lunes, 15 de enero de 2018

Por encima de la lluvia


  • VÍCTOR DEL ÁRBOL

"Quizá algunas personas cumplen sus sueños. Hay quien quiere ser pájaro y nace con        alas."

  • Tapa blanda: 512 páginas
  • Editor: Ediciones Destino; Edición: 1 (19 de septiembre de 2017)
  • Colección: Áncora & Delfin
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 842335265X
  • ISBN-13: 978-8423352654
 

                                                                 MI OPINIÓN
"Por encima de la lluvia" es una novela brutal solo apta para valientes que quieran adentrarse en los rincones más oscuros y perversos de la condición humana y las peores desgracias.

Miguel está viviendo la última etapa de su vida, cuando toca echar vista atrás, hacer balance y todo lo que no sucedió se da por vivido. Pero la vida le tenía preparada una sorpresa, un último tren pasa a su lado y decide cogerlo cuando conoce a Helena, que vive en la misma residencia que él, y que tampoco ha tenido un camino fácil. Comparten sus desgraciadas vivencias, sus preocupaciones y graves problemas actuales, los dolores y algo que se podrá convertir en amor.
Si el autor hiciera la sinopsis, después de leerla sabríais casi toda la historia, os contaría también qué pasa con la hija de Miguel y el hijo de Helena, que hay viajes y lo que sucede en esos viajes. Así lo hizo en una presentación a la que asistí, que nos dejó a todos con la desconfianza de que nos había contado demasiado. Hay que tener mucha seguridad en tu trabajo para saber que no te has cargado la emoción de la lectura y es así, es cierto que aunque no lo parecía, quedaba aún mucho por descubrir, y que lo importante no es la acción o la trama, es lo que les pasa por dentro a los personajes. Pero hombre, algo de "gracia" sí que le ha quitado, sobre todo porque sabes cuándo viene un final y cuándo no y en cierto modo tienes en mente casi todo el tiempo lo que ya te ha contado de antemano.

Es el primer libro que leo de este autor, y sí, también será el último, por la misma razón por la que no lo había leído antes, sé que se le va la mano, aunque nunca imaginé que tanto, tantísimo como en esta ocasión. Además no lo dijo, por cómo él habla del libro, me pareció diferente, sabía que habría algo porque una de las tramas se ve que no va a ser agradable, pero no pensé en todo lo que se venía encima.
Me ha dolido leer este libro, he pasado mucho miedo, pero miedo del que no se pasa cerrando el libro o encendiendo la luz, no es esa inquietud de los buenos libros de terror o el sobresalto. Es miedo del de verdad, de que sabes que va a pasar algo terrible, no puedes escapar, te lo vas a llevar puesto y después de unos cuantos encuentros, sabes que el siguiente te va doler todavía más.
No mide, simplemente creo que no mide. No veo qué necesidad tiene de desplegar cada dos por tres el catálogo de atrocidades y torturas humanas, detalladas, lentas, no vaya a ser que no te alcance. Cada vez que un personaje decía "te voy a contar..." ya me agarraba a la página y esperaba lo peor. El nivel de deshumanización que alcanzan algunos personajes, roza lo insoportable. Y sí, sé que eso es verdad, que eso ha pasado y de hecho está pasando, y eso es lo peor. No te deja escapatoria.

Luego relaja, viene lo bueno, con su estilo impecable, una prosa detallista, elaborada y minuciosa construida con un lenguaje directo que se queda un paso antes de llegar a lo recargado. En ese sentido no tengo nada que decir más que: "muy buen trabajo" y aplaudir. Nos lleva a Sevilla, Barcelona, Tarifa y Malmo, no describe lugares comunes, sino los propios de la novela, y sobre todo crea atmósferas.
También destaca, y creo que es lo más importante, la construcción de personajes, una lección magistral de literatura la que nos deja en ese aspecto. Son complicados, con muchas sombras y algún que otro atisbo de luz, que piensan, dudan, se equivocan y muy de vez en cuando aciertan. Un abanico de características en cada uno de ellos, son fáciles de visualizar y de conocer pero no he empatizado con ninguno, ninguno me ha caído bien, a ninguno lo he entendido demasiado pero son perfectos desde el punto de vista literario.

