sábado, 2 de marzo de 2013

La gran casa.

 La gran casa.
Nicole Krauss



DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 352
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editoral: SALAMANDRA (PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA, S.A.)
  • Lengua: ESPAÑOL
  • ISBN: 9788498384796
  • Año edición: 2012


                                                      MI OPINIÓN

"La gran casa" ha supuesto una despedida y como tal ha sido triste pero todo ha quedado dicho.

Dice la sinopsis que el protagonista de la novela es un escritorio, bueno, no puedo estar más en desacuerdo. La historia tiene varios protagonistas que tienen en común haber estado en posesión de ese escritorio, pero la verdad es que a mitad del libro lo que de verdad te apetece es liarte a hachazos con él y donar la madera a Rita Barberá para las Fallas, por mucho que en un momento dado se insinúe que pudo pertenecer a Federico García Lorca, cosa que no queda resuelta y sólo se menciona de pasada.

El libro está dividido en dos partes desiguales, la primera bastante más extensa. Cada una de estas partes está a su vez dividida en cuatro, cada una de ellas con un título. En un principio no tienen nada en común, en la primera de ellas nos encontramos con una mujer hablándole a un juez al que le cuenta su historia, de cómo conoció a un poeta chileno llamado Daniel Varsky y entró en posesión del escritorio dichoso. Es una historia muy pesada, que avanza a trompicones. La mujer es exasperante y uno no puede hacer otra cosa que compadecerse de su marido y preguntarse por qué no la abandonó antes. Si es que hay cada santo por ahí...Esta parte transcurre en Nueva York.
En la segunda viajamos a Jerusalén, cambiamos de título, de narrador y de punto de vista. En este caso, es un hombre el que echa la vista atrás sobre el devenir de su familia. A la muerte de su esposa, se reune de nuevo con uno de sus dos hijos para reprocharle una vida entera. Esta parte está contada en segunda persona y el narrador se dirige a ese hijo con el que comparte casa durante unos días sin hablarse y sin mirarse apenas. Queda claro que hay heridas que a pesar del tiempo siguen abiertas, infectadas y supurando. El padre trata de cerrarlas.
Y cuando ya está expuesto el tema, pasamos a la siguiente, nos encontramos aquí con otro matrimonio de cierta edad, otra mujer a punto de morir y otro marido que nos cuenta su historia de amor y habla de la convivencia. Esta mujer, Lotte Berg, guarda muchos secretos, tiene un mundo particular al que el marido no puede acceder. Viajamos hasta Londres para conocerlos.
Por último, tenemos a una americana preparando su tesis en Inglaterra que conoce a dos hermanos, Leah y Yoav, se enamora del chico. El padre es un anticuario que se dedica a recuperar reliquias y objetos de valor expoliados por los nazis y devolverlos a sus dueños previo generoso pago, claro.

En la segunda parte del libro se vuelven a recuperar las cuatro historias, aparecen los puntos en común del tipo culebrón venezolano en el que al final resulta que Margarita Francisca era en realidad la hija de Gabriel Alfredo. A veces incluso demasiado enrevesados, pero se acaban resolviendo todas las historias, la mujer de la primera historia viaja a Jerusalén (qué envidia de viaje), todos acaban por disipar las grandes dudas que han condicionado sus vidas.

Y ya está. Hechas las presentaciones, entramos en materia. Todas las historias tienen en común varias cosas. El amor, el desamor, un personaje atormentado y otro que aguanta carros y carretas, sufrimiento a paletadas y secretos. El punto fuerte de la novela es la trama, una trama perfectamente hilada, adictiva y que capta la atención del lector, en la que Nicole Krauss despliega todo su talento. Los personajes están muy bien definidos, son muy complejos y a menudo se encuentran perdidos y sin saber qué hacer. No comprenden algunas cosas de las que les suceden, toman decisiones equivocadas, en definitiva son humanos.

La ambientación es otra de las grandes bazas, con unas descripciones breves pero precisas bien integradas en la prosa nos permite viajar a cada uno de los lugares en los que se desarrolla la historia, entender el contexto. Una prosa pausada, elegante y con muchos adjetivos y un rico vocabulario.
Respecto al estilo tengo que decir que hay algo que no me gusta mucho, los diálogos están metidos dentro de la prosa, sin guiones ni puntos que los distingan. Aunque eso no les resta calidad.
También hay un buen trabajo de documentación sobre la historia de los conflictos en Israel, expuesto sin resultar pesado ni cansino sino como parte de la acción. Se pueden aprender muchas cosas respecto a ese tema y a la cultura judía, que me atrae mucho.

