lunes, 15 de diciembre de 2014

La Guillotina #7. Tinta Rusa

TATIANA DE ROSNAY





"Tinta Rusa" es una novela escrita con una buena idea que se queda sólo en eso, en idea y que destila mucho resentimiento.

Elegí este libro porque necesitaba una lectura ligera, de no darle demasiadas vueltas y entretenida. Por la sinopsis la cosa pintaba bien, escritor disfrutando de su megaéxito tan inesperado como incomprensible con la primera novela se ve atrapado en el mundo purpurina del lujo y del todo me lo merezco porque soy guay, luego viene el tío Paco con las rebajas y entra en el inevitable bloqueo, porque a ver de dónde saca él otra idea tan buena como la primera. Como no sabe qué hacer y se siente muy presionado coge a su joven novia y se la lleva a un exclusivo hotel de la costa Toscana a pasar un finde largo, tan largo como se nos ponen los dientes cuando describe el sitio, al menos al principio porque la verdad es que la aventura acaba siendo un tostón de categoría suprema, así que en realidad no me extraña que al muchacho no se le ocurra nada. Y nos habla también de esa espectacular novela que vendió treinta millones de ejemplares y que gustó a todo tipo de público, lo cual ya de por sí es extraño, pero vale. El argumento de esa novela, que nos explica malamente, se basa en algo que le pasó a él y que le llevó a descubrir que su padre no era hijo de su abuelo, porque su abuela lo había tenido antes, y aquí tenemos un misterio.

Antes de empezar esta guillotina iba a decir que cuidado porque vienen spoiler pero no sé qué voy a spoilear porque la verdad es que la novela no nos cuenta nada, el misterio casi no se resuelve, nos da una ligera idea y el resto si queremos lo ponemos nosotros o esperamos a que Tatiana escriba otra novela y a lo mejor le apetece contárnoslo.

El libro tiene el ritmo, el tono y el estilo adecuado a la historia y el género que trata pero se queda sólo en la superficie. Es una pretendida crítica al éxito rápido y a todo el lío de las redes sociales y demás pero no profundiza, sólo esboza.

Tenemos un personaje bastante bueno, que cae todo lo mal que te puede caer un personaje, es el principal, el tal Nicolás cogió para sí todos los defectos. A su novia, que se pone malita según llega al sitio y todos sabemos qué es lo que le pasa, mucho antes de que lo cuente la autora, le pone los cuernos cada vez que puede o al menos lo intenta, se pasa el día mandándose mensajes pornográficos con otras admiradoras, las escenas de sexo son soeces, deshumanizadas y repelen. Cuando se le pasa el calentón echa de menos a su ex, su gran amor, Delphine, que con un poco de suerte para ella no volverá nunca con él. Y luego tiene la cara dura de acusar a la pobre novia de celosa, no hijo, eso no es celosa es que no es tonta.
Lo malo del resto de los personajes es que son de plastilina, ni sienten ni padecen, ni sabemos cómo son ni de qué van, están dibujados a lápiz con un trazo casi invisible por lo que poco o nada nos importa lo que les suceda.

La trama tampoco aporta nada, da muchas vueltas sobre sí mismo, hace enumeraciones interminables que para ser un libro de poco más de cuatrocientas páginas con letra bastante grande y márgenes generosos no hacían falta, vamos que si escribes una novela de mil páginas, pues alguna enumeración habrá, que mil páginas dan para hacer de todo pero cuatrocientas no. Lo más interesante que es ese misterio familiar que rodea a la desaparición del muchacho se queda en poco más que un esquema por lo que la decepción es completa.

No sé si necesito más razones para mandar a este libro a esta sección pero para mí son más que suficientes. Creo que además la autora está criticando algo que ella misma hace pero en fin, y me ha parecido que va contra alguien en concreto pero eso me lo guardo porque como no puedo saberlo con seguridad no sería justo decirlo.

