lunes, 1 de febrero de 2016

El año del verano que nunca llegó

 WILLIAM OSPINA



  • Tapa dura: 304 páginas
  • Editor: Literatura Random House; Edición: 001 (21 de mayo de 2015)
  • Colección: Literatura Random House
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8439730292
  • ISBN-13: 978-8439730293


                                                               MI OPINIÓN
"El año del verano que nunca llegó" es una de esas lecturas que a través de una magnética historia envuelta en una atmósfera mágica  nos hacen disfrutar y comprender por qué los libros no pueden dejar de existir.

En este libro se juntan Lord Byron, Mary Shelley, Polidori y otros personajes memorables, todos ellos coinciden en la bonita y misteriosa Villa Diodati, en un oscura noche invernal de verano. Una atmósfera mágica y enigmática que adorna y proporciona el lugar perfecto para el nacimiento de dos de las más importantes leyendas y mitos. Además de esta trama que es el corazón del libro, tenemos la historia del autor, de cómo se gestó "El año del verano que nunca llegó". Esto es un peligro, no me suele interesar que un libro incluya el origen del mismo, ni la vida del autor ni todo lo que tuvo que hacer para llegar allí, lo que quiero es el libro en sí. Sin embargo en este caso, William lo vende muy bien, convirtiéndose él mismo en personaje de una trama que se entrelaza perfectamente con la otra, con la que tiene esos personajes tan potentes y un toque de misterio que en principio atrae al lector y lo engancha al libro, sin embargo tengo que decir que eso queda diluido después y no es lo importante del libro.

Escoger a Byron, Mary Shelley y Polidori junto con otros personajes igualmente atractivos e interesantes es partir con ventaja, pero todos sabemos que con una buena mano se puede perder una partida si no juegas bien, en este caso William lo hace estupendamente. Exprime las historias de sus personajes al máximo, los humaniza, nos los acerca tanto que parece que llegamos a verlos, a oírlos y a sentirlos de verdad. Sus vidas nos tocarán de cerca, algunos nos provocarán sentimientos nobles y otros tendremos ganas de retorcerles el pescuezo, llegamos tarde porque todos están ya muertos que
si no...

No solo de personajes vive esta novela que desde ya digo que a pesar de que le voy a reclamar al final una cosa, recomiendo a cualquier amante de la lectura, es una de las imprescindibles, y también a los que no les guste leer para que se den cuenta de lo que se pierden. También vive de una trama que va dejando miguitas por el camino de lo que va a suceder generando expectación y cómo no del estilo del autor. Una prosa poética, que transporta en el espacio y el tiempo a lugares de esos que cuesta querer dejar. He tenido tentación de buscar los lugares y la Villa Diodati en el google imágenes, porque lo cuenta tan bien...pero he querido disfrutar de mi propia villa, tal y como yo me la imaginaba hasta el final de la lectura. Luego la he buscado claro, a ver, ya nos conocemos.

Es una novela que va a generar otras lecturas, como poco ya tengo apuntados "Frankenstein" y  "Los papeles de Aspern" o "Mary Shelley" de Muriel Spark, y por supuesto no tengo que leer nada de Byron. Mira que me ha caído mal este hombre, no sé si sería justo esa la intención de Ospina pero a mí no me han quedado ganas de leer nada suyo.

Protesto. Llegamos al final y aquí viene mi reclamación. ¿Dónde hay que apuntarse para hablar con este hombre? A ver, es que no se puede hacer esto. Iba todo perfecto, lo que ocurre es que la trama del pasado, la de la villa y sus personajes se acaba, le toca poner punto y final pero a la trama actual, la que concierne al autor aún estaba sin terminar y no se le ocurre mejor cosa que, con perdón, cagarla. Así de claro, es que vamos a ver, señor Ospina, ¿qué necesidad había de ponerse a correr ahora? ¿De pegar ese acelerón y pis pas en cuatro hojas tengo que terminar? ¿Qué significa esa chapuza a esas alturas? ¿Dónde están esos amigos que dices que tienes que no te avisaron de que esto no procedía?
Sí, claro, ahora me dirás que quisiste ser fiel a la verdad y que eso fue lo que te pasó. Pues no, mira, haber mentido. Miente. Para eso leemos novelas de ficción, para que nos mientan, para que nos
cuenten cosas que en la realidad no suceden así o ni siquiera suceden. Para realidades ya tenemos la
vida diaria de cada uno. Ha sido una pena, porque de no haberlo hecho igual hasta le quitabas el sitio al "22/11/63" de King, fíjate lo que te digo.