Y ahora viene la pega, qué digo pega, el gran pegotazo, la madre de todas las pegas. Y es que Nicole Krauss peca de soberbia, de pretenciosa en demasiadas ocasiones. Cuando más estamos disfrutando de la historia va el personaje de turno y se pone a divagar, pero a lo bestia. Párrafos y páginas enteras de pensamiento sin rumbo. Es como cuando estás en la parada del bus y pasa una señora con un carrito de la compra igual que el tuyo y te pones a pensar en el carrito y por qué lo compraste y cómo cambió la vida y de ahí a un montón de morralla mental que sólo se interrumpe cuando llega el bus. Eso es lo que hace la autora, empieza divagando sobre algo como la muerte pero de repente sólo son un montón de frases inconexas, simples palabras juntas sin mucho sentido hasta que el lector llega a sentirse perdido. De hecho en más de una ocasión volví hacia atrás por si me había perdido algo pero sólo pude comprobar que la que se pierde es ella. Tanto es así que este libro, hacia la página 175 estuvo de camino al cadalso, interrumpí la lectura, le di un tiempo y decidí  seguir por la historia, por esos momentos de genialidad que hay pero de verdad que estos fragmentos son insufribles. Da la sensación de que a través de ellos quiere convertir su novela en algo para cierto tipo de gente y no para todos. Sé que lo que voy a decir ahora es una herejía pero estos pasajes te llevan a tal punto de desesperación que te dan ganas de tirar el libro y ponerte a leer "Cincuentas sombras de Grey" o peor aún, llamar al mismísimo Grey y que venga a darte cachetadas para sacarte del estado comatoso en el que estás a punto de entrar.

En conclusión, no recomiendo este libro. Es una buena historia, muy bien contada, muy bien escrita pero a la que le sobra mucha paja por lo que hay que enfrentarse a él con muchísima paciencia. Ahora cada uno que decida.
Fui de las que se sorprendió con su anterior novela "La historia del amor" que sí recomiendo a todos, esperaba con ilusión su nueva obra pero me ha decepcionado mucho, no sé por qué metió tanto relleno intelectualoide. Como dije al principio, este es el último que leo de esta autora. No había leído "Llega un hombre y dice", que es su primera novela pero que en España se publicó después a raíz del éxito de "La historia del amor", porque no me atraía la sinopsis y tenía malas críticas. Ingenua de mí, creí que "La gran casa" iría en ascenso y mejoraría "La historia del amor"

Un cotilleo, Nicole es la esposa de Jonathan Safran Foer, el autor de la genial "Todo está iluminado". Menuda pareja, jeje, vaya conversaciones que habrá en esa casa. Viven en Park Slope, Brooklyn, como Paul Auster. ¡Quiero mudarme! Eso son vecinos y no lo que yo tengo.

PUNTUACIÓN. 2/5 Lo siento, pero Nicole y yo hemos tarifado.


52 comentarios:

  1. Jajajaja. Me obligas reírme nada más empezar a comentar. ¿Te hablo de mis vecinos? ¿Llamo a Grey? Sí, yo también me mudaría, después del campamento con Dorothy podemos plantearlo, jajaja
    He visto el brillo de la hoja pasar muy cerca de este libro y no se puede decir que no lo hayas intentado, no, todo menos eso. Y no, no me lo apunto, ya bastante tengo como para andar enfundándome con Nicole.
    Besostes de abuela destornillada de risa.

    PD: hoy busqué a Belndsdorf, infructoso, seguiremos intentándolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien en dejarlo pasar. Me he desesperado mucho con él y a punto estuve de pasarle la cuchilla. Me vale el plan de ir al mismo vecindario después de ir a las colonias con Dorothy.
      Ay, qué pena, lo de Shonagon, igual está descatalogado. Algún ejemplar aparecerá por ahí.
      Besotes de nieta satisfecha

      Eliminar
  2. (Cuando lo busqué estaba bien escrito el apellido, y se dice infructuoso, es por la hora que ya no sé ni lo que digo :P me acuesto ya!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, abuela,vaya usted a acostarse que ahora ya lo único que está haciendo es coger frío, jeje,
      Hasta mañana si dios quiere.

      Eliminar
  3. Me lo temía y no quería que fuera cierto pero me lo estaba viendo venir y es una lástima porque me gusta más que su marido escribiendo, del que soy fan acérrimo, ella es capaz de llegar más lejos. Él siendo brillante no deslumbra como ella pero en fin.... Dentro de poco publicaré la reseña de Entra un hombre y dice y mira lo que me encuentro ahora... Hace un par de semanas leí un cuento en The New Yorker que era magnífico, no tarifes todavía !!! A ver si repite la proeza de La historia del amor :) Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, porque en el cuento no pudo meter toda esa morralla insufrible. No sé, ahora estoy muy dolida : ( y no me planteo leer nada más suyo. A ver tu reseña pero me da que no me hará cambiar de opinión.
      Ella profundiza más, está claro, yo también la prefería.
      Besitos : )

      Eliminar
  4. Jajajajaj, cuestión de espacio ¿no? Mi reseña no te hará cambiar de opinión, no es muy entusiasta, ya está redactada y pasa algo distinto, la idea es buena, está increíblemente bien escrita pero da bandazos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces parecido, y si no fue ella la que escribió la historia del amor?