La conclusión que he sacado es que hay cierto tipo de escritora con el que he tarifado, son las redactoras de esas revistas supuestamente femeninas que van dirigidas a las mujeres pero sólo para que se conviertan en el ideal de los hombres, aprendan a tenerlos todo el día contentos para que no se vayan con otras, estén guapísimas, se vistan como las famosas y se sientan fatal cuando todo eso no funcione. Lo que nos faltaba.

Hala, todos puestos detrás de la línea de seguridad que esto cae.

lunes, 8 de diciembre de 2014

La Santa

MADO MARTÍNEZ


  • Tapa dura: 384 páginas
  • Editor: Algaida Editores; Edición: edición (30 de octubre de 2014)
  • Colección: Algaida Literaria - Premio Ateneo Joven De Sevilla
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8490671230
  • ISBN-13: 978-8490671238


                                                          MI OPINIÓN
"La Santa" es una novela corta de terror y suspense gótico que proporciona algún que otro escalofrío y un buen rato divertido de lectura de invierno.

La santa viene a liarla parda, la pobre en realidad no tiene la culpa, la invocan y ella viene y marcha con un rebaño de niñas que encuentra en un internado perdido en las montañas asturianas. Para mí ha sido una novela corta, digo esto porque a pesar de sus más de trescientas páginas, tiene unos márgenes más que generosos, letras para miopes y mucho espacio en blanco. Los capítulos son muy cortos y empiezan a media página, tampoco la última suele estar aprovechada del todo. Intercalado con la narración en tercera persona, nos encontramos unas notas en cursiva y en primera persona que enseguida vamos a saber quién es y qué quiere pero sólo son unas pocas líneas y el resto de  la página pues te lo cede la editorial para que tomes notas. Por lo que el libro se acaba en un par de tardes.

La prosa es sencilla y de vez en cuando cae alguna que otra frase un poco pretenciosa o demasiado adornada como para dar espesor al estilo. No me pareció necesario. El ritmo de la historia es muy ágil y dinámico, alternando las descripciones preciosas y la narración de los hechos con abundantes dialógos. La trama no se estanca en ningún momento ya que en todos los capítulos avanza y se van descubriendo cosas nuevas aunque el meollo de la cuestión queda claro demasiado pronto para mi gusto. Pienso que la autora debería haberse guardado cierta información para más adelante y mantener más la intriga, aun así, el descubrimiento de todo lo demás merece la pena.

Lo que más me ha gustado ha sido la ambientación y el aire a clásico de terror que tiene y la mezcla entre leyendas y realidad. El internado que no sé por qué a mí me ha recordado al hotel de "El
resplandor" por su ubicación más que nada y por la atmósera que lo envuelve de misterio. Aunque hay varios tópicos, la verdad es que no me han molestado ya que me he imaginado el tipo de historia que a mí me gusta, personajes que guardan sus cartas hasta el final, otros que no ves el momento en que se despeñen por el barranco más alto y alguno que otro adorable que es el que más te ata a la historia.

Quitando a la santa, que se dedica a lo suyo y que si no la llaman no viene, las mujeres salen bien paradas de esta historia. Los personajes, están bien delineados pero no son muy complejos pero la novela tampoco lo pide. Uno de ellos, que aparece hacia la mitad, era interesante pero al final resultó demasiado mundano. Los hombres los pobres se llevan la peor parte, el más bueno es para colgarlo y bien alto para que no le lleguen los pies al suelo. Menudos elementos.

Las dos pegas que me han impedido disfrutar del todo con esta historia es que la resolución es quizás demasiado sencilla y después de ponerte la miel en los labios con el misterio, al final todo queda un poco en lo de siempre y que de vez en cuando aparecen unos pasajes de sexo muy bizarros y hasta casi desagradables de leer porque no pegan nada de nada con la novela. A ver, que digo yo que si escribes un libro dentro de cierto género y de un estilo determinado del tipo Henry James o las Brönte, de repente no puede poseerte Bukowski porque es como despertar a voces al lector en lo mejor del sueño.

