lunes, 19 de junio de 2017

La sed

     JO NESBØ



  • Traductora: Lotte Katrine Tollefsen
  • Tapa blanda: 576 páginas
  • Editor: Reservoir Books; Edición: 001 (23 de marzo de 2017)
  • Colección: ROJA Y NEGRA
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8416709432
  • ISBN-13: 978-8416709434

                                                          MI OPINIÓN
"La sed" es una novela de ritmo endiablado que no te da respiro, con unos personajes muy efectivos enredados en una trama magistral al que solo le sobra la última página.

De esta jarra ya hemos bebido todos y los personajes son como de la familia, tenemos al investigador que ya no se dedica a eso pero vienen a buscarlo porque el caso se ha vuelto complicado y necesitan ayuda extra, es el tipo ex alcohólico, con un carácter más complicado de lo normal y unos métodos peculiares. Una jefa que los tiene muy bien puestos, un equipo que van todos a una pero con oveja negra, la parte política entorpeciendo el trabajo, y luego los malos, bastante diestros en sus quehaceres, escurridizos pero con ganas de que los persigan y la periodista que una de cal y otra de arena. Y para terminar los que hay que ver en qué equipo juegan. Asesino en serie en tierras frías, con mucha historia detrás, un caso más complejo de lo que parecía a simple vista.

Algo tiene el agua cuando la bendicen, reza el dicho. Y cuando una de las personas más exigentes que conoces en esta vida te habla muchas veces de cierto autor tienes que saber qué pasa ahí. Así que fui a buscar uno de los quinientos millones de novelas que tiene Jo Nesbo, porque es de los de sagas interminables con su personaje favorito, la del investigador Harry Hole. Cuando llevaba apenas media docena de páginas ya sabía qué tenía, te atrapa y no te suelta, ni quieres que te suelte. Lo pasas bien aun pasándolo mal como cuando te subes a la montaña rusa más chunga del parque , porque sí, los que nos subimos también tenemos miedo pero nos puede la emoción.

El autor no se complica con perspectivas extrañas o estructuras novedosas, no tiene tiempo. La historia arranca, hay mucho que contar. El libro se divide en varias partes y estas en capítulos que solo tienen como título el día de la semana y el momento de ese día. El narrador omnisciente no tiene miramientos, lanza al lector al mar de la narración y allá él, que nade o se hunda. Por lo que hay que estar bien despierto, pasa de un escenario a otro sin más aviso que un punto y aparte. No se repiten las cosas, y todo sucede sin tregua, el espectáculo no se detiene. No hay capítulos de transición, ni siquiera cuando se encarga de la parte íntima de la historia de los personajes, ahí tampoco hay muchas concesiones, todo el tiempo están sucediendo cosas y no muy agradables. Todo son dificultades, los personajes están metidos en un aprieto y no bien terminan de librarse de uno ya están metidos en otro. El lenguaje es muy sencillo, casi periodístico y sin emociones.

Jo Nesbo le hace trampas al lector, del tipo algo suena en el piso de arriba y es una ventana que portea, picas las primeras veinte veces, luego ya te acostumbras a su estilo y distingues muy bien cuándo va a pasar algo muy importante y cuándo es otra de sus trampas.

La trama es perfecta, en un principio parece sencilla, asesino en serie y a ver si lo cazan pronto pero según avanza el libro se va complicando, aparecen personajes ambiguos, y pasan cosas que parece que no encajan. Pero sí que encajan y de qué manera. Es el tipo de libro que no debes empezar a leer si tienes algún deber pendiente de esos que no apetecen porque tardarás mucho en soltarlo. Hay, cómo no varios giros pero todos son consecuentes, va dejando pistas para que en cierto modo sea esperable lo que sucede y son esas pistas las que te amarran a la historia.
Las descripciones de lugares son muy esquemáticas pero acertadas, en pocas palabras consigue que tengas una visión clara de la situación. Es muy hábil escogiendo palabras.
Tampoco ahorra detalles escabrosos y algunos pasajes no son buena idea para leerlos después de comer, no es un libro apto para estómagos muy sensibles aunque como sucede tan rápido se pasa más o menos con facilidad. Lo único malo es que la acumulación de barbarie y el desasosiego por el desenlace te hace desear terminar el libro para descansar.