El ritmo de la novela es perfecto también, en ningún momento decae la trama, te mete en la historia pese a que yo no quería estar dentro. No te deja quedarte fuera y solo observar, te hace sufrir. En los personajes también me he encontrado también otro de los problemas, es que hay que ver qué calaña, lo mejor de cada casa, dios los cría y Víctor los junta en su novela. El más bueno es un traidor, y de ahí para arriba lo que quieras hasta llegar a lo inimaginable, hasta los que casi no parece que sean de la misma especie que los humanos. Aquí da igual hombres que mujeres, convicción poca, principios morales muy laxos, están todos destrozados y como viviendo a su pesar. Y su función es buscar un perdón, el suyo propio, al final. Y ahora me dirán algunos que todos nos equivocamos y hacemos daño a personas a las que queremos. Hombre sí, pero es sin pretenderlo, es un daño distinto, normalmente fruto de no poder controlar todas las variables, de no ser del todo dueños de las consecuencias o no ser capaces de actuar de otra manera. No es esa alevosía, esa conciencia de ahora te vas a enterar, o sé cuánto te va a doler pero no me importa que tienen los personajes de este libro.
De los tres protagonistas principales, que no son los peores, digamos que son los medio buenos, me quedo con Natalia. Me ha parecido que todos buscan excusas, justificaciones donde no las hay o no debería haberlas.
Queda alguno que hubiera sido buena persona pero no le da tiempo, es como un extra, solo pasa de refilón, pero lo he visto.

Me ha gustado la manera de resolver todo, porque eso sí, aquí todo encaja perfectamente, como uno de esos puzzles de miles de piezas que cuando las tienes en la mano solo ves colores y al final cuando lo completas tienes un paisaje espectacular. Eso es lo que hace el autor con todas las tramas y situaciones que abre a lo largo de la narración, encajarlas y montar el cuadro. Y reconozco que eso me ha gustado mucho.
Por eso siento pena por no leer nada más suyo. Pero no estoy dispuesta a dejarme vapulear de esta manera. Si no quiere tener compasión con sus personajes, me parece bien, allá él que para eso son suyos, ya aclarará cuentas con ellos pero con el lector sí, me parece imprescindible tenerla. Es que no tenía fin, y cuando parecía que la cosa ya arrancaba y todo había quedado atrás, zas, otra vez, te coge como a un muñeco y te lanza contra la pared y te das de nuevo, así me he sentido. Que no, que nunca me han hecho eso, es como cuando alguien dice que se siente como si le hubiera pasado un camión por encima y es obvio que nunca ha vivido esa experiencia. Pero sí, así es cómo he sufrido este libro, en varias ocasiones he tenido ganas de llorar, no por lo que sucedía sino por cómo me afectaba a mí, cómo esas imágenes que nunca quiero ver se me estaban grabando para siempre, y más de una vez me descubrí diciendo: basta ya. Porque he necesitado salir a dar un paseo, a la playa con el frío que hace, a la perfumería para empapar un pañuelo con la colonia de esa persona que hoy no podía venir a verme y así hacer como si estuviera y pensar qué puedo hacer para olvidarlo todo.

En conclusión. El libro es muy bueno, el autor tiene un talento increíble y sabe crear sensaciones y personajes con maestría pero el precio es muy caro para mí. Que sí, que la culpa es mía, que soy una tremendista, lo que quieras, pero es lo que hay y no puedo permitirme estas lecturas. Pero si eres más fuerte que yo, si sabes llevar las cosas de otra manera, la novela es un canto a la vida increíble, contiene un mensaje valioso y merece la pena.
No sé qué nota ponerle, la verdad. Si le quitara la mitad o tres cuartas partes de atrocidades y barbaridades, le pondría la nota máxima, pero estaban ahí y a veces me daban ganas de ponerle un cero, una guillotina, de quemarlo para que se purifique, para que desaparezca todo lo malo y quede solo el alma de la novela, lo bueno.
                                                                                            Foto: I. A. P.
"Tomamos nuestras elecciones y vivimos con ellas, pero tenemos derecho a variar el rumbo."