Me ha parecido que hay muchas cosas de otras novelas muy conocidas por todos y cualquiera que lea esta las va a ver. Supongo que la autora ha querido hacerlo así a propósito porque a ella le gustará mucho. Pasa porque es la primera vez, la segunda ya digo yo que no me va a hacer gracia.

En conclusión, una novela entretenida que recomiendo a los seguidores del género de terror al estilo clásico y también estaría bien para los que normalmente no se atreven con este tipo de libros.

PUNTUACIÓN: 3/5 tramposa, la próxima vez rompemos la baraja.

Agradezco a la editorial el envío de la novela.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Invierno en París

IMOGEN ROBERTSON


DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 480 págs.
  • Editorial: ALIANZA EDITORIAL
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788420690681
  • Año Edición: 2014

                                                           MI OPINIÓN
"Invierno en París" es una novela que transmite el encanto de la Belle Époque y te lleva a recorrer los lugares más emblemáticos de París de la mano de unos personajes interesantes que en cierta manera dará pena abandonar al final del libro.

Muchos tenéis esta novela que la editorial anunciaba entre sus novedades, incluso circula algún sorteo por la blogosfera por lo que imagino que figura en la lista de pendientes de unos cuantos. Pero la mayoría no podrá leerla como lo he hecho yo, nada más y nada menos que en París. Una lectura que comenzó en el avión de ida, siguió en las noches de hotel en las que no había nada que ver en la televisión y terminó en le vuelo de regreso. Vale, no es invierno, es otoño y además no hacía demasiado frío, mira que sois quisquillosos pero el hecho de leer sobre lugares en los que acababas de estar lo ha convertido en una experiencia lectora muy interesante.
Aun así, la recomendaría igual para leer en el sofá de casa o en la silla de una sala de espera, el asiento del metro o autobús.

A través de una prosa ligera, con un tono muy actual, a veces tal vez demasiado ya que aparece alguna que otra expresión que dudo mucho se usara a principios de siglo por muy adelantadas que fueran aquellas mujeres, Imogen Robertson nos cuenta la historia de Maud e Yvette, artista que estudia en una academia para mujeres y modelo respectivamente. Estas mujeres son el punto fuerte de la novela, personajes complejos que ocultan cosas pese a que se enfrentan a la vida con actitud de no tener que pedir permiso para nada. Los hombres, salvo uno, quedan reducidos a mera comparsa.

Las acompaña Tanya y otros personajes secundarios que harán que la trama sea más compleja e interesante de lo que parece a simple vista. El ritmo es rápido y la lectura muy dinámica, no hay reflexiones ni monólogos, prima la acción y los diálogos que hacen avanzar la historia. Una historia en la que no faltará el misterio, la intriga, y cómo no los sentimientos. Estos últimos serán la esencia de la novela.

Los lugares que se mencionan en la novela son fácilmente reconocibles incluso para el turista
principiante y creo que todos hemos oído hablar de ellos. Esto no resta mérito ninguno a una más que solvente ambientación tanto exterior como interior y a la recreación de la época y la sociedad.

El final, aunque predecible es prometedor y la verdad es que se queda uno con ganas de saber qué pasó después pero tranquilos que la trama se resuelve y quedan todos los cabos atados.

En conclusión, una novela muy recomendable para los que quieran pasearse por París, viajar a una época interesante y entretenerse un buen rato. No dudo que las circunstancias personales han adornado la lectura y han influido mucho en la opinión final pero ¿no lo hacen siempre?

Dos avisos importantes. Uno, leed las notas del final y dos, no leais la sinopsis entera porque destripa algunas cosas importantes, en mi sección "en el horno" donde voy publicando las sinopsis está recortada.

PUNTUACIÓN: 4/5 Ya te puedes poner con una nueva novela con algunos de los personajes.

Agradezco a la editorial el envío de la novela.


lunes, 17 de noviembre de 2014

Secretos del arenal

FÉLIX G. MODROÑO


DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 384 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editorial: ALGAIDA
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788490671221
  • Año edición: 2014
                          
                                                  MI OPINIÓN
"Secretos del arenal" es una novela notable impregnada de talento que se lee con placer a pesar del dramatismo de las dos historias.