En resumen, y a pesar de esta pequeñita pega en comparación a todo lo que te ofrece solo puedo decir que lo único que os deseo es que lo podáis leer.

PUNTUACIÓN: 5/5 Que no se repita...




lunes, 25 de enero de 2016

Escucha la canción del viento y Pinball 1973

HARUKI MURAKAMI


  • Traductor: Lourdes Porta Fuentes
  • Tapa blanda: 288 páginas
  • Editor: Tusquets; Edición: 1 (1 de octubre de 2015)
  • Colección: .
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8490661731
  • ISBN-13: 978-8490661734



                                                        MI OPINIÓN
"Escucha la canción del viento y Pinball 1973" son un cuento y un despropósito que retratan a la perfección al autor.

Voy a empezar por lo bueno. "Escucha la canción del viento" es un relato con sello Murakami, una novela corta, por lo que se ve la primera, y se nota la frescura, la libertad de esos primeros escritos que resultan mucho más auténticos. Están escritos sin pensar en otra cosa que no sea la creación, no hay números ni expectativas que cumplir solo la intención de mostrar lo que uno es capaz de hacer.

En esta novela corta, el protagonista que es a su vez el narrador, se reúne en un bar con su amigo el Rata. Aquí aparecen todos los elementos habituales en su obra, jóvenes que empiezan su andadura en el mundo adulto que viven historias muy normales hasta que aparece el toque casi surrealista y mágico que impregnan las novelas de Murakami. Bien integradas en ese realismo que acerca a los personajes al lector a pesar de la gran diferencia cultural son lo que dan sentido a la obra en sí.
Aparecen cómo no, muchas referencias musicales, los gatos, y por supuesto lo que mejor se le da al autor, las metáforas y el simbolismo.
 Descripciones de un día a día que podrían resultar anodinas sustentan el corazón de la historia en la que suele haber una mujer y gente que desaparece.

Los diálogos forman parte de la trama y la hacen avanzar, además nos muestran el carácter de los personajes, atormentados, indecisos, y que pelean por buscar un sentido a lo que les ocurre.

Me ha gustado mucho. Se ha parecido a sus mejores novelas como "Sputnik, mi amor" (aún no lo ha superado para mí), "Tokio blues" o "Los años de peregrinación del chico sin color".
Creo que es una buena opción para los que siempre están queriendo ponerse con este autor pero les entran la pereza y las dudas.

 Ésta es una historia sencilla pero después de haber leído casi todo lo publicado de este autor, da la sensación de que siempre escribe de lo mismo, que hay cosas que siempre suceden en sus novelas, como si todavía no la hubiera escrito como él quiere. Sin embargo tienen algo que hace diferente a cada una. Lo mejor de todo es que con la parte real consigue meterte en la historia y disfrutar ya de la parte casi onírica y mágica. Comparada con sus novelas más pesadas, esto gana mucho, porque se queda con la sustancia, y le quita toda la morralla que lo único que hace en otras de sus obras como "El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas" es entorpecer la lectura, aburrir y echar al lector.

Muy recomendable esta primera novela.