Gracias Víctor del Árbol, ahora puedo ver telediarios como si fueran un capítulo de La casa de la pradera.


65 comentarios:

  1. Madre mía, Norah, qué análisis más perfecto. Sentí lo mismo que tú cuando intenté leer Un millón de gotas. Pero yo no fui tan valiente como tú, yo no pude llegar al final. Y yo tampoco quiero pagar el precio. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que me ha contado gente muy de fiar, el del millón de gotas es mucho peor. Pero vamos, que yo no me atrevería. Me reconforta encontrar más gente a la que le ha pasado lo mismo. Abrazos.

      Eliminar
  2. No sabes cómo te entiendo... el sábado acabé de leer "Respirar por la herida", del mismo autor. En mi caso ya iba bien advertida, era mi tercera novela. Y aún así me he quedado, no lo habría expresado mejor, como si me hubiera pasado un camión por encima. Que sí, que se le va, no puedo estar más de acuerdo contigo. Demasiado dolor, demasiado malestar. Yo esta semana me he tenido que agarrar a leer romántica, que lo hago muy de mes en mes, para salir del hoyo. No te digo más.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he buscado antídotos, pelis Disney, y Eleanor Oliphant que es maravillosa me han ayudado un poco. Cómo pega, madre mía. Pero vamos, que sí ya ibas por el tercero, es que lo llevas mejor aunque no evita que lo pases mal. El caso es que lo cuenta tan bien que casi se lo pasas, casi. No hay nada como consolarse juntos por aquí.
      Besos

      Eliminar
    2. Ay madre, a mi esta novela me ha parecido la menos dura...... para mi fue tremendo, al igual que te pasó a ti, "Respirar por la herida".... gracias a dios que lo lei en agosto y de vacaciones...si lo leo ahora, me abro la venas....

      Eliminar
    3. No me acercaré a esa herida. Si este es el más amable no me quiero ni imaginar los demás. Menos mal que los libros siempre vienen en el momento adecuado, por eso cayó en tus manos en agosto.

      Eliminar
  3. Solo he leído un libro suyo que me gustó mucho y este quiero leerlo, aunque ahora ya voy advertida y no podré quejarme de las consecuencias
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ve bien preparada y con fuerza porque fácil no es. La historia en sí, merece la pena. Aunque si ya conoces al autor, ya sabes cómo es y cómo llevarlo. Ya me contarás.
      Besos

      Eliminar
  4. A mí me pareció un gran libro. Víctor nunca te deja indiferente como veo que ha hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, desde luego indiferente no se puede decir que te deje. Yo también pensaría que es gran libro si me dejara quitarle unas cuantas barbaridades.

      Eliminar
  5. Uffff Norah, ya sabes que me suelen gustar los libros duros, distintos, pero leyéndote me has dejado dos sensaciones: por una parte muchísima curiosidad por leer a este autor (porque creo que me puede gustar y transmitir cosas distintas), pero por otro lado igual es demasiado, no sé... (nunca un libro me ha hecho sentir como si me pasara un camión por encima)
    Ya veré
    En cualquier caso tu reseña es genial, me ha incitado a leerlo y a no leerlo, pero creo que acabaré leyéndole, porque ya sabes que "la curiosidad mató al gato" jeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que es un autor que llega, que cuenta las cosas dándoles una dimensión un poco diferente a la habitual y eso me ha gustado mucho. Ya no me ha gustado tanto el envoltorio, esas historias tan tremendas y esos personajes tan deshumanizados y poco empáticos. Es complicado y depende de cuánto te afecten esas cosas y de cómo las gestiones, está claro que a mí eso me falla.
      No sabría decirte, pero vamos, intenta y nos cuentas.
      Besos