Los personajes ya son viejos conocidos para cualquier lector con un poco de recorrido. No están descritos con minuciosidad pero a lo largo de la novela vamos descubriendo características que los definen incluso algunos tienen reflexiones bastante interesantes. Las víctimas son inocentes y causan empatía en el lector. El malo malísimo tiene más taras que una chaqueta de bazar chino, arrastra varios traumas y no puedes más que desearle mala ruina. Me ha gustado que los policías estén a la altura, trabajan y son listos, cometen errores pero también aciertan. El hecho de que sean arquetípicos no le resta emoción a la novela, son perfectos para una trama así. También hay que decir que me ha parecido que Harry Hole es un personaje que ya está gastado, que se le han dado muchas vueltas.

A falta de algo más de cien páginas parece que la historia se acaba, que se estanca y causa extrañeza esa especie de traspiés en el ritmo que llevaba la novela, pero no es más que una paradita técnica para coger aire y emprender la recta final en la que se descubren un par de cartas que faltaban por mostrar.

Lo único que no me ha gustado nada ha sido la puerta abierta que se deja al final, en la última página. A ver, que sí que el hombre sabe lo que se hace y no va a matar su gallina de los huevos de oro. Pero ¿era necesario dejar el cebo en este libro? Para mí no, hubiera sido la lectora más feliz del mundo durante un rato si se hubiera acabado en la página anterior. Ilusa de mí y no sé por qué pensé que cada libro era un caso diferente, y lo cierto es que este caso sí que queda todo explicado y cerrado pero deja un fleco para seguir y me ha dado la sensación de que el próximo libro será igual que este.

En conclusión, lo recomiendo a los que quieran una novela de no parar de leer y tengan ganas de entrar al juego del ratón y el gato. Novela negra de manual, con todos los mandatos del género cumplidos, evasiva y entretenida repleta de acción.
¿Que si voy a leer más libros de este autor? Es muy probable. ¿Los diez anteriores de la serie? Ni de palo.

PUNTUACIÓN: 4/5 no tires tanto de la goma...




32 comentarios:

  1. No he leído nada del autor yntengo dudas de si sería para mí. Pinta bien pero algo me frena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo único que si no te gusta lo escabroso...aquí hay bastante.

      Eliminar
  2. Todavía no he leído nada de este autor pero sí me apetece así que tendré en cuenta este libro aunque lo del final no me convence
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del final solo tienes que olvidarte de la última página. Por lo demás es un estilo Thilliez y así.
      Besos

      Eliminar
  3. Leí el primero y me decepcionó, pero todos coincidís en que mejora y mucho. Tengo que darle otra oportunidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué decir, es mi primer Nesbø. A mí lo que me da miedo es que sean todos iguales.
      Un beso

      Eliminar
  4. Te puedes creer que con lo que me gusta este género todavía no he leído nada del autor? Y eso que es uno de los que más me piden en la tienda... A ver si me aplico pronto, pues veo que hasta a ti te ha convencido :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no me lo creo, jajaja. Bueno, sí, te creo pero ya es raro, siendo una experta en el género. Tiene mucho éxito así que es de los que se venden solos. Anímate a ver.
      Besos

      Eliminar
  5. Pues mira, a Nesbo aún no lo he catado y estoy en la situación ideal para ello: de vacaciones. Así que a ver si lo encuentro en la biblioteca o en alguna librería. Eso de que dejen ya el hilo para la siguiente novela me toca mucho las narices, igual que cuando estiran a los personajes y hacen un libro tras otro y todos parecen una copia del anterior, como me pasó con Camilla Läckberg. Pero buscaré uno de Nesbo. Y luego ya veré si sigo con otro.

    Besos, Norah Larsson

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es muy buen libro para cuando estás desconectado de tu vida diaria. Alguno tiene que haber en la biblioteca. De hecho antes los publicaba otra editorial y esta los está recuperando y por eso parece que ha escrito 200 a la vez. Pues no sé yo si no será un poco Läckberg también, no digo nada porque para eso tendría que leer otro Nesbø y no estoy por la labor ahora. A mí también me da mucha rabia que lo hagan, como las pelis de terror cuando ya han muerto todos menos uno y luego al final suena una motosierra a lo lejos.
      Besos

      Eliminar
  6. Wow, ¿y ahora cómo le digo yo que no? Hasta tu fantástica reseña tiene ritmo frenético!
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me ha quedado un poco atropellada. Jeje. Me di cuenta ayer cuando la iba a publicar y ya no la cambié. Pues no te resistas
      Besos

      Eliminar
  7. Supongo que algún día volveré a este género, y supongo, también, que Nesbo es una posibilidad, pero me da mucha pereza estas sagas de novela negra centradas en un protagonista que da para tropecientas libros. Que sea de manual de novela negra me suena a predecible y quizás prefiera algo que me sorprenda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso justo es, mismo prota pero distintos casos aunque este ya había empezado en otro libro. De todas formas lo que necesitas saber para entenderlo todo. Hombre, original no se puede decir que sea, pero bien hecho sí que está.
      Abrazos

      Eliminar
  8. No me he estrenado con este autor aún, y veo que voy a tener que hacerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena para el verano, ya sea playa, piscina o sofá. Luego nos cuentas.
      Besotes!