Me dan mucho miedo este tipo de novelas tan ensalzadas por los lectores, porque a veces no coincido y luego no paro de darle vueltas a ver qué me ha pasado, qué es lo que no he entendido del libro que a todo el mundo le gusta tanto. Después de leer un par de reseñas y como el autor me gustó mucho en su anterior novela "La ciudad de los ojos grises" decidí darle la oportunidad y desde entonces sólo me fijaba en la conclusión final de las reseñas, todas muy positivas.

Tenemos dos novelas en una, como siempre el riesgo está en que una sea un simple relleno o excusa para la otra pero en este caso no ha sido así. De hecho podrían haber sido dos novelas diferentes y habrían salido bien paradas las dos. Por un lado tenemos la historia de Silvia, una mujer que en primera persona nos narra sus líos sexuales y su manera de entender las relaciones junto con el caso de su hermana asesinada. En la otra historia, contada en tercera persona, la protagonista es Olalla. Cada una tiene su tiempo, bastante equilibrado.
En realidad se podría decir que la esencia de las dos es la misma y lo que se quiere contar también, pero el escritor se las ha apañado para que sean completamente distintas y ambas logren atrapar al lector y le ofrezcan detalles diferentes.
Lo que se mantiene en las dos es el estilo impecable, una prosa que se lee con verdadero deleite. Crea unos ambientes perfectos para la trama gracias a descripciones que sin ser recargadas aportan detalles que te transporta y te hacen entrar al juego y disfrutar de la lectura. Con buen equilibrio entre diálogos, acción y las mencionadas descripciones, el ritmo se mantiene casi toda la lectura ya que ha habido tramos que me ha costado seguir pero no porque estén peor llevados sino porque desarrolla una parte de la Historia, la posguerra y los tejemanejes del dictador y politiqueos varios que me aburren.

A pesar de lo que acabo de decir, me ha gustado más la historia de Olalla, la que transcurre en Sevilla en tiempos de posguerra y guerra mundial con todo lo que ello implica. Entiendo necesarios los apuntes que hace del momento histórico pero se los podía haber ahorrado porque se me ha hecho pesado y tenía muchas ganas de que se terminara esa parte. Por suerte, esto ocurre al principio, lo demás, cuando ya se centra en la historia de Olalla sí que me ha gustado. Los personajes están muy bien dibujados, tienen muchas dobleces y en esta aparece un malo, malo de manual, que está genial construido. Es fácil entender a Olalla, compadecerla y alegrarse con ella.

Respecto a la historia de Silvia, me ha gustado la trama pero me ha fallado el personaje principal. Vamos a ver, como personaje literario es un 10, no tiene tacha, es perfecto, pero como persona es para tenerla lejos y bien lejos. No he logrado comprenderla, sí que entiendo que lo que le pasó es duro pero aunque podría justificar su forma de ser y de entender las cosas no justifica su conducta. Ni siente ni padece, es egoísta hasta la enfermedad, es del tipo de personas que destruye, miente, traiciona y como diría una "personita" que yo conozco "lo más peor" de todo es que esgrime unos argumentos para justificar la infidelidad y el libre albedrío sexual tan inmadura y machista que me ha
hecho no poder empatizar con ella en ningún momento, ni siquiera he podido llegar a sentir pena por ella que no sabrá nunca lo que es el amor aunque lo desea sin saberlo, el valor de la renuncia que siempre hacemos en la vida cuando hacemos una elección y tenemos que dejar el resto de opciones atrás.
Es prepotente y soberbia y mira por encima del hombro a los que no piensan como ella. Además, lo imperdonable es que defiende su libertad pero coarta la de los demás, les roba los sentimientos. Es lapidaria hablando, sentencia con lo que dice y no tolera ni concibe la idea de estar equivocada.
¿Quién es ella para negar que haya matrimonios que merece la pena cuidar y que son capaces de evolucionar, de crecer con el tiempo? ¿Cómo sabe que todos los casados después de un tiempo son infelices y no existe ninguna pareja en la que los cónyuges se sientan completos sin andar por ahí echando polvos con el primero que se cruza con ellos en un vestíbulo de hotel? ¿Por qué imponer su visión del mundo a los demás diciendo que es imposible? Y encima es que al final ella quiere lo mismo, y lo que empieza siendo una relación compuesta de encuentros sexuales dignos de documental del National Geographic al final se le vuelve en contra, lo que pasa que el libro se le acaba a tiempo y cuando lo leáis entenderéis lo que quiero decir.