      Eliminar
    2. Me he quedado impresionada. Estoy leyendo el libro pero aun llevo poco ... es el tercer libro que leo de Victor y pienso leer los demas pero me has asustado mucho ya que de momento no lo veo tan fuerte. Hace años leí La vida sexual del clero y me dolió el alma y sufrí mucho ya que soy creyente. Ya estoy advertida. Tu reseña está genial y al menos reconoces que Victor escribe genial. Tiene que haber opiniones de todo tipo. Un abrazo

      Eliminar
    3. A ver, es que aquí entra también el cómo es cada uno y cómo gestiona sus emociones, a los temas a los que es más sensible o menos... No conozco el libro que mencionas pero creo que sé lo que quieres decir. En este caso no es tanto que vaya a desmontar algo importante en tu vida, como la acumulación desmedida de barbaridades una detrás de otra, que hay para mí.
      Claro que reconozco que escribe genial pero claro, hay una parte importante que no me gusta.
      Un abrazo y gracias por la comprensión.

      Eliminar
  6. Por esos mismo lo tengo pendiente y lo voy postergando. Necesito encontrar un momento bueno para no sufrir demasiado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene que ser un momento en el que te sientas indestructible o casi. Porque pega. Ya me dirás si lo encuentras.
      Un beso ;)

      Eliminar
  7. A mi me parece una novela fabulosa, de las que tambalean cimientos, de esas que no te abandonan al acabarlas.

    Buena reseña.
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay muchas gracias. Me hace tanta ilusión cuando me dicen eso...
      Reconozco los méritos de la novela y estoy de acuerdo con lo que dices, espero que eso se haya entendido, pero el precio es demasiado alto. Tengo un límite.
      Besos

      Eliminar
  8. Los libros de Víctor suelen ser duros, pero una maravilla y merecen mucho la pena. A mi este me gustó muchísimo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duros es poco, y sí, el resto es muy bueno. A mí me gustó muchísimo una parte.
      Besos!

      Eliminar
  9. No he leído nada del autor y no es que no quiera que tengo un libro suyo en casa esperando pero es que me da un miedo tremendo de tanto leer que duele y que duele mucho xD soy una cagueta con estas cosas
    Pero lo haré pero creo que necesito encontrar un momento estable
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, teniendo en cuenta que eres fan de libros de la Segunda Guerra y que has leído muchos, no creo que aquí te vayas a encontrar nada nuevo así que tampoco tanto miedo. Lo que sí es verdad es que aquí junta demasiadas cosas y creo que eso es lo difícil de llevar. Cuando sea el momento, lo sabrás.
      Besos

      Eliminar
  10. Puf, Víctor del Árbol parece complacerse en arrancarle la piel a tiras a sus lectores y en despertar su lado más masoca, sabes que te va a doler pero no puedes dejar de leer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de mí ya no se va a llevar más, con las que tiene ya está servido. Es verdad que tampoco lo puedes dejar, tienes que saber qué pasa.
      Un beso

      Eliminar
  11. Parece que la lectura te ha conmocionado, Norah; te leo realmente afectada por ella. Tengo un par de libros anteriores de este autor por los que ir despuntando, aunque no se si es mi momento para alguno de ellos. No obstante, queda apuntado.
    Besitos de vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimo, me he arriesgado y ha pasado esto pero nada que no tenga remedio y con no volver, pues está solucionado. Por lo que tengo entendido son todos más o menos del mismo pelaje aunque varía la historia. Si te animas ya me contarás.
      Besitos recuperándose.

      Eliminar
  12. Todavía no he leído nada de este hombre!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si pruebas ya nos contarás tu experiencia.

      Eliminar
  13. Del Árbol no es un escritor para pieles finas, como veo que es la tuya. En serio piensas que este libro es peor que la realidad? En qué mundo vives? Cada una de las cosas que suceden están ahí por una razón y esa razón está dentro de la historia que se cuenta. Cada personaje arrastra una vida rota y también todo se explica en la historia. No hay cabos sueltos. Te duele? Es que vivir duele, él sólo nos pone en el extremo más afilado del dolor. Es pura literatura, pura creación. Quizà deberías limitarte a lecturas más amables. Yo creo que un buen libro es el que te sacude, te hace pensar y te llega, como éste. No todo son nubecitas rosas de algodón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que haya nada de malo en tener la piel fina. Solo faltaba que tuviéramos que tener todos la misma piel. Muchas gracias por dejar tu opinión, de hecho coincidimos en algunos puntos importantes. Sin embargo mis lecturas seguiré eligiéndolas yo, asumiré ese riesgo.

