martes, 11 de septiembre de 2012

Un viaje de diez metros.

Un viaje de diez metros.
de Richard C. Morais







DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 288 págs.
  • Editorial: SEIX BARRAL
  • Lengua: ESPAÑOL
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788432209741
  • Año edición: 2012

                                                         MI OPINIÓN

"Un viaje de diez metros" es una decepción. En principio lo tenía todo para gustarme, varios países, historias de personas, culturas diferentes. Pero no ha sido así.

Narrada en primera persona nos cuenta la vida de un chef que nació en la India, tuvo que trasladarse junto a su familia a Londres y después a Lumiére, un pueblo de los Alpes franceses para acabar en París.

La primera parte es muy buena y promete. Toda la historia que tiene lugar en la India está impregnada de magia. Las descripciones de los lugares son muy acertadas y constituyen una explosión de colores, olores, sabores, texturas, sonidos y ruidos. Una historia que se disfruta con todos los sentidos. Además está muy bien encajada en el contexto cultural e histórico.

Los personajes en esta parte están muy bien definidos, cada uno con sus rarezas y sus rasgos característicos que les hacen pasar por toda clase de emociones.

A raíz de un acontecimiento, la familia de Hassan, que es quien nos cuenta la historia y que en esta época sólo es un niño, se ve obligada a abandonar su país. Iniciando un periplo de años que en base a como estaba narrada hasta ahora la novela nos hace pensar que vamos a vivir una aventura apasionante. Pues NO.

No me pregunten qué ha pasado porque no lo sé. Tras pasar tres años en Londres, circunstancia que se despacha en unas pocas páginas la familia llega a Lumiére.

Aquí en este pueblo, se inicia una lucha sin cuartel cuando la familia abre un restaurante hindú dentro de una mansión justo enfrente de otro de estilo francés. La lucha es entre la familia del protagonista y la dueña de dicho restaurante local y el resto ya se lo pueden imaginar. La situación se sale de madre pero para entonces el autor de la novela ya ha conseguido aburrirnos con descripciones interminables de recetas y lugares que parecen más enumeraciones que otra cosa. Los personajes han dejado de evolucionar y parecen de cartón.

Abusa de las referencias culinarias y tanta visualización de alimentos termina por empachar y pierde su función. Para los fans de los libros con recetas yo les diría que se lo ahorrasen.

Pero lo mejor está por venir, porque entonces el muchacho se va a París cuando las cosas se solucionan ¿y qué pasa? Pues nada. Se produce un salto en el tiempo que nos lleva al futuro, es decir, a 2013. Y aquí nos habla del negocio de la hostelería y de la importancia de las estrellas de la guía Michelín. A estas alturas ya quedan pocas páginas y por eso sigues leyendo pero se hacen eternas. El relato ya está deshumanizado por completo y aunque nos cuenta algo más de su vida y alguna que otra pincelada de lo que ocurrió en esos veinte años lo cierto es que ya nos da igual.

A mí me ha quedado la sensación de que alguien escribió la primera parte y luego le dijo al autor: toma, ahora sigue tú, o quizás fue al revés. En definitiva, que parecen dos libros diferentes.

Lo cierto es que este libro parece que ha tenido mucho éxito y que incluso Dreamworks ya prepara la versión cinematográfica. Es lo que tiene que el escritor sea editor de la famosa revista Forbes.

En conclusión, como ya dije al inicio de la reseña, la sensación final es de decepción incluso lástima. No recomendaría su lectura, tengo que ser sincera.

PUNTUACION: 2/5  la primera parte se lo merece, sino...


16 comentarios:

  1. Pues descartada queda. No me sonaba, pero ahora veo que todos esos elementos negativos que destacas tampoco a mí me gustarían.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que te vas a ahorrar sobretodo en tiempo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Justo creo que fue ayer cuando lei otra reseña, si no recuerdo mal de Tizire y comentaba unas impresiones similares, me llamaba el tema de la cultura india pero lo he descartado
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo había leído las primeras páginas en La casa del libro y me fui disparada a la biblioteca a por él. No había leído reseñas porque lo tenía claro, suelo leerlas después para ver si la gente coincide conmigo o ha podido captar cosas que a mí se me escaparon. Ahora mismo voy a buscar esa que dices. Es una pena, la parte en la India está muy bien.
      Besos

      Eliminar
  3. Pues vaya decepción te has tenido que llevar. Yo, ni lo voy a intentar, vamos. lo de las estrellas michelín ya me ha parecido subrealista... qué forma de cargarse un libro...

    un abrazo
    Lupa

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, menudo chasco. Y la verdad es que no entiendo cómo echó por tierra algo que había empezado tan bien. A ver si hay más suerte con el próximo,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es la segunda reseña que leo en el mismo sentido. Y mira que me da rabia, porque cocina e India son dos conceptos que me fascinan. Pero lo dejaré pasar, en vista de la opinión general.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo de la cocina paso pero la verdad es que tiene muchas recetas de comida India. Una pena, qué se le va a hacer. Como se suele decir cría fama...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Norah! Acabo de conocer tu blog por los comentarios que me has dejado y vaya casualidad, coincidimos en varias lecturas! No sólo en esta, donde opinamos de manera similar (aunque creo que yo disfruté un poquitín más el libro), sino que he visto tu reseña de El hombre que quiso matarme, libro que próximamente estará en mi blog! Vamos, que me quedo por aquí, jejeje! Del libro, poco más que decir, la verdad es que es bastante decepcionante. Quizás la película esté mejor... aunque no sé cómo va a remontar la parte final, bastante aburrida. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y bienvenida! Pues tendrán que hacer algo o la gente se dormirá en el cine. Es cierto que coincidimos en muchas opiniones.
      Besos

      Eliminar
  8. No conocía esta novela, pero viendo las referencías que das, no creo que me anime a leerla. Gracias por la reseña.

    Beso!
    Maribel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que hay, ya me gustaría poder haber hecho una reseña diciendo que era una joya....pero bueno, ¡Quedan muchos libros por leer!
      Gracias por comentar.
      Besos

      Eliminar
  9. A mí no me gustan demasiado los libros que tienen referencias culinarias y todo eso... Tal vez por el asunto de las culturas me habría animado, pero con lo que dijiste prefiero pasar...

    Gracias por la reseña. (;

    ResponderEliminar
  10. Pues mejor déjalo pasar, yo de la cocina paso pero este libro es demasiado a partir de la página 53 parece un libro de recetas. Además todas las metáforas que tiene también son referentes a alimentos.

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  11. Hola Norah, no conocía la novela, menos mal que he leído tu reseña, porque se manejan unos elementos que me atraen mucho y seguro que la hubiese comprado y tengo muy buenas lecturas pendientes y poco tiempo.
    Y, aprovecho para hacerme seguidora de tu blog. un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo tenía todo para ser una de esas novelas que se disfrutan con todos los sentidos, y es así en la primera parte hasta que la familia abandona la India.
      Para los que les gustan los libros ambientados en este país yo recomendaría "Mi hermana del alma" de Chitra Banerjee Divakaruni, tiene ya un tiempo y lo leí hace años pero me dejó un buen recuerdo.

      Bienvenida al blog y muchísimas gracias por comentar.

      Besos

      Eliminar