia más pobre y miserable en la que vivía el abuelo Boris donde aparece el famoso pintor y su compañero el escritor conocido como El Oculto, pasando por la guerra de
Vietnam, New Jersey y así acabar en el momento presente.

Podría esta parecer una mera historia pero gana muchísima profundidad gracias a estos personajes tan perfectamente moldeados y dotados de alma. Que sangran, sufren, dudan, pero aun  así luchan, sueñan incluso algunos se atreven a mirar el futuro. Tanto como de niños como de adultos están geniales, caracterizados de forma que podemos llegar a sentirlos y a conocerlos.

Toda la trama superficial, los sucesos, valen por sí solos el tiempo dedicado a su lectura. Una lectura que recomiendo a solas, con las menos molestias posibles, porque es un libro que creo que no se puede compartir. Porque debajo de eso está la fábula, la magia que a través de cuentos y reflexiones nos regala ese algo más que hay en cierto tipo de libros, el tipo que nunca olvidaras de qué va ni qué sentiste cuando lo leías porque incluso en sus momentos álgidos llegas a tener la sensación de que ha sido escrito para ti.

Para contarnos todo esto, Dara se vale de una prosa exquisita, contemporánea pero que sin ser recargada cuenta con metáforas y simbolismos de gran calidad que la enriquecen igual que el vocabulario que huye de la simplicidad tan frecuente en los últimos tiempos.
Intercala diálogos interesantes y el tono honesto, cuenta con ciertos toques de humor sarcástico que ayudan a aligerar una trama que en ocasiones es muy dura. No ahorra sufrimientos ni penas, es como si dijera " esto pasó así, no es mi culpa," pero busca un sentido más allá . Además aporta mucha información sobre al cultura y religión judía como extra, pero sin aburrir ni mucho menos adoctrinar. Solo lo deja ahí para ti.

Quiero mencionar que uno de los cuentos me ha hecho pasar un miedo terrible, va de la página 248-250, lo digo para los amantes del género terror. No os la perdáis.

En conclusión, una saga familiar inolvidable en tiempos turbulentos que te presta su sabiduría y te regala esperanza. Una novela diferente que alimenta la fe en la literatura. Para leer poco a poco o a mucho si tienes tiempo y que nadie debería perderse de la Paul Auster femenina. (el Paul de los buenos tiempos, obvio).

PUNTUACIÓN : 4,75/5 tú y yo sabemos por qué. Escribe una de miedo por favor...


martes, 19 de abril de 2016

El misterio de Gramercy Park

ANNA K. GREEN




  • Traductor: Rosa Sahuquillo Moreno y Susanna González
  • Tapa dura: 400 páginas
  • Editor: dÉpoca (13 de octubre de 2014)
  • Colección: Misterios De Época
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8493897299
  • ISBN-13: 978-8493897291

"El misterio de Gramercy Park" es una novela clásica con todos los elementos necesarios para mantener el interés del lector que se dejará guiar por una autora que prescinde de trampas y se apoya en una buena historia.

Lo que cuenta:
Tenemos a Amelia (ponga aquí apellido raro) ,dama soltera, y por lo tanto con tiempo libre extra para fisgar. Así es cómo se da cuenta de que en la mansión de al lado ha sucedido algo. Un detective oficial le dará réplica y entre los dos emprenderán una investigación, él por el camino recto del protocolo y ella con la intuición y la maña como bazas ganadoras para descubrir quién fue el asesino si es que lo hubo.
Por un lado, la lectura nos lleva a descubrir quién fue y por qué, por otro, vamos a asistir en primera fila al cómo se resuelve el enigma.

Cómo lo cuenta:
Es la mujer metida a detective, en primera persona la que cuenta la historia, cómo va descubriendo poco a poco los entresijos del caso y trata de deshacer el nudo aunque a veces lo que consigue es dar pasos en falso que la llevan a retroceder pero que añaden interés a la historia.
La narradora introduce al lector en un laberinto en el que no se van a perder pero que oculta muchas sorpresas en el aspecto argumental.