      Eliminar
  14. Y duele, pero no se puede parar de leer, ¿verdad? Increíble el talento de este autor. Pero sí, a veces se agradece que deje un hueco para respirar. Me gusta mucho este autor, pero entre novela y novela pongo mucho tiempo por medio, que deja muy tocada. Pedazo de reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, muchas gracias.
      Pues sí, la verdad es que sabe cómo enganchar al lector y que se quede a pesar de todo, eso es un mérito porque en otras circunstancias lo hubiera abandonado, como hice con uno de Ignacio del Valle, que a la tercera tortura volvió a la biblioteca volando.
      No me extraña que tengas que oxigenar y coger aire para el siguiente.
      Besotes!!!

      Eliminar
  15. Todas sus novelas son tan sublimes como desgarradoras, esta me pareció la menos dura... la que me dejó realmente hecha polvo fue "Respirar por la herida"... te entiendo perfectamente, transmite tantos sentimientos...que vives la vida de los personajes... es lo maravilloso de leer estas joyas...no crees?

    ResponderEliminar
  16. Todas sus novelas son tan sublimes como desgarradoras, esta me pareció la menos dura... la que me dejó realmente hecha polvo fue "Respirar por la herida"... te entiendo perfectamente, transmite tantos sentimientos...que vives la vida de los personajes... es lo maravilloso de leer estas joyas...no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso lo escogí para iniciarme con el autor, porque me parecía el más asequible emocionalmente pero aun así se me ha hecho demasiado. Sí, estoy de acuerdo en que hace que toda la historia sea muy viva, como de verdad, como si asistieras a todo y lo vieras de verdad.

      Eliminar
  17. Hola! La verdad es que con lo bien que lo has contado he llegado incluso a sentir miedo sin apenas saber de qué va el asunto… Tengo ganas de iniciarme con este autor pero no sé si en algún momento me apetecerá adentrarme tanto en estos sufrimientos. Quizás más adelante le de una oportunidad porque desde luego no te deja indiferente.
    Un beso
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que pone los pelos de punta cada dos por tres, y lo que sucede todo junto es demasiado para una vez. Pero también tiene sus cosas postivas, aunque para mí está desequilibrado.
      Yo me espero a que le hagáis el unboxing y la lectura.
      Un beso

      Eliminar
  18. Tenía ese miedo durante la presentación, que hablase de más. Y sí que es un libro duro, con personajes de vuelta de todo. Que puede parecer que hay demasiado terror, sí,pero también da lugar a la esperanza. Y la forma supera las expectativas. Después hay que cambiar el tercio porque toca mucho, en eso estoy contigo. Yo no le cerré las puertas y no me arrepiento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, yo la puerta se la cerré al terminar, no antes, porque también supe ver esa esperanza de la que hablas y esa oportunidad de la vida. Por eso me quedé hasta el final, porque algo tenía que salir bien y algo tenía que llevar tanto sufrimiento. Ha sido una experiencia distinta.
      Besos

      Eliminar
  19. A ver, Norah de mis entretelas...

    Te leí ayer, y me quedé tan ko que dejé para hoy volver a leerte y comentarte por aquí. Tengo dos libros de Víctor del Árbol en la estantería, uno de ellos el que hoy reseñas, y no hago más que postergarlos porque a pesar de las maravillas que leo, sé que voy a sufrir. No sé en qué medida, si más o menos, pero voy a sufrir. Y ahora mismo no me apetece ni tengo el cuerpo... para sufrimientos ya tengo los míos propios. Que no se trata de pieles finas como te dicen por ahí arriba, se trata de que cada uno llevamos nuestro bagaje encima y hay cosas que nos pueden hacer mucho daño al leerlas sobre el papel. Es algo muy, muy personal y hay que respetarlo. Tú no vas a volver a leer al autor. Yo no sé cuándo podré ponerme con él.