      Eliminar
  5. Pues lo tenía apuntado pero me has dejado un poco fría. Entonces, ya veremos con el tiempo si le doy una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor a ti te gusta más, pero no sé. Si lo lees ya intercambiaremos opiniones.

      Eliminar
  6. Ay, no me atrae nada. Esta vez la dejo pasar, que de vez en cuando es de agradecer.

    Un besito y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  7. Pues te haré caso, porque si hay algo que no soporto (por encima de poersonajes que no me caen bien, diálogos absurdos y finales acelerados) es la soberbia y la prepotencia del autoir de un libro. Por cierto, un libro fantástico sobre objetos, quizás ya lo conoces, es 'Una forma de resistencia', de García Montero. Pedantería cero, cotidianeidad pura y una delicia de escritura.

    un besazo
    Y gracias por prevenirme de esta pedante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto tu recomendación ahora mismo. Esta mujer no sé qué le ha pasado, de hecho algunos de los personajes van al cine a ver sesiones dobles de pelis muy raras.
      Besotes

      Eliminar
  8. Ayayayayayayay! Qué cerquita ha estado este libro de la guillotina! Me extraña que al final no lo hayas pasado por la piedra ¿te estarás volviendo indulgente? ;) La verdad es que me había tropezado con el libro en la biblioteca y más de una vez pensé en traérmelo a casa, pero al final encontraba otro título que me convencía más. Ni que decir tiene que, tras esta reseña lo dejo pasar con alegría para mi interminable pila de pendientes: estoy yo buena ahora mismo para soportar pedanterías y culebrones venezolanos... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo acabé en el momento en que decidí no leer más de esta autora y por curiosidad, por la trama. Está muy bien al fondo de la lista. Te calienta la cabeza mucho este libro.ñ
      Beso

      Eliminar
  9. jaajajajaj Cuando te gusta una novela tus reseñas son muy buenas... pero cuando no te gusta, son aún mejores. En ese sentido eres un poco como yo: o algo te gusta mucho o no te gusta nada. Si no lo recomiendas ni me molesto en tenerlo en cuenta entonces. Me gustan las lecturas intimistas, pero que lleguen a algún lado. Odio el divagar por divagar. Así que ahí se quede para el que lo quiera.

    Gracias por la reseña. Besitos Norah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, reconozco que soy muy visceral para eso. Cada uno que haga lo que quiera pero yo personalmente no lo recomiendo. Es un latazo.
      Gracias a ti
      Besos

      Eliminar
  10. Vaya, pues a este libro le tenia muchas ganas despues de leer La historia del amor,que me gustó bastante,lo he tenido varia veces en la mano,con tu reseña creo que ha bajado unos cuantos peldaños en la entanteria,me lo leeré pero sin prisas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando lo leas ya comparamos opiniones. A ver si tú entiendes algo más.
      Besos

      Eliminar
  11. Vaya! :( Yo yo que pensaba leérmelo!
    La historia del amor me encantó pero visto lo visto lo dejaré pasar.
    Gracias y besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me había gustado mucho pero éste lo ha echado a perder.
      Besos

      Eliminar
  12. vaya qué pena, yo no lo conocía pero la reseña iba genial hasta que has llegado a la gran pega y es que es un obstáculo a tener muy en cuenta y creo que a mí tampoco me convencería, así que aunque todo lo demás me llamaba creo que lo voy a dejar a un lado
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, vaya manera de estropear una novela que podía haber sido brillante, para mí, claro.
      Besos

      Eliminar
  13. Una gran pega, demasiado para atreverse. La dejo pasar. Gracias por tu gran reseña y por ese toque genial de ironía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Me costó mucho terminarlo.
      Besos

      Eliminar
  14. Tu reseña me ha tenido que si sí, que si no, que si sí y otra vez que si no pero ya con la conclusión me he decidido. No. Porque estoy de divagaciones sin sentidos hasta el gorro. Me leí no hace mucho un libro cuyas protagonistas no hacían otra cosa nada más que divagar sobre sí mismas y creo que he quedado saturada. La cubierta me gustaba y creí que el libro me podría interesar. Mejor lo dejo. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tiene cosas muy buenas y que atraen mucho pero... Un besito

      Eliminar
  15. Pues me gustaba lo que estabas contando hasta lo de las divagaciones...seguro que se me haría eterno!
    No creo que me haga con el por ahora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás en otro momento. Con mucha paciencia...
      Besos

      Eliminar
  16. A mí las divagaciones me suelen gustar mucho. Ese fluir del pensamiento, el dejarse llevar... es muy de mi agrado. Otras cosa es que sean inconexas y sin sentido, claro.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio se sigue el hilo pero acaba muy rara la reflexión. Aunque sí te gustan tal vez deberías probar.
      Besines

      Eliminar
  17. Parecía un libro de esos tipo paja mental que me gustan, pero me quitas las ganas de apuntármelo, pero no sé, no sé, ahora tengo la paja mental de cogerlo o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, vaya lío Begoña. Pues nada, léelo a ver y luego me cuentas.