Se apoya fundamentalmente en la narración, en la descripción de hechos, aunque debo reconocer que en ocasiones peca de un exceso de objetividad, los personajes se quedan un poco superficiales en ese sentido, la narradora se vuelve demasiado aséptica y aunque sí que entra en juicios de valor a los personajes, entre los que se encuentran tanto víctimas como sospechosos, no acabamos de conocerlos bien y asistimos a sus aventuras y desventuras como meros espectadores.
También hay que destacar los diálogos, sobre todo los que se establecen entre la protagonista con el detective oficial en los que exponen y debaten sobre sus pesquisas y deducciones. Son de lo mejor del libro.

En breves pinceladas nos dibuja la ciudad de Nueva York a finales del XIX, un poco la cultura, las grandes familias que surgieron en la época y cómo era la sociedad de entonces aunque tampoco se entretiene demasiado con el tema, solo lo suficiente para crear un contexto muy efectivo aunque si no has estado en Nueva York no sabrás lo bonito que es Gramercy Park. Es un poco rácana en ese sentido.

El punto fuerte:

Sin duda alguna el caso y la investigación que conlleva. Es muy entretenido y dentro podemos encontrar varias historias surgidas de las diferentes hipótesis que va elaborando la señorita Amelia que se van torciendo por culpa de giros argumentales coherentes que al final harán encajar todos los elementos.

El punto débil:

Los personajes se me han quedado flojos, demasiado superficiales. Sí, ya sé que es cosa del género y la época pero yo no tengo la culpa y la verdad que llegar no llegan.

Un extra

Nunca leo introducciones ni prólogos, no por nada sino porque en el mejor de los casos te destripan cosas importantes del libro y en el peor son aburridos. A no ser que el libro me gusté mucho y entonces me lo leo todo hasta el copyright, en este caso el libro me ha gustado y además la Introducción corre a cargo de una blogger Carmen Forján de http://carmenyamigos.blogspot.com.es/.
Me alegro mucho de poder decir que merece la pena, cuenta cosas muy interesantes de forma amena que completan la experiencia lectora de esta obra. Me han sorprendido alguna de ellas, en especial que la autora fue una mujer a la que casi todo le vino de cara y ya es raro porque normalmente (sea cierto o no) solían ser desgraciadas como ellas solas y tener vidas horribles.
También aporta un par de cosas más personales.

Para los que no lo saben:

Qué decir de las ediciones de la editorial Dépoca, que bien valen lo que cuestan, son tan bonitas. Además en este caso hay varias ilustraciones durante la novela, en algunos casos chocan un poco porque los personajes no son como yo me los imaginaba por las descripciones físicas. Además de esas bonitas ilustraciones en blanco y negro,  ya sabéis, papel de calidad, punto de lectura de ¿raso? no sé, bueno, de eso que nos ponían en las coletas cuando éramos peques. Y una foto y un marcapáginas.

Conclusión:

Muy buena novela recomendada para quienes quieran olvidarse de todo un buen rato y entretenerse con este misterio. Es lo que es y no encontrarás otra cosa que lo que buscas cuando eliges este tipo de libros.

PUNTUACIÓN: 4/5


martes, 12 de abril de 2016

La trilogía de la Niebla

CARLOS RUIZ ZAFÓN


  • Tapa dura: 880 páginas
  • Editor: Booket (1 de octubre de 2015)
  • Colección: Booket Octubre 2015
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8408133144
  • ISBN-13: 978-8408133148
                                  
                                                                MI OPINIÓN
"La trilogía de la niebla" es un entretenido juego que se repite en tres ocasiones, tan divertido como prescindible que puede tener su función de desahogo pero que no perdurará.

La idea

Juntar las tres primeras novelas de este autor en un mismo libro es una forma como otra cualquiera de venderlas o revenderlas ya que son de principios de los noventa del siglo pasado. Tienen en común que siguen un mismo esquema y comparten muchos elementos pero se supone que más allá de eso no tiene nada que ver una con otra. Puedes leerlas por orden, o por desorden, una, todas o ninguna, como quieras porque no tienen un hilo que las una.

El juego

Es como un juego. como una partida de la Oca, donde lo que cuenta es el puro azar más que la estrategia y no hay sorpresas, las posibilidades no son muchas y todas empiezan de la misma forma y van hacia la misma meta. 
Es literatura juvenil de la de antes, de la de héroes, villanos, tiempos remotos y personajes estereotipados. No van a salvar al mundo, como mucho a sí mismos o a algún otro personaje, por lo general, una dama desvalida.