    Eres una artista reseñando, Norah. A tus pies.

    Besote :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, vaya, no sé si merezco este comentario pero muchas gracias. Y de pies nada, para arriba y a mi lado que yo soy de mirar a los ojos.
      Yo creo que lo mal o lo muy mal que lo pases depende de varias cosas, entre ellas de cuánto te involucres en la lectura y es un libro difícil de leer desde la frialdad y también y lo más importante, de cómo te pille. Ahí cada uno decide el momento. Seguramente el libro elegirá el momento de bajarse de la estantería, es algo muy instintivo. Que igual si lo pones juntito a los de Austen se le pega algo.
      Lo bueno es que hay muchas lecturas para compensar el trago y que curan muy bien.
      Muchísimas gracias.
      Besote:*

      Eliminar
  20. Wow, Norah... Pues a este autor le tenía yo pendiente y me has dejado muchas dudas. Todas. Me ha llamado la atención que pensaras que en la presentación sintieras que había contado demasiado. Creo que todas las veces que he tenido la oportunidad de asistir a una charla con el autor o autora, siempre enriquecía la lectura, nunca sentí que contaban de más.

    No sé, me he quedado con sensaciones contradictorias, ya sabes que leo duro, y que no me daría miedo ese terror del que hablas, pero algo me dice que no sería ese el problema. En fin, ya veremos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver. Que contara demasiado respecto a la trama, es que tal parecía que no quedaba nada importante por saber y de hecho alguno de los presentes se lo preguntó, que si nos estaba haciendo el spoiler del siglo.
      En las presentaciones lo que a mí me suelen transmitir es su amor por su trabajo, la intención de lo que quieren contar y eso hace que lea diferente. Lo que más me gusta es el entusiasmo que le ponen.
      A ver, por dureza no creo que tengas que estar preocupada pero tengo que decir que es una dureza distinta a la que tú lees, creo. La de tus lecturas es más íntima y esta es explícita y violenta. Creo que te gustarían los personajes, mucho.
      Ya me contarás.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Esta es la tercera que voy a leer de Víctor y me apasiona su literatura. Sus historias son duras pero están tan bien contadas que no puedo renunciar a ellas.
    Un abrazo! Y gran reseña!. Me quedo por aquí 😃.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubiera estado tan bien contada, no la habría terminado, en eso si estoy de acuerdo. Muchas gracias, una abrazo y bienvenida!!

      Eliminar
  22. Hola ;)
    Me quedo por aquí como seguidora de tu blog. No te conocía pero ayer me pasaron un link a esta reseña, que he de decir, a pesar de que el libro no lo he leído aún, agradezco muchísimo haber leído una opinión distinta a otras que he leído de "Por encima de la lluvia". ES la gracia de la diversidad, que cada uno percibimos las lecturas de una manera distinta al resto.

    Y la tuya, muy respetuosa, me ha encantado por ser tan sincera.
    Enhorabuena.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ;)
      Pasa y ponte cómoda. ¡Bienvenida! Sí, mi opinión difiere
      un poco de las habituales de este autor, pero bueno, es que como bien dices todos somos distintos y a mí no me resulta bien este tipo de lecturas pero quería probar.
      Por supuesto, el respeto no puede faltar, no está hecha con ninguna mala intención. Me alegro de que eso se perciba.
      Muchas gracias.
      Besos

      Eliminar
  23. Me ha costado trabajito llegar porque no doy a más, pero aquí estoy y aquí me quedo. Hoy de pasada solo para saludarte. Mañana más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, esto está abierto todo el día y todos los días, así que, cuando quieras.
      Bienvenida.
      Besos