"Pinball 1973" esto se merece una Guillotina. Pero con todas las de la ley. Se repiten los mismos personajes y la verdad es que no ocurre nada. Señor Murakami, cuando no tenga nada que contar, hable del tiempo, por el amor de dios o lo que sea, no nos haga estas cosas. ¿Por qué? ¿Qué necesidad hay? No lo entiendo. Hay una pequeña parte que corresponde al Rata que tiene un pase pero lo demás es infumable. No hacemos más que leer cómo un tío va se levanta, compra cosas para comer y se las come, vive con unas gemelas pero la cosa no va a ningún sitio. Es tan pesada la narración, tan insulsa y tan insípida que a veces da hasta ganas de llorar. De tirar el libro por la ventana si no fuera porque luego habría que ir a recogerlo para llevarlo de nuevo a la biblio, (una que es muy respetuosa con las cosas que son de todos).
Al leerlo tienes la sensación de que es un mero ejercicio de escritura, y me parece muy bien pero como novela para publicar no. Otra vez se le está faltando el respeto al lector. Hombre, que no se pueden andar tirando veinte euros así como así, que lo único que consigues con esto es que la gente vuelva a leer otro tipo de libros y yo tenga que darles la razón, si es que me haces esto y yo peleándome con los que descargan libros gratis, no es justo. Ya no te defiendo más.
Por si alguien tiene dudas esta historia se parece a los relatos de "Sauce ciego, mujer dormida", infumables. Dan ganas de ponerse a jugar al candy crush otra vez.

Y lo dejamos aquí que creo que ha quedado bien claro. Que si podéis id a la biblioteca o esperad a que salga en bolsillo, como mucho tarda un año, porque se disfruta mucho del primero y se aborrece el segundo. Ideal para saber cómo es Murakami.

PUNTUACIÓN: 2/5,  esto es, un 4 para el primero y un 0 elevado al infinito para lo otro.

lunes, 18 de enero de 2016

Melanie

    M. R. CAREY

                                                     
  • Traductor: Manuel Mata
  • Tapa blanda: 416 páginas
  • Editor: Minotauro (12 de mayo de 2015)
  • Colección: Terror
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8445002449
  • ISBN-13: 978-8445002445



                                                                   MI OPINIÓN
"Melanie" es una novela muy entretenida, divertida que mantiene la tensión y se resuelve con acierto.

Me gustan mucho los zombis pero en versión videojuego donde hay que masacrarlos y liberas toda la mala leche y la furia del día a día. En novelas no por lo que ya es raro que me haya decidido a leer esta que en la portada ya avisa, una novela de zombis, dice. Bien, no estoy de acuerdo, es una novela en la que hay zombis pero es más de humanos y de lo que lía la Melanie.

Melanie es una niña especial, demasiado lista y también un poco rara que va a preparar una que para qué. Luego está la profe Justineau, el sargento, el soldado y la científica. El más tonto hace relojes y cada uno barre para su casa, uno con sus buenos sentimientos, otro alentado por sus principios y alguno con la lógica. Lo mejor de todas formas es leerla sin saber mucho del argumento.

Como he dicho no leo novelas de este género, pero Isabel de http://todosmislibross.blogspot.com.es/ lo recomendaba especialmente incluso para los que no solemos acercarnos a este tipo de historias.

Me he encontrado con un libro que me ha entretenido mucho, es cierto que los personajes principales responden a los estereotipos, definidos con pocas palabras sabemos identificarlos enseguida y encasillarlos. Es necesario por el tipo de historia que es, así que en este caso no ha sido obstáculo.

La trama, contada por un narrador omnisciente es el pilar fundamental. Todo lo que ocurre es lo que mantiene pegado a las páginas, por saber qué va a pasar, ojo, esto es muy importante, no puedes dejar de leer no porque quieras que se te acabe el libro (mala señal esa) sino porque no puedes esperar a saber qué va a pasar, qué está pasando y por qué. El lenguaje es muy sencillo, directo sin adornos ni metáforas, y solo se detiene en hacer descripciones cuando se trata de la parte científicia que también se entiende perfectamente y es muy fácil de seguir. Y sí, también en plan gore cuando estos zombis salen a comer, es que lo del protocolo y las buenas maneras no lo llevan muy bien.

Me ha sorprendido porque a pesar de que tiene algunos pasajes que recuerdan a algunos capítulos de "The walking dead" (serie que solo he visto en su primera temporada) me ha parecido una propuesta original, tras una cosa que pasó que se llamó el Colapso nos encontramos en un laboratorio donde queda Melanie, sus congéneres y estos cuatro adultos. La propuesta es interesante desde el punto de vista del origen de lo que está pasando y de cómo resuelven algunas cosas.