Otra cosa que personalmente me ha sobrado ha sido lo que cuenta del  mundo de la enología, todo lo que cuenta de los sabores me suena a chino cantonés porque no me gusta el vino. Es como cuando un autor describe un jardín enumerando todas las plantas y árboles, yo me quedo como estaba porque como no me los sé...

Por lo demás, esta parte actual sí que me ha gustado, el resto de personajes están más desdibujados pero son coherentes y funcionan muy bien, pero ella se come toda la trama. La parte de novela negra, de la resolución del caso de su hermana me ha gustado mucho y aunque no sea lo más original del mundo sí que ha estado muy entretenido.

Ambas partes tienen un vínculo que las une y hace que la novela quede redonda.

En conclusión. Félix Modroño desborda talento casi en todas las páginas de una novela que si bien no ha llegado a ser perfecta por culpa de franquismos, algunas repeticiones y datos que no eran para mí, ha estado a un pasito muy pequeño de serlo. La recomendaría sin miedo a todo los lectores.

Muchas gracias a la editorial por la novela.

PUNTUACIÓN: 4,5/5 me ha faltado sensualidad y me han sobrado mordiscos, que por cierto, los envoltorios de los condones no se muerden para abrirlos que luego pasa lo que pasa y vienen la cigüeña y cosas peores.
                                                                 

lunes, 10 de noviembre de 2014

Ritual

  DAVID PINNER

 

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 272 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: ALPHA DECAY
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788492837694
  • Año de esta edición: 2014 
                              


                                                                MI OPINIÓN
"Ritual" es una novela extraña de lectura complicada que incomoda y atrae a partes iguales.

Vamos a ver. Esto yo no sé qué es lo que es. Un día me preguntaron: "¿Este libro de qué va? y contesté: una niña se cae de un árbol y hay que ver si se cayó o la tiraron y para eso llega un poli a un pueblo de la costa con unos habitantes raros y hay cosas por ahí de rituales y así.

Más allá no puedo contar. Escrito con muy mala idea, la prosa de frases cortas pero contundente no te permite relajarte, es un libro que se lee con la espalda recta y que a veces te obliga a aguantar la respiración. Y aún así sigues leyendo sin parar porque tiene la atracción de lo extraño y desconocido. A pesar de la aspereza con la que se narran muchos de los pasajes, hay algunos de verdadera belleza aunque inhóspita. Es un libro con muchos símbolos y tan extraño que no encaja en ningún género y que muestra sin pudor los rincones oscuros de la mente humana.
Lo mejor del libro sin duda alguna es el no saber hacia dónde vas, ir descubriendo poco a poco qué está pasando y dejarte sorprender.

Los personajes son muy complejos y retorcidos, necesitan de casi todo el libro para dar la cara por completo y aun así, al final queda en manos del lector pensar una cosa u otra.

Las descripciones no son muy detalladas, se centra más en la atmósfera y la sensación que provoca de que algo muy malo está a punto de suceder o está pasando y no sabes qué.

En realidad es una novela de la que es difícil hablar, y difícil de recomendar así en general. Yo diría que es para gente que quiera leer algo distinto y esté dispuesto a pasar un rato incómodo. No hay lugar para romanticismo, ni ternura ni para palabras amables. Avisados estáis.