      Eliminar
  9. Nesbo me resulta entretenido y tiendo a volver a sus libros en verano, en realidad soy más de Connolly. Y ahora no me preguntes por qué en mi cabeza siempre van juntos, porque no tengo ni idea
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé. Son distintos, Connolly para mí tuvo un punto muy extraño y más complicado y Nesbø es de manual. Este verano va a ser muy largo, jeje.
      Besos

      Eliminar
  10. Con semejante reseña a ver quien es el listo que no sube a Nesbo al top 3 de futurible novela negra para leer... porque no, yo tampoco he leído nada de este autor, a pesar de los mil quinientos libros que tiene publicados. Veo que ni me tengo que molestar en empezar por el primero así que como pille alguno de segunda mano en mi librería de referencia ídem, pues eso caerá (sí, soy una rata, pero es que llevo un gastazo en libros que'pa'qué contarte...).

    Lo de estirar la goma yo creo que lo llevan de serie estos autores de novela negra..

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, se ha ganado ese puesto. Sin inventar cosas raras y dándole al lector lo que quiere. Intriga y acción. Y un misterio que se resuelve juntando todas las piezas que aparecen en la lectura.
      Sí, es ley hacerse un investigador que dé de sí hasta el infinito. Y un poco cansa. Sefuro que vale cualquiera de sus libros.
      Besos

      Eliminar
  11. Hola. La comparación de Nesbo con Camilla Lacksberg me enfría un poco, pero si paso por una librería y encuentro algo suyo, a lo mejor me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! De Lackberg solo eh leído uno y me gusta mucho más Nesbø, es más retorcido y entretenido. Prueba!
      Besos

      Eliminar
    2. Vale. He pasado por la librería inglesa y he comprado "Blood on snow" de Nesbø (es que tras mis tristes experiencias de las traducciones francesas de Stig Larsen prefiero leer traducciones al inglés). Por lo menos es cortito. Ya veremos

      Eliminar
    3. Oh, qué envidia sana me da la gente que puede leer en original. Cuando lo hayas leído que será en poco tiempo y menos si es cortito. Veremos.

      Eliminar
    4. Vale. Me ha gustado. Yo diría, incluso, que mucho. Si Camilla Lacksberg es una mala imitadora de Agatha Christie con toques de Bergmann, Nesbø es de la estirpe de la novela negra americana de los años cincuenta.

      Eliminar
    5. Pues sí que ha caído rápido. Es que la verdad que se lee fácil. De Lacberg leí uno hace mucho tiempo, antes del blog y la verdad es que me dejó que ni frío ni calor. Prefiero a Nesbø, y con mucha diferencia.

      Eliminar
  12. Los buenos lectores del género policial citan a Nesbo como de lo más granado. Como no es género que frecuente, pues... No obstante, lo apuntaré por si algún día me equivoco y me pica la curiosidad.
    Besitos descaminados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser un ejemplo a seguir por los que pretenden abordar este género. Tiene todos los elementos de la novela negra y cumple con su función de entretener al lector después de atraparlo. Igual cae, nunca se sabe.
      Un besito

      Eliminar
  13. Hola! Nos han recomendado más de una vez este autor por tener historias que enganchan completamente. Vemos que te ha gustado mucho pero hay que leerlo con calma y atento así que lo apuntamos para cuando tengamos un periodo de tiempo más tranquilo.
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenidas al rincón. Sí, hay que pillar todos los detalles al vuelo porque la acción no se detiene y el caso no pierde ritmo en ningún momento. Guardado entonces para época de calma.
      Un beso a las dos.

      Eliminar
  14. Vale, pues me has convencido. Yo también me pregunto qué tiene, así que no sé si será este u otro título, pero tengo que probar. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera de ellos es igual de bueno, seguro. Aunque me da que acabas de salir de uno parecido con la mala hierba que nunca muere. Tengo mail pendiente, lo sé.
      Besos y un polo de hielo!

      Eliminar