Tiene también su momento reflexivo, ese aviso de cuidado que esto se nos va de las manos y mira lo que pasa. Algunas conversaciones que te pueden llevar a plantearte cosas y cierta moraleja al final.

Los personajes funcionan muy bien y cumplen con sus papeles a la perfección, no se trata de empatizar, al menos en mi caso en este tipo de novelas de acción como de thrillers no me suelo poner en la piel de los personajes, más bien los acompaño como observadora y aquí me lo he pasado en grande.

Ahora podrán venir los más versados en la materia y decirme que esta novela es una chapuza comercial y que se salta algunas premisas importantes del género sin además aportar nada nuevo. Pues mira, no lo sé, como no tengo mucho con lo que comparar a mí me resulta novedoso y ha funcionado. No es que en otros géneros sea yo ninguna experta pero al acumular más lecturas puedo comparar, ya sé que las comparaciones son odiosas pero anda que no son divertidas ¿verdad?

Y el final apoteósico, de aplauso, no tiene desperdicio. A lo largo de la historia nos encontramos con algún que otro giro argumental pero el final es de traca, te deja con la boca abierta y además hace que todo cuadre a la perfección.

En resumen. Una novela que recomiendo a los no amantes del género para probar y disfrutar con algo diferente, para cuando no quieras pensar demasiado ni sentir ni que te zarandeen la conciencia y el corazón como hacen otro tipo de historias. A veces también hace falta distraerse y Melanie cumple.

PUNTUACIÓN: 4/5 No le digo nada por si acaso me manda un bicho de esos hambriento...

lunes, 11 de enero de 2016

El origen del mundo

PIERRE MICHON



  • Traducción: María Teresa Gallego Urrutia
  • Tapa blanda: 88 páginas
  • Editor: Editorial Anagrama S.A.; Edición: 1 (12 de enero de 2012)
  • Colección: Panorama de narrativas
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8433978276
  • ISBN-13: 978-8433978271

                                               MI OPINIÓN

"El origen del mundo" es el retrato de un deseo, del misterio y el poder de lo inalcanzable, que en ocasiones se enreda con las palabras pero que se salva gracias a su brevedad.

Conocí este libro gracias a Marcelo de http://librosenestereo.blogspot.com.es
Si es por trama, la cuestión es que en el 1961 un veinteañero llega a un pueblo a ocupar la plaza de profesor y le mola la estanquera. Ya está, amantes del suspense, la acción, los giros argumentales y los vuela páginas ya pueden hacer click y salir de la cantina virtual o visitar otra sección.
Para los demás decir que el libro se centra sobre todo en lo que provoca esa mujer en el joven maestro que va a vivir en la fonda regentada por la madura Hélène. El autor no se molesta en innovar en este sentido y se vale de tópicos para solventar estos temas, hombres sencillos, todos personajes que solo decoran, lugares comunes para exponer el deseo del que es víctima el maestro que por otra parte será el encargado de contar su historia.

La cuestión es que a fuerza de exaltar la belleza de Yvonne con frases muy largas cargadas de adjetivos, hipérboles, metáforas y dobles sentidos, el narrador nos hace partícipes de ese deseo, de preguntarse cómo sería la realización del mismo y de que a medio camino lleguemos a temer por la salud física del muchacho. 
La estructura de la novela es quizás lo que más desanima, sin diálogos, con comas que hacen función de puntos y unos párrafos interminables. No comprendo qué finalidad tiene escribir así, claro, esto es como todo que según de quién venga se ve de una forma u otra, puede que se considere obra maestra o un despropósito. En el caso de Michon, se considera punto a favor. Y lo cierto es que puntos a favor sí que tiene. En estos tiempos en los que nos hemos acostumbrado a lo inmediato y a no querer nada que no se pueda conseguir con el menor esfuerzo posible supone un ejercicio de paciencia, de calma, de recuperar la tranquilidad también a la hora de leer.
La fuerza evocadora de sus descripciones de lugares y la creación de bucólicas atmósferas consiguen que el lector se evada. La sutilidad sorprende también aunque es arma de doble filo rozando en ocasiones lo ridículo o cansino como cuando hace constantes referencias a "eso que me crecía del vientre", vale que no quieras decir/escribir "polla" porque no cuadra con el estilo pero cansa lo mismo si lo repites más de la cuenta.