      Eliminar
  24. Una reseña honesta, impecable y sincerA. Ya sabes lo que pienso de él en general. Para mí es buenísimo en lo que hace, pero bueno, eso no lo pones en duda, y lo que dices es muy comprensible. A mí en general me "compensa" el disgusto, pero entiendo perfectamente que no todo momento es bueno o, simplemente, ni en el mejor de los momentos se quiera leer ese tipo de historias. Es cuestión de gustos, preferencias...la opción pesonal de cada uno, independientemente del grosor de la piel de cada, de cómo uno conciba la vida. Solo faltaba que también se cuestione eso. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el apoyo pero sobre todo por la comprensión porque sé que para ti es uno de los imprescindibles a seguir. Me lo he pensado mucho antes de abordar una de sus lecturas porque me temía que me pasara esto, pero por otro lado quería intentarlo. No ha podido ser y no pasa nada. Las razones están ahí y veo que son claras. Tengo muy claro donde están mis límites para algunas cosas.
      La gente que me importa lo entendéis y con eso me quedo.
      Dos besazos y millones de gracias.

      Eliminar
  25. Hola Norah. Víctor del Árbol me parece un escritor maravilloso, y tal vez soy un poco monstruosa pero me parece así precisamente por su brutalidad y falta de bondad, pero es un narrador increíble precisamente por transmitir tanta crudeza en sus letras. Este libro, que es relativamente nuevo, no he tenido oportunidad de leerlo, pero ya llegará su momento. ;)
    Lamento mucho que hayas sufrido de cierta manera pero confío en que también ha sido una experiencia. Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monstruosa no, mujer, que a cada uno le gusta que le cuenten las cosas de forma distinta y si a ti te gusta pues ya está, es una opción tam buena como la contraria. Eso es de lo que se trata, de elegir libremente y de que nos respeten.
      Espero que lo puedas leer pronto.
      Un abrazo para ti

      Eliminar
  26. Entiendo perfectamente lo que quieres decir, muchas veces, leyendo libros de Víctor, he pensado: y por qué no los matas a todos y que dejen de sufrir? Y es, además, su sello personal. No es el único título en el que vas a tener esta sensación. Personalmente me gustan los libros que me hacen sentir algo en sus letras. Así que, si te animas pasado un tiempo, te recomiendo Respirar porla herida
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la comprensión. Sí, la verdad es que a veces parece que no es humanamente posible resistir más pero vaya cómo aguantan, tienen mérito.
      Mucho tendrían que cambiar las cosas y yo para que volviera. O él, nunca se sabe, igual llega un momento en el que ya sacó todos los demonios y se vuelve más asequible. Veremos.
      Besos

      Eliminar
  27. Bueno tú ya sabes cómo ando con Víctor del Árbol, vamos que no he abierto ni uno de sus libros por más que los tenga en casa y me apetezca, y por más que vea reseñas como la tuya que me tientan a lanzarle a leerlo. Prometo enmendarme. Como decía Marley a su socio Scrooge, ¡¡enmiéeeeeeeeeendate!! Pues eso haré yo y espero hacerlo en breve. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ¿sabes qué te digo? Que no te enmiendes. Que si todavía no lo has cogido por algo será, fíate de tu instinto, que diría Yoda.
      Aunque también tengo cierta curiosidad por lo que dirías.
      Besos

      Eliminar
  28. Éste es de los míos, sin duda. Y mira que aunque he visto por ahí muchas reseñas en realidad no me había parado a leer ninguna en serio. Ya sabes que cuando veo tropomil reseñas de un mismo libro al mismo tiempo huelo el tufo de las editoriales y ni me creo nada ni me paro a leer ninguna reseña en serio. Pero ahora vienes tú y me pones patas arriba porque estoy segurísima de que me va a gustar... Vaya, que te lo compro. A todas las anteriores no, pero a ti, sí.