PUNTUACIÓN: dudo entre ponerle un 0 o un 5.

martes, 4 de noviembre de 2014

La mujer del diplomático

 ISABEL SAN SEBASTIÁN

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 480 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editorial: PLAZA & JANES EDITORES
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788401343278
  • Año edición: 2014


                                                       MI OPINIÓN
"La mujer del diplomático" es una novela muy bien estructurada que combina momentos históricos y sentimientos.

Lucía, una editora madura que está pasando por una relación que no tira y que vive un apasionado fin de semana con el hombre imaginario (sí, ese que todo el mundo sabe que no existe más que en las novelas de mujeres desengañadas que ya no creen en el amor), encuentra un diario de su madre fallecida hace unos años. ¡Hala, qué original todo! Pero bien. Tengo que decir que esta vez el recurso no me ha molestado y no ha sido un obstáculo para disfrutar de la lectura.

María, la madre de Lucía, es la mujer del diplomático, el tipo guapo, atractivo del que todas las mujeres se enamoran y claro, pobre hombre, a ver quién es el valiente que les dice que no a todas, es que claro, si te lo ponen así, cualquiera duda. El caso es que de este hecho, del que Lucía no sabía nada ya que siempre creyó vivir en la casa de la pradera, se entera leyendo el diario de su mamá y descubre así a la mujer que hay detrás de la ama de casa abnegada, madre de familia y esposa soñada.

Tenemos por tanto dos historias y las dos marcadas por hechos históricos importantes. En el caso de María, vamos a Estocolmo, donde estaba destinado el diplomático en la época del lío Kennedy-Kruschev y Fidel y los misiles y vamos a destrozar el mundo con una guerra atómica. En este momento María escribe un diario donde cuenta la congoja en la que vive ya que sus hijos varones están en Madrid y con ella en Estocolmo sólo las nenas y el mundo a punto de volar por los aires. Justo coincide con su crisis de fe en el amor y vienen las dudas con su amiga Paola, que de esta ya hablamos luego.

En el caso de Lucía, nos meten el tema de ETA en el momento en el que están por dejarlo, no entra mucho aunque sí que va a ser determinante en algunos aspectos. Y también la carga emocional de la mujer con sus líos, que ya viene de un divorcio y luego por lo visto se cogió uno igual que el que tenía y ahora ya no quiere más pero conoce a un músico y se van un fin de semana a Asturias y pasa lo que tiene que pasar y todo lo que viene después, y de ahí las dudas.

Tanto el tema guerra que no llega a transmitir la angustia que siente María, más que nada porque ya sabemos que no va a pasar entre otras cosas porque aquí estamos, como el actual sobre ETA según la escritora se ciñen a la realidad así que se supone que así sucedió.

El caso es que la novela tiene muy buen ritmo, además nos cuenta la vida de María en otros países aunque de forma muy breve, en especial es muy bonita la parte que pasa en Cuzco. Las descripciones son evocadoras y hay paisajes muy bonitos de los de coger el lápiz y apuntar por si un día se puede ir. Toda la novela está muy cuidada, hay un equilibrio muy bueno entre diálogos y narración y una elección cuidada de las palabras.

Los personajes son muy complejos y sólidos, todos menos uno. Paola, la diferente, la que tenía que dar juego, yo no me la he creído. Está casada y tiene un amante que resulta ser un espía además de ese hombre que sabe satisfacer a una mujer como nadie más en este planeta. Hombres del mundo ¡enfadaos! El caso es que es muy falso todo, incluso he tenido la sensación de que se estaba tirando el moco con su amiga María. No ha funcionado en absoluto, la idea era más o menos buena pero no. Los hombres, salvo este y el músico salen bastante mal parados, para qué nos vamos a engañar, y la conclusión a la que llegan tanto Lucía como su madre respecto al tema de la fidelidad es intragable, de verdad ¿hasta cuándo? Y eso que son opuestas. En su favor tengo que decir que la autora argumenta muy bien y los personajes en ese sentido se comprenden perfectamente que piensen así. Menos Paola, esa no.