La escueta trama, el cierto desasosiego que nos pilla desprevenidos envuelto entre tanto adjetivo tiene también interés si has logrado comprender la obsesión de la que es víctima el pobre hombre, en estas ocasiones el autor se defiende bien y podría haber resultado mejor que hubiese equilibrado más la novela en ese sentido.

La extensión de la novela es la adecuada, lo cierto es que puestos a no querer contar nada, no daba para más y el final es de los de "¿y?" pero puede estar muy bien entre lecturas.
En conclusión, un libro para leer con calma por el simple placer de escuchar palabras bien encadenadas y que puede resultar muy útil a la hora de buscarle equivalencias a lo de la abejita y la flor.

PUNTUACIÓN: 3/5   Ya te vale, haces que el chico parezca un alien.

lunes, 4 de enero de 2016

Drácula

   BRAM STOKER 





DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 640 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editorial: AKAL
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788446031758
Traductor: Julio Rodríguez Puértolas

                                                                  MI OPINIÓN
"Drácula" es una obra imprescindible para cualquier apasionado loco de la lectura, de los viajes a través de la tinta y el papel que quiera pasar unas horas inquietantes y maravillosas con un libro en las manos.

Hablar de Drácula ahora es quizás como salir por peteneras o que alguien piense "ésta no tenía hoy otra cosa que hacer." Pues no, es venir a decir que he tardado demasiado tiempo en leerlo, que debí hacerlo mucho antes. Da igual que hayamos visto un montón perjudicial de versiones cinematográficas, algunas se acercan pero ninguna es comparable a la experiencia que proporciona la lectura.

Porque leer Drácula es viajar en el tiempo, transportarse a lugares desconocidos, lejanos, bellos y peligrosos en otro tiempo. Es sentir que después de leer tienes que esperar un poco para adaptarte de nuevo a la realidad.

Está contada con gran profusión de detalles, con unas descripciones impecables que construyen lugares y atmósferas envolventes, muy fáciles de imaginar. Ni siquiera hay que hacer el esfuerzo de imaginar porque cuando llevas unas pocas páginas ya estás dentro y solo tienes que dejarte llevar junto a Jonathan, Mina, Drácula, como si fueras un personaje más.
Sientes sobre todo tensión, a veces incluso miedo, da igual que sepas la historia porque todo eso no está presente mientras lees, se ha quedado fuera también. No sabes qué va a pasar.

En formato epistolar, a veces a través de diarios o con un narrador omnisciente nos vamos enterando
de todo. Los personajes están muy bien dibujados aunque debo decir que no me parece que se profundice demasiado en ellos desde el punto de vista emocional sin que eso reste valor a la historia.

Ya he dicho que me parece una lectura imprescindible. Ahora quiero hablar de esta edición tan especial que a mí me trajeron hace unos años "los tres hombres sabios de Oriente".
Es una joya. Ya empieza con un prólogo genial de Neil Gaiman, y con un comienzo así está claro que no puede ir mal.
Hay numerosos apuntes, notas al margen que completan la historia, explican el por qué de algunas cosas y ofrece datos sobre el autor. Sirven sobre todo para enriquecer la historia pero si me permitís una sugerencia, al menos lo que yo hice, fue leer solo la novela sin detenerme en las notas ya que eso rompía un poco el clima que crea la narración, como si la entorpeciera. En una segunda lectura (sí, dos veces, se lo merecía), ya fui deteniéndome en las notas y aprendiendo muchísimas cosas interesantes.
También cuenta con bonitas ilustraciones, incluso mapas de la época, carteles de las diferentes versiones cinematográficas y al terminar la novela hay varios apéndices sobre el personaje de Drácula, cómo se fueron creando otras versiones, películas, cómo el personaje se fue transformando en el tiempo. También se incluyen otros relatos.

En definitiva, que si podéis leer la novela no dejéis de hacerlo y si encima se os antoja un ejemplar de estos, os llevaréis a casa una joya.