      Eliminar
  18. He querido entender, con la sutileza que te caracteriza, que no recomiendas esta novela, no sé si he captado esta idea erróneamente. Me tienes que contar dónde vais a veranear juntas Nicole Krauss y tú, porque eso hay que fotografiarlo. Me divierto mucho con estas reseñas, sintiendo que tú sufras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya. Creo que es un libro que cada uno haga lo que quiera, yo no lo recomiendo porque no sabría a qué tipo de lector le iría bien.
      Besos

      Eliminar
  19. Ay Dios, cómo me río con tu ironía cuando no te gusta algo de un libro, lo dejaré pasar, pero me alegro de que lo hayas leído y lo hayas traido aquí, porque me he reído. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no me he reído nada leyéndolo pero me he quedado muy a gusto soltando mi opinión, jeje.
      Un beso

      Eliminar
  20. Mira, comentas una cosa que a mí tampoco me gusta encontrarme en las lecturas, y es aquello de esos diálogos que casi se integran mezclándose con la prosa. Yo siempre he preferido los benditos guiones.

    La historia tiene un punto aunque, al no ser mi género, si tiene bastante paja creo que paso a descartarla para futuribles.

    Un besín, Norah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más te vale dejarla porque si ya el género no te va mucho...
      Yo también pienso que los diálogos así entorpecen la lectura, te obligan a pararte.
      Besin

      Eliminar
  21. Después de leer esto, ya si no me llamaba ya es que aunque me llame ni lo oigo jajajaja

    ResponderEliminar
  22. Mira que los libros de esta editorial me resultan siempre interesantes... pero este pincha un poco, por lo que comentas. No creo que me gustara U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene cosas muy buenas, es verdad, pero aquí se han colado.
      Besotes

      Eliminar
  23. Pues éste nada más verlo la verdad es que ya no me llamaba para nada pero después de tu opinión menos. Pero gracias por la reseña corazón. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada!! Si no te llama ni la sinopsis, mejor dejarlo, desde luego.
      Besos

      Eliminar
  24. Ay!! Qué ganas de llamar a Grey, no sé como lo hace, pero cuando sale una reseña negativa, su nombre aparece por ahí. (confieso que tengo ganas de leérmelo únicamente para saber de qué demonios habla todo el mundo XD).

    En fin, ya con la sinopsis no me llama mucho. Que el libro trate sobre un mueble...XD Pero luego a lo largo de tu reseña no ha salido la palabra mueble ni una sola vez así que deduzco que la sinopsis es cojonuda (si me lo permites).

    Un besote Norah!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos libros son el baremo de lo cutre, madrina. No, el escritorio no da mucha guerra la verdad, es más bien la estrella invitada, un poco al principio y al final.
      Besote madri!!

      Eliminar
  25. Buenas!

    Me he reído mucho con tu reseña, puede que el libro no sea gran cosa, salvo por lo que veo ciertos momentos, pero tu reseña me ha sacado una sonrisa, sobre todo con lo de Grey ;)


    Por cierto, te he nominado al premio Liebster en mi blog, si te animas a continuar con la propuesta, las bases están en mi blog:
    http://atrapalibros212b.blogspot.com.es/2013/03/atrapalibros-nominado-con-el-premio.html

    Un saludo y sigue así :)

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias por tus palabras. Y por el premio, pero ya lo tengo y ya lo hice una vez.
    El libro tiene cosas muy interesantes pero a veces es un ladrillo
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Yo también quiero mudarme a ese vecindario tan literario!!! ja ja ja aunque acabarían echándome por cotilla y estar todo el día dándoles la paliza cada vez que me los encontrara. En cuanto al libro me estaba interesando un montón hasta que he llegado a la parte de la gran pega que realmente es una pedazo de pega, una pena porque la historia me parecía original e interesante, pero claro, no todo es la historia sino. y mucho más importante, cómo está contada. Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos echarían a patadas a la segunda semana. No intentaré hacerte cambiar de opinión porque es una novela muy complicada de recomendar. Igual si un día te sobra mucho tiempo...pero ni así, creo.
      Muchos besos

      Eliminar