En El príncipe de la Niebla, la primera de todas ellas, nos llevan a una casa con emplazamiento encantado, en época de guerra mundial que solo está de adorno y es la excusa para que la familia protagonista se traslade. Tiene barco fantasma, historia de misterio, faro, entorno bucólico, y como digo todos los personajes necesarios para seguir el esquema clásico de la novela de aventuras. 

En El palacio de Medianoche, nos traslada a la India, a un orfanato y una hermandad formada por muchachos que pronto habrán de abandonarla para embarcarse en la vida adulta. Pero aparece de nuevo el misterio, la leyenda, el malo que hay que vencer, y todo lo demás.

En la última, Luces de Septiembre, tenemos una especie de pastiche evolucionado de las dos anteriores, hala, suma uno más uno y ya tienes esta. No me voy a repetir, eso ya lo hace el autor en su sus novelas y encima ha cobrado.

Las reglas del juego

Lo fundamental es captar la atención del lector y el autor lo consigue gracias a una prosa muy envolvente, llena de adjetivos que describen lugares bucólicos llenos de fantasía a partir de sitios comunes que todos conocemos. Tienes la sensación de que en cualquier rincón de tu ciudad, pueblo o planeta donde sea que vivas podrás encontrar un lugar encantado como los que salen en las novelas.

Tomar partido por unos u otros personajes es tarea fácil, que a todos nos gusta ser buenos al menos en intenciones, otra cosa es lo que salga.

Tiene abundantes diálogos, descripciones detalladas pero un ritmo que en ningún momento decae. Sigue el esquema tradicional de introducción, nudo y desenlace. Una presentación muy atractiva en las tres ocasiones, mediante una prosa cuidada y elegante pero sencilla para la comprensión del público juvenil al que iba dirigida.
El nudo se complica lo suficiente como para mantener el interés pero sin apretarse tanto como para que no se pueda deshacer. A veces se queda corto y es muy predecible, al igual que en el juego de la Oca, todo está predeterminado, sabes que de una saltas a otra, que en la cárcel esperas, que de puente a puente y lo que sigue y así, lo mismo ocurre con los elementos comunes de las tres novelas por lo que el factor sorpresa se ha quedado durmiendo el sueño de los justos.
El desenlace es el que es y no cabe otro. El ritmo aumenta y se lee con avidez esperando esa sorpresa que no llega. No estoy estropeando nada, es así y sería mentir decir que tienen giros sorprendentes y hacer que os acercarais engañados a estas novelas.

Las fichas

Los personajes son planos como las fichas del juego, es terrible lo simplificados que están y cómo carecen de cualquier hondura, tienen un origen que se explica convenientemente pero eso no aporta volumen a la figura. Son meros vehículos para la trama. 

La partida

Las dos primeras son como ensayos, las dos son muy parecidas en cuanto a calidad, correctas pero nada memorables. Sirven para entretener durante un tiempo sin más.

La última, sería la buena, se ve un salto evolutivo en el autor, al menos eso me ha parecido, es mucho más compleja en todos los sentidos menos en el de los personajes que han seguido sin llegarme ninguno. Pero sí se ve mucho más completa, que abarca más cosas, varias tramas y bebe de las dos anteriores aportando calidad, consistencia y haciendo de ella una buena lectura que aporta algo nuevo con un final muy bonito.

Conclusión

Que no os dé miedo el número de páginas, es papel biblia y pesa poquito el tomo en edición bolsillo de tapa dura pero tiene letras para leer a tres metros en un día nublado.
Si no tenéis claro si os apetece os recomiendo la última, Luces de septiembre. Si sois incondicionales de autor pues las tres y por lo menos aunque resulte un poco repetitivo al menos se ve que evoluciona. Lo malo es que no sé hasta qué punto es necesario ver  eso. 
Pero ha sido divertido y en ese momento fue lo que me daba la gana leer.

PUNTUACIÓN: 2,5/5 ya nos contarás el truco para tener éxito contando siempre lo mismo. 

lunes, 4 de abril de 2016

La sombra del eunuco

    JAUME CABRÉ

 
  • Título Original: L'ombra de l'eunuc
  • Traductora: Concha Cardeñoso Sáenz de Miera
  • Tapa blanda: 448 páginas
  • Editor: Destino (20 de octubre de 2015). 1996
  • Colección: Ancora Y Delfin
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8423349950
  • ISBN-13: 978-8423349951

                               
                                                                   MI OPINIÓN
"La sombra del eunuco" es una novela que mantiene un precario equilibro pasando por tramos insufribles y recuperándose con otros de muy intensos que la mantienen a flote y salvan la lectura por los pelos.

El lío:

Si no fuera porque a ratos se vuelve demasiado compleja y profunda, bien valdría como guión de psicodrama de sobremesa. En el transcurso de una cena en un restaurante situado en la que había sido su casa, Miquel le cuenta a Júlia su vida y la de su familia para evitar contarle lo que de verdad a ella le interesa.
Todo va en plan, éste no es tu padre, el otro que se va a por tabaco y nunca vuelve, la que le quema la pasión y no puede resistirse y por eso se casa con alguien a quien no quiere y demás tópicos culebroneros.
Se forma un totum revolutum que consigue mantener el interés del lector por la forma tan honesta en la que retrata a unos personajes que se hacen creíbles independientemente de que va a ser complicado empatizar con alguno de ellos.

Más lío:

Por si la trama, que contiene la historia de toda la familia desde Adán y Eva (bueno, tanto no pero casi) del narrador no era suficiente para armar un follón narrativo, la construcción también lo es. Partimos con un narrador en primera persona, el que habla con Júlia pero que a veces habla de sí mismo en tercera persona, así sin que medie nada, pasa de uno a otro y al principio y hasta que te acostumbras produce confusión y hasta cierto desasosiego que tienta a abandonar la lectura. No es que al acostumbrarte te guste, es como los atascos de la M30, te acostumbras porque no queda otra pero eso no quiere decir que estés deseando meterte en uno.
Junto con Miquel, aparece como narrador el tío Mauri, pero en este caso el cambio de narrador es más claro aunque no se puede bajar la guardia.
Muchos nombres se repiten y se distinguen gracias a los motes que les van poniendo, algunos divertidos y otros especialmente crueles.

Por lo demás, el estilo me gusta mucho, la forma de narrar es muy entretenida, fluida, tiene algunos golpes simpáticos y hay una especie de intento por desdramatizar, por dar sensación de "vale, nos ha pasado esto pero hay que seguir que nadie se muere de la pena". Todo eso sin descuidar los detalles, con un buen vocabulario, escrito sin prisas incluyendo algún que otro mensaje entre líneas. Es como si el lector también estuviera asistiendo a esa cena.
Tiene también excelentes metáforas y simbolismos, a veces capta momentos muy bonitos como fotografías.
No abundan las descripciones de lugares, solo lo justo para situarnos y por si son necesarias para explicar ciertas cosas. Todo lo descriptivo recae sobre las emociones y actitudes de los personajes junto con muy buenos diálogos.

El nudo:

Sin duda alguna, el interés de todo el libro recae sobre los sentimientos, es una historia de relaciones familiares de todo tipo. El peso lo llevan los personajes masculinos, ellas quedan de lado, lo único que hacen si acaso es fastidiar de vez en cuando y cargar con ciertas culpas.

Y la música, una constante en las obras del autor que va a ser el hilo conductor y lo que una y dé sentido a toda la historia.

Una tontería:

Es un poco molesto que alguna expresión no se haya traducido del catalán y aparezca así en el libro, creo que aunque no tenga un buen equivalente en español podrían haber puesto una notita aunque se intuye por el contexto.
Y también alguna palabra suelta o número que me ha dado impresión de error porque no tiene mucho sentido que se haya quedado así. No me he molestado en buscarlo en google, no tengo que hacer el trabajo de otros.

Delitos y faltas:

Aquí viene todo lo que no me ha gustado, lo que ha estado a punto de mandar el libro a la sección del blog en la que a ninguno le gustaría estar.

Lo primero pero no lo más importante es que es literatura machista. A ver, vamos a aclarar, no me refiero a los personajes machistas, estos los tolero en el sentido en el que pueden ser necesarios para construir novelas así como los asesinos, ladrones, villanos de todo pelaje y siempre está bien tener personajes a los que desearles todo tipo de calamidades. Pero lo que no me gusta y lo que definitivamente se ha cargado la historia es la perspectiva machista del autor a la hora de desarrollar la historia. También es cierto que la mayoría de los personajes caen mal por esto mismo y llegan a cansar porque se parecen todos demasiado.
A veces también se pasan de trágicos y dramáticos y van en contra de sus principios con tal de que no les salga algo bien.

Otra cosa que me ha matado es la parte en la que Miquel, el narrador, cuenta su vida en la universidad que coincide con la época franquista, lo de andar de palos con los grises, y ahora vamos todos a luchar. Es pesadísimo, lo cuenta tan mal que ni siquiera parece que esté escribiendo el mismo autor. Vale, reconozco que es algo sobre lo que me suele dar bastante pereza leer, todo el rollo político y demás, es más, fíjate lo que voy a decir, prefiero leer sobre la segunda guerra mundial y el holocausto nazi antes que de estas movidas. Muy fuerte sí, porque siempre pensé que nada desbancaría ese tema de mis lecturas a evitar, pues no. Aquí ha venido Jaume a demostrarme que me equivocaba. Hala.

Pero lo peor de todo, lo que tendría que de verdad es para que a este hombre le echaran una paletada de cucho en la cabeza es lo que hace casi llegando al final. Es como venga, ven, acomódate en mi historia, una buena historia sin duda, y mira cómo fluye todo y cuando más a gusto estás, cuando ya te preparas para el final de esa familia que ya te resulta hasta cercana, va el tío, le pega un giro a la trama y todo a tomar por culo.
Lo siento, ya sé que no queda bien poner eso así pero llevo desde ayer dándole vueltas y no hay expresión ni palabras en nuestro maravilloso vocabulario que lo explique mejor. Tal cual, es como si te acariciaran antes de darte una hostia.

Y espera porque casi al final lo repite lo que pasa que como da en zona dolorida, el golpe previo amortigua el efecto de este último.

Veredicto:

Visto así esta novela se merecería una guillotina en todo el cogote pero no sería honesto porque tiene partes que me han gustado mucho, porque el autor escribe muy bien, crea unos personajes impecables aunque solo uno se salve y merezca nuestra empatía. Y porque la trama está muy bien trabajada, todas las partes perfectamente ensambladas.
De todas formas es una novela que recomendaría a medias, si te gusta mucho el autor bueno, vale,  ve preparado/a para el final.
Sí que recomiendo otra novela suya "Yo confieso" y que aunque escribió después se publicó antes.

PUNTUACIÓN: 2/5 hemos roto.


martes, 29 de marzo de 2016

Operación Black Death

FERNANDO GARCÍA PAÑEDA




Formato:  Tapa blanda - Encuadernación encolada

 336 
Fecha:      17/2/2016
 978-8-49112-323-1 
  

                                                            MI OPINIÓN
"Operación Black Death" es una novela de factura impecable, con un envoltorio muy atractivo de aire cinematográfico que esconde una buena historia de espionaje, contrabando y cómo no, amor.

El trato:

Que yo me ponga a leer una novela con trasfondo bélico, encima en la Segunda Guerra mundial no es fácil, tiene que tener muchas cosas mucho más importantes que la contienda en sí y por supuesto no me puede llevar a campos de concentración detallados al milímetro, porque no voy. Y también hay condición con el final, que no voy a desvelar pero que es muy importante.
El autor, valiente donde los haya decidió que sí, que encajaba y que me podría gustar, así que me la mandó y acertamos los dos.

El argumento:

Tenemos de un lado pareja de hermanos españoles, Martín y Ana Eugenia, y a un americano, un inglés que no se sabe muy bien a qué se dedican ni de qué parte están aunque queremos pensar que son los buenos. Del otro están los de siempre y no vamos a perder tiempo con ellos. La cuestión es que unos y otros se hacen trampas, juegan con cartas marcadas y aquí el más tonto hace relojes por lo que es complicado saber qué va a pasar. De por medio tenemos obras de arte de esas que robaban unos para vendérselas a otros y armas químicas que pueden darle la vuelta al marcador en el momento más inesperado.
Y por supuesto la gran dama de la novela, la señorita Monique, que no se sabe muy bien tampoco de qué va, y que después de pasar las de Caín para llegar a España tras fugarse de una prisión  las va a liar muy gordas.

Los actores:

Ahí están. Los personajes principales manejan más de un nombre cada uno y tienen diferentes funciones. Están dotados de gran vitalidad y dibujados con mucho acierto básicamente por sus obras más que por las descripciones que se limitan al plano físico. Sin ninguna duda el actor principal es Martín al que imaginamos tipo Bogart, ese canalla que cae bien porque en el fondo a lo mejor no es tan malo, o sí, nunca se sabe. Es sin ninguna duda el motor de la novela, el que va a mover toda la historia.

Monique le da réplica, misteriosa, dulce y fuerte al mismo tiempo es el tipo de mujer tan perfecta a la que incluso cuesta cogerle apego, provoca tanta irritación como envidia y en el fondo no quieres que le salga todo bien hasta que el tiempo la pone en su lugar.

Ana Eugenia es la más normal, un poco alcahueta en lo que respecta  a su hermano Martín con el que a menudo adopta un papel adiestrador que no le favorece nada pero bueno, eso es algo personal, le tengo especial manía a la gente que acostumbra a decirle a los demás lo que tienen que hacer. Pero no es mala gente, es más, resulta mucho más natural empatizar con ella (el resto del tiempo) que con Monique.

Los demás: describirlos uno por uno sería destripar la trama y eso tendría que estar penado por ley, y más en el caso de historias como esta que viven de la intriga, el suspense y los giros argumentales. Pero sí hay que destacar que todos ellos son unos valiosos compañeros de viaje para el trío protagonista.

El director:

El autor maneja todas las herramientas narrativas del género negro con gran habilidad para construir una historia basada sobre todo en el suspense. Al principio es todo muy confuso y tengo que decir que arriesgado porque puedes pensar que este hombre no sabe lo que se trae entre manos, que todo se está enredando demasiado y corre  peligro de acabar convertido en una maraña de subtramas llena de nudos que no hacen más que apretarse. No es así, y una vez superado ese desasosiego intermedio que produce no saber muy bien en qué jardín nos están metiendo, a medio camino ya tenemos claro cómo está repartido el asunto y se sigue con facilidad.

Y se disfruta mucho. Un narrador omnisciente en tercera persona va contando poco a poco esta historia que en muchos momentos recuerda a películas del estilo de Casablanca, dosifica la información para mantener el interés. Gracias a unas descripciones bellas incluso a ratos poéticas nos transporta a la España de postguerra civil-franquismo-y esa supuesta neutralidad respecto al conflicto mundial. Retrato muy especial en el que hace de los lugares, tanto de la ciudad de Bilbao como de Madrid, y algunos pueblos. Por suerte nos ahorra detalles cuando hay que tocar el tema delicado de campos de concentración, detenidos, actos violentos...

Especial mimo pone cuando se centra en la historia romántica, añadiendo un poquito de dulzor que no le sienta mal, incluso le da cierto aire a antiguo, casi a novela de Jane Austen, el casi habría que ponerlo en mayúsculas porque no es exactamente eso, por suerte. No tengo nada en contra de Jane pero es que aquí no pegaría nada. La historia resulta muy creíble, surge de una forma muy natural y fluye hacia su inevitable desenlace.

Dividida en cortos capítulos mantiene un ritmo y un tono constantes que se aceleran y que aumentan la tensión en función de la llegada de los momentos álgidos. Incluye también varios textos a modo de comunicados entre espías calificados de Secretos o Altos secretos que son al principio las partes más confusas y que no se entienden muy bien hasta que le coges el punto y aclara unas cuantas cosas.

De si existió o no tal operación y si ese tipo de armas químicas estaban en poder de alguien no tengo ni idea ni me importa, lo que me importa es que dentro de esta novela yo me lo he creído. Para lo demás, ahí están los libros de Historia.

Conclusión:

Restando esa parte (después del atractivo inicio ) en la que se va un poco a la deriva y hay que hacer ejercicio de confianza con la esperanza de que todo vaya encajando, estamos ante una novela que hará las delicias de los amantes de la historias clásicas de suspense e intriga con un poco de amor. Recomendadísimo para los aficionados al cine clásico de Hollywood, muy recomendable para todos los demás, incluso para los que como yo solemos evitar todo lo posible el tema bélico

Os dejo el enlace a la página donde podéis leer el inicio de la novela, animaos:

Operación Black Death

Puntuación: 4,5/5 Una pena que no haya nadie en el cine para hacer esto hoy en día, quizás Clooney pero está un poco mayor para el papel de treintañero, y Bogart, bueno, a ese le queda un poco a desmano. Las chicas como todas van al mismo cirujano tienen la misma cara y no darían el pego en la época.


lunes, 21 de marzo de 2016

El regreso del Catón.

MATILDE ASENSI


  • Tapa dura: 608 páginas
  • Editor: Planeta (1 de octubre de 2015)
  • Colección: Autores Españoles E Iberoameric.
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8408145827
  • ISBN-13: 978-8408145820

                                                              MI OPINIÓN
"El regreso del Catón" es una compleja y extraordinaria aventura que llega de la mano de una insufrible protagonista con demasiados recuerdos.

De qué va:

La historia es que hay unos osarios que primero son unos cuantos y luego otros pocos más que podrían pertenecer a Jesús de Nazaret y su familia y se trata de buscarlos ya que están perdidos desde que los llevaron al castillo de Alamut siglos ha y pensaron que estaban a  buen recaudo hasta que llegaron los malos y les hicieron una Falla con el castillo y luego ya no se sabe, que si están allí, que si aquí, que si mira a ver tú que yo no los tengo y demás. Aparece una pareja de gente peculiar que van a poner cheque en blanco sobre la mesa a Ottavia y Farag, que son expertos  en lenguas muertas, vivas pero raras, clásicas y demás y están muy preparados. Después regresa el Catón y ya montan el tour para buscar los restos.

Cómo va:

Sobre ruedas en cuanto a trama de aventura y descubrimientos se refiere y a trompicones cuando toca el plano emocional y privado de los personajes. La narradora es Ottavia, a ratos es la típica tía idiota que dices: ¿pero cómo puede esa petarda tener un tío tan guay a su lado?. Pues eso, seguro que todos conocemos más ejemplos de los que nos gustaría. Por lo tanto estamos ante una novela contada en primera persona por una narradora que solo dispone de su propia información por lo que el lector va descubriendo al mismo tiempo que ella en qué jardín se está metiendo.
¿El jardín? Pues Matilde Asensi vuelve a las andadas y quiere remover otra vez los cimientos de la fe cristiana católica. Y para eso nos mete en unas aventuras precedidas por una primera parte un poco
extensa y a veces demasiado cargada de datos y enrevesada, casi hace falta coger lápiz y papel y hacer esquema. Las aventuras son muy entretenidas y aunque no quitan el sueño ni el aliento mantienen el interés muy bien.
Las descripciones tanto de lugares imaginarios, como reales y de hechos históricos son muy detalladas, funciona en mi caso porque no los conozco y no sé de lo que habla pero no sé si gente más enterada en el tema no se aburrirá un poco.

Y luego está todo el lío de los Khan y los Marco Polo y un batiburrillo histórico que se forma, que a su lado lo de Juego de tronos parece La casa de la pradera. Menudos eran aquellos mongoles y sus coetáneos y los que vinieron detrás. Las luchas entre poderes y fe, los tejemanejes...

El reparto:
Para entrar en todo este juego tenemos a Ottavia, como ya he dicho cuando está trabajando es muy buena, resuelta y temperamental pero cuando se pone en plan tonto es que apetece tirarla a un río de lava, empieza a reírse de cosas absurdas y sin gracia y además intenta explicarlo mil veces cada vez con peor resultado, coge una enfermedad con que la pobre Abby es fea que no es ni medio normal, y le da por decir que no sin argumentar nada, solo esperando a que la convenzan.

Farag es el santo varón que acompaña a Ottavia, es muy simpático y tiene una paciencia infinita.

El Catón, Abby, la sobrina Isabella, los mecenas, y demás personajes están muy desdibujados, tienen su función en la trama sin más, no se profundiza en ellos y resultan muy indiferentes por lo que no despiertan ninguna emoción. Son todos estupendos, ah, menos la fea pero a medio camino la reconvertimos y no pasa nada.

Sí cuela:

La trama, y por lo tanto la mayor parte y la razón de ser del libro. Pese a lo descabelladas que son algunas de las ideas que propone, están todas muy bien argumentadas y además todo va encajando perfectamente por lo que está dotada de gran coherencia y es creíble, lo de verosímil o no, vamos a dejarlo.

Una cosa que me ha sorprendido también es que a diferencia de lo que ocurre en otras muchísimas novelas del género estos personajes tienen necesidades normales, y llevan comida, bebida, papel higiénico, cosas para lavarse...De donde ha salido todo eso en determinados momentos está explicado en la novela de forma muy sencilla pero al menos esta mujer se ha molestado en pensar en ello. Vuelan por todo el mundo con carta blanca, van a los mejores hoteles, siempre escapan, los malos son un poco torpes...a ver, no deja de ser novela de aventuras pero bueno, son bastante humanos la mayor parte del tiempo.

La resolución es satisfactoria. Pero:

No cuela;

Que estén contando la historia que dará pie a todo el misterio que hay que resolver y se pare a decir que están comiendo guacamole o el postre, ¡por Dios, Mati! ¿Qué importa eso, en qué piensas?

Cuando una novela tiene un éxito apabullante siempre salen millares de clones en un breve espacio de tiempo. En este caso, ha sido la propia autora la que ha querido imitarse a sí misma. Resucitar a un personaje es peligroso pero querer resucitar un fenómeno es una pérdida de tiempo desde mi punto de vista. Es como si pensara que lo ha intentado de otras formas y ninguna funcionó tan bien como cuando escribió El último Catón, y entonces ha vuelto. Y ya no es lo mismo. Creo que parte de un éxito así se debe a la novedad, a haber hecho algo diferente o mejor y en este caso eso no está.
Ahora dirán que estoy equivocada, que quería contar esta historia desde hace mucho, que le quemaba en la cabeza y los personajes le gritaban para que los dejara salir y contar sus aventuras, y que temió ser devorada por su propia obra si no le daba forma concreta. Pues no es eso lo que parece.

Además ya sé que en estos libros la parte personal es un mero adorno, que lo importante es la aventura pero es que lastra la novela cuando se pone a tirar de tópicos sin piedad. Aburre. Vaya rollo.

También me ha sobrado el intento por modernizarse demasiado o querer tal vez captar público más joven haciendo alguna referencia a pelis como El sexto sentido, La guerra de las galaxias o los videojuegos como Assassins Creed, vale, esto es como cuando en los Oscar pusieron a presentar a Neil Patrick Harris para que lo viera la gente joven. No vale. No va  así, porque no es una novela para  adolescentes. No hay mundos distópicos, los personajes son demasiado mayores, no hay triángulos amorosos y encima tienes que pensar. El colmo. Lo siento por Planeta si quería con esto ampliar el público pero no creo que salga bien la jugada.

Clama al cielo que detengan a un militar y no se les ocurra mirar si va armado.

Demasiadas cosas ya vistas, en libros anteriores.

El epílogo y las últimas páginas antes de éste. Hay que ver la pena que le da a algunos terminar sus libros cuando la historia se acaba. Lo demás sobra todo, en este caso hablamos de un buen puñado de páginas que solo sirven para explicar lo mismo y dar demasiados detalles que no son necesarios.

Veredicto:

Novela muy interesante y entretenida, ensamblada de forma muy inteligente que aporta mucha información, a veces demasiada. Muy recomendable si leíste la otra en su día cuando salió y no recuerdas casi nada, como era mi caso.
Si no has leído ninguna, yo te digo que mejor te leas la otra.
¿Y por qué no las dos? Allá tú si quieres que te dé un colapso nervioso.

PUNTUACIÓN: 3/5 A ver si vas a acabar ganando el premio Planeta, que decías que no querías.