Si como yo, pensáis que ya sabéis la historia y no traerá nada nuevo, estaréis tan equivocados como yo.

PUNTUACIÓN: 5/5


lunes, 28 de diciembre de 2015

Despedida 2015


Querido 2015:
Es hora de balances, de repasos, de echar la vista atrás y comparar lo esperado con lo que de verdad ha sido. No sé por qué, como si el día 2 de enero fuera muy diferente del 30 de diciembre. Pero supongo que en algún momento hay que pensar que podemos volver a empezar de verdad, que hay algo de nuevo o más nuevo que lo que hay día a día.

No me gustan las despedidas, pero a ti tengo muchas ganas de decirte adiós, porque me ha fallado en casi todo, me has quitado algo muy importante, y además has roto muchos sueños, han fracasado proyectos y las oportunidades han estado tan escondidas y camufladas que apenas he conseguido encontrarlas. Sí, claro, culpa mía, ya sé que piensas eso, que no tuve cuidado, que no me esforcé lo suficiente o peor todavía, estás a punto de abrir la boca para decir aquello de " te lo dije". Pues seguro que hasta tienes razón, pero no me importa.

No me importa porque recojo pedacitos y reconstruyo sueños, de los proyectos fracasados han surgido ideas todavía mejores porque a ti te quedan cuatro telediarios ( la edición de noche no cuenta, solo cambian a los presentadores ) y a nosotros mucho por leer, por construir y por seguir compartiendo en mi rincón virtual, en esta cantina donde todo el mundo tiene su lugar, donde casi siempre intentamos y conseguimos reír aunque hayamos consumido tiempo leyendo lo que al final ha parecido un mal libro. Y donde descubrimos gente que hace magia con las palabras como Iris Murdoch con Henry y Cato, autores capaz de cubrir de belleza la fealdad del lado amargo del ser humano y llevar esperanza donde no queda nada, como Lee Jung- Myung en El guardia, el poeta y el prisionero. Y para soñar mundos distintos dentro del nuestro en los que se mueven seres sobrenaturales Helen Wecker nos trajo sus Viajeros de la noche.


Y sobre todo reír, sentirnos acompañados con personajes como Elling de Ingvar Ambjørnsen o a los niños de Rohan O'Grady que planeaban Matemos al tío a los que quizá nunca hubiéramos prestado atención si no hubieran venido de la mano de personas importantes para nosotros, las que hablan de libros, piensan en libros y no se imaginan un mundo sin ellos. Lo que de verdad importa, lo que nunca se podrá llevar nada ni nadie, ni siquiera un mal año al que a pesar de todo le hemos robado algún momento de felicidad y varias lecciones.

Y lo mejor de todo es que a pesar de lo vivido tú te vas, adiós 2015 y nosotros nos quedamos.
Leyendo libros en la cantina.

                                                                                                                                                     N. B.

       
      




lunes, 21 de diciembre de 2015

Cuentos tradicionales de Japón

RICHARD GORDON SMITH





    


  • Traductor: Fernando Álvarez
  • Tapa blanda: 352 páginas
  • Editor: Satori (30 de septiembre de 2015)
  • Colección: Mitología
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8494286188
  • ISBN-13: 978-8494286186

                                              MI OPINIÓN

"Cuentos tradicionales de Japón" es una de esos libros para tener, conservar y releer. Una maravillosa edición para unos cuentos cortos que contienen magia, leyendas, mitos, fantasmas, amor y todo lo que forma parte del folclore de la cultura japonesa.

No es un autor oriental el que va a narrar estas historias por escrito, sino Richard Gordon Smith, un naturalista que durante varios años estuvo viajando por el lejano Oriente y fue recopilando estas historias que le contaron a él a principios del siglo XX.

Todos los que salen corriendo cuando oyen hablar de literatura oriental que esperen un poco. Lo que se van a encontrar en este libro son unos cuentos muy cortos, de apenas unas pocas páginas, no más de tres casi siempre contados a lo occidental por lo que se entienden perfectamente y no resultan tan extraños como cuando los que escriben son los orientales.

He disfrutado como nunca leyendo estas historias que inocente de mí pensé que iba a leer una cada día, ya, cuando empiezas no paras. Te transportan a un mundo lejano y ya extinto pero fácil de imaginar gracias al estilo sencillo y directo de la narración. Pero aun así, lleno de magia, de espíritus y sobre todo pasión en todas sus formas.

Los cuentos japoneses, no os voy a engañar se parecen a los nuestros en lo malo, es decir, en que tienen cierto aire machista, la mujer vive para casarse, todas las que aparecen son damas hermosas sin límite que ni con photoshop, y sí, normalmente los héroes son hombres. 

Debo decir y antes de que huyan algunos lectores, que primero hay que tener en cuenta que son leyendas medievales y en ese  contexto pues era lo que había. A pesar de eso en algunos relatos contamos con heroínas que además son mucho más inteligentes y fuertes que los hombres, me ha resultado curioso. 
Por lo demás no se parecen en nada. Pero son muy interesantes, destilan amor y un respeto por la naturaleza digno de admirar. Muy importante es la visión que tienen de la muerte, de cómo la integran en la vida, la forma de afrontar el dolor y lo que ocurre después, la importancia de la familia y el linaje. Los fantasmas son casi tan importantes como los vivos.

Hay de todo tipo, cuentos de amor, de misterio, de venganzas, de guerra...desfilan por ellos personajes típicos como samuráis (con sus códigos), gobernadores malvados y otros benévolos, jóvenes enamorados, fantasmas y monstruos.

Como decía antes todo está muy ligado a la naturaleza y en todos los cuentos se da mucha importancia a lo pequeños e indefensos que somos frente a ella. También se refleja muy bien la cultura japonesa muy determinada por el hecho de ser una isla en la que el mar y la pesca son claves.

Aunque los cuentos son muy cortos al autor le da tiempo a describir los lugares con pocas palabras y situarnos perfectamente para poder imaginar el relato. Más que transportarnos al lugar, lo que hacemos es verlo, sentir como si el propio autor estuviera sentado a nuestro lado contándonos la historia. Con el tradicional esquema de presentación, nudo y desenlace mantiene la tensión durante todo el relato y nos sentimos  como niños pequeños cuando un personaje está en peligro y queremos que se salve o sentimos rabia cuando un malvado se sale con la suya. Viajaremos a santuarios perdidos en montes ocultos en bosques, mares que ocultan tesoros y monstruos y templos y lugares que aún hoy existen.

Aparentemente no todo son finales, digo aparentemente porque lo más importante es la enseñanza que tiene cada uno de ellos, el mensaje, por eso a veces el final no es el que cabría esperar. 

Y no es para niños. Pobrecitos, dejemos que disfruten su inocencia el tiempo que puedan. Hay mucha sangre, violencia y mucha manía con suicidarse y sacarse las tripas.

Leyendo estos cuentos he podido entender de dónde vienen muchas cosas de la cultura japonesa y sobre todo de dónde salen ciertos aspectos de la literatura oriental que me gusta como Yoshimoto y Murakami. 

También por si no os he convencido ya, tiene unas 65 láminas ilustradas que hacen referencia a algunos cuentos que son una preciosidad. La verdad que la edición es un 10, igual que el libro que me parece un regalo muy especial para estas Navidades, para cualquier momento o de autorregalo. En mi caso tiene el plus de que ha sido regalo de cumpleaños.

Lo recomiendo especialmente a los seguidores de autores japoneses, a cualquiera a quien le guste leer historias de otro tiempo, a los que dicen que no tienen tiempo porque se puede ir poco a poco. A cualquiera que quiera disfrutar de aventuras, lugares exóticos, intrigas y amores.
Lo de tenerlo lo digo porque creo que si lo hubiera cogido en la biblioteca después lo habría comprado.

PUNTUACIÓN: 5/5 Gracias a I. por el regalo, lo demás ya lo sabes.

¡F E L I Z   N A V I D A D  A  T O D O S!

Y felicidad para todo el año, mucha ilusión, motivación y fuerza para afrontar todo lo que venga para todos y también para los que estas fechas no lo pasan bien y se les pone cuesta arriba. Tranquilos, esto también pasa.