    Besos, Norah Lemaitre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese aluvión inicial de reseñas hay un poco de todo, tufillo editorial y también los que son muy afines que no pueden esperar y leen el primer día. Como hacemos todos con nuestros autores imprescindibles así que es difícil que haya alguna reseña menos favorable. A mí también me gusta esperar a que llegue un poco de calma.
      Te agradezco mucho la confianza.
      Sí, visto lo visto ayer con Carmille, esto es para ti.
      Besos

      Eliminar
  29. Reseñar un libro como has hecho con este es un honor para el autor, has vivido con sus personajes, has absorbido cada jugarreta de sus destinos y oye, has sufrido. Empatía en estado puro ¿qué más se le puede pedir a un lector? Nada, solo es de agradecer.
    Las novelas de Víctor del Árbol entran dentro de afirmación de Kafka de romper el "mar helado", un hachazo. Ya sabes que las he leído todas hasta el momento. Pero a mi hay una parte del argumento de las lecturas "que duelen" que no comparto (aunque me gusten ese tipo de libros) y es que la literatura debe conmover y en mi opinión también ofrecer placer estético (que para ti el libro lo ha supuesto) pero ¿hasta cuándo vamos a dar más validez a las emociones "negativas"? ¿qué pasa? ¿qué sentir alegría es menos "emocionante"? En serio, elegir sentir emociones más agradables no es de flojitos, ni de ilusos inconscientes, ni es una mierda de literatura (con perdón).
    Me acojo a los derechos del lector de Pennac de elegir lo que me salga del alma y si algo demuestran los libros de Víctor (y este en concreto más con Miguel y Helena) es que la actitud que tomas hacia la vida define el tipo de experiencias que vives.
    Pues eso, que el ser humano también es mezquino y hace daño pero que existen más opciones.
    Beso de abu aplaudiendo
    PD. El primer libro que leí de él me lo reglaste tú ¿te acuerdas? y firmado, qué caprichoso es el destino ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, este comentario es también para ponerlo en la pizarra. No niego que durante unos días me arrepentí de haberlo leído pero ¿sabes una cosa? Que solo por los mensajes de cariño, de respeto y de comprensión que he recibido, me compensa y lo doy por bueno y mira, por algo habrá sido así.
      Y tengo que leerme esos derechos que no es plan de andar por ahí como lectora desamparada.
      Pasa como con las pelis, que cuanto más duras y más dramón, más calidad se les supone y sí, a veces es así y son joyas pero eso no quiere decir que una comedia no lo sea también, qué sería de mis pesares sin Con faldas y a lo loco como revulsivo.
      En realidad creo que he leído yo mejor su libro que él mi reseña. Y ya está.
      Y solo faltaba no poder elegir lo elegible.
      Besos de nieta emocionada.
      PD ese recuerdo está guardado en el disco de duro, en el core, es una de esas bolitas amarillas. Si hasta me atreví a pedirle dedicatoria para mi abu, con lo que soy yo para hablar con desconocidos. Con el destino tengo yo pendiente una conversación muy seria.

      Eliminar
  30. Es la primera vez que leo una reseña tuya y me ha gustado muchísimo! Has realizado un análisis exquisito.

    Yo leí de este autor Un millón de gotas hace ya tiempo y no recuerdo que fuera nada exagerado. Si tenia sus partes duras pero no sé, quizás es que yo estoy demasiado acostumbrada a leer historias muy fuertes, porque me gustan la verdad.

    Este lo tengo en mi lista de pendientes. Voy ya advertida.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Por lo que tengo entendido, este es mucho más suave que el millón de gotas así que no debes preocuparte.
      Depende de cada uno y de preferencias. Si te gusta el estilo del autor, este libro no te decepcionará.
      Un saludo!

      Eliminar
  31. Hay lecturas duras y a la vez hermosas ("Cometas en el cielo", por poner un ejemplo), pero siempre que no se recreen en lo morboso y no sea muy gratuito todo. Con este autor no lo tengo claro, veo reseñas muy positivas, y aunque me llama la atención, no son libros por los que me lanzaría sin más.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parece que sí sobran algunas escenas, ya se había entendido lo que quería decir pero ya ves que a otra gente le parece que está bien equilibrado. Depende de lo que quieras y de cómo lo manejes. Tú eliges. El mensaje merece la pena, el envolotorio no era para mí.
      Besito :)

      Eliminar