Antes de acabar mencionar también que la autora aprovecha para lanzar un par de puyitas al mundo editorial, en plan que ya casi no se hacen novelas de calidad, que lo que vende es lo que vende y vaya por dios y la piratería. También tiene un par de personajes, editores que se les ve muy buena gente y se nota que alaba su trabajo.

En conclusión, una novela muy entretenida y recomendable, que sin ser inolvidable proporcionará una lectura muy interesante.

PUNTUACIÓN: 4/5
Y eso que la autora me cae mal, firmó libros en El corte Inglés, y fui, era su novela Astur, que me gustó mucho. Fue un poco antipática, me preguntó de dónde era porque mi nombre es un poco raro y cuando se lo dije me dijo "Ah, pues ahí tengo yo casa." y le contesté "Pues qué bien, ¿y vives allí cuando estás en España?" Cerró el libro y me lo puso en la mano y me hizo un gesto como de venga, que hay mucha gente esperando...
Tampoco había tanta.


lunes, 27 de octubre de 2014

Gataca

 FRANCK THILLIEZ


DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 656 págs.
  • Editorial: DESTINO
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788423345816
Año Edición: 2012


                                                   MI OPINIÓN
"Gataca" es una especie de segunda parte innecesaria de la anterior novela del autor, "El síndrome E" que se podía haber resuelto añadiendo cincuenta páginas más a la anterior.

Ya me estaba preocupando, porque me había enganchado a estos libros de forma casi inconsciente y pensé que nunca pararía pero sí. Según terminé de leer El síndrome E,  y sabiendo que había continuación tuve que ponerme con esta enseguida. Y el resultado ha sido bastante decepcionante.
En esta ocasión la cosa va de asesinos zurdos, estudios de genética y algo de animales. En el apartado de lo personal, respecto a la pareja de detectives protagonista Franck y Lucie ahonda en sus respectivas desgracias y aunque la de él ya quedó atrás en otra de sus novelas que no tengo intención ninguna de leer porque me la imagino atroz, la de ella está en todo su apogeo aquí. Es quizás esta la parte que más me ha gustado aunque le veo bastantes agujeros, ya que la trama de los asesinatos es una pura repetición y redundancia de El síndrome E.

Thilliez repite fórmula, con todo el descaro del mundo, casi escribe el mismo libro que el anterior, vamos que cambia un par de cosas y se queda tan ancho, y si esto mismo se lo echamos en cara a otros autores de otros géneros y decimos que parece que tienen un programa de ordenador y sólo cambian nombres y poco más, pues a este también, no vamos a medir con otra vara porque sea género negro. Repite estilo y esto me vale, porque si además le funciona pues para qué cambiar, vuelve a ser una lectura muy rápida sin detenerse en detalles ni ahondar en la psicología de los personajes. Es acción.

El problema ha venido porque esta vez, la parte científica, centrada en estudios de genética se me ha hecho muy pesada, ya no lo cuenta de la forma entretenida y dinámica en la que lo hacía en Síndrome E y en Atomka. Y tampoco aporta casi nada nuevo al desarrollo de la trama que más o menos ya sabes por dónde va a tirar.

Y aquí quería yo llegar, porque en este libro habla de una cosa de la que yo sé, y probablemente más que él, no me refiero a la genética que de eso sé yo lo mismo que todo el mundo sino de otra cosa que aparece en esta novela. Y debo decir que sí, que se informa de lo que escribe y lo cuenta bien. Ahí se ha redimido un poco.

En conclusión, que este autor se salva porque Atomka me gustó y lo escribió después que este así que ha mejorado y eso le suma puntos. Y que me ha parecido una novela poco necesaria y mejor hubiera tirado por algo diferente.

Un cotilleo. Vi una entrevista suya en Página 2 y la verdad es que muy simpático no es, además que no contestaba a lo que le preguntaban, contaba lo que le parecía.

PUNTUACIÓN